Personaje del año Personaje del año

Sanitarios desplegados con carteles en recuerdo de Laura, la sanitaria fallecida contagiada de Covid-19 en Bilbao. H.Bilbao / Europa Press

Salud | Vida Sana

El colectivo más castigado: más de 93.000 sanitarios contagiados de Covid

Las últimas cifras oficiales del Ministerio de Sanidad el 17 de diciembre hablan de 93.000 sanitarios contagiados de coronavirus en España pero médicos y enfermeros creen que las cifras reales son muy superiores. Tan sólo enfermeras, el dato que maneja el Consejo General de Enfermería es de más de 70.000. Sin contar médicos, técnicos o auxiliares. No hay cifras oficiales de profesionales sanitarios fallecidos.

Sanitarios contagiados el último mes

FECHADiagnosticados los últimos 14 díasCon fecha de inicio de síntomas en los últimos 14 días
17-diciembre3.8521.964
11- diciembre 2.9401.596
4- diciembre3.6231.909
26-noviembre4.2822.219
19-noviembre4.8832.386
Ministerio de Sanidad

La falta de datos ha sido una de las constantes demandas de estos profesionales que en la primera ola se expusieron frente al virus sin la protección necesaria, lo que les colocó durante los primeros meses de la epidemia al frente de un triste ranking. En un informe del Centro Europeo de Control de Enfermedades de finales de abril, los sanitarios españoles eran los que más se contagiaban del mundo con una tasa del 20% frente al 10% de Italia o el 3% de Estados Unidos o China.

Y es que desde marzo, apenas dos días después del Estado de Alarma, El Independiente ya recogía los «mensajes de angustia, miedo, ansiedad, desesperación e impotencia» que lanzaban los médicos de Madrid. Así lo denunciaba aquellos días el principal sindicato de médicos de Madrid, AMYTS, a través de su portavoz Julián Ezquerra: «Los refuerzos no llegan. No hay médicos para sustituirles, ya escasean también enfermeras y otros profesionales. Los centros de salud saturados y con pocos profesionales, el SUMMA112 desbordado. No hay suficientes servicios de limpieza».

Así, los contagios en marzo se llegaban a triplicar de una semana a otra y el 19 de marzo se conoció la primera muerte en el sector. Una enfermera del País Vasco fallecía con 52 años tras seis días hospitalizada. Médicos que se enfrentaban a la enfermedad con bolsas de basura a modo de batas o papel film para protegerse de una enfermedad que se expandía a gran velocidad. Los propios médicos llegaron a publicar tutoriales para fabricar batas con bolsas de basura.

Esa carencia fue denunciada ante los juzgados, que en varias ocasiones emitieron órdenes para obligar a las comunidades autónomas a entregar a los profesionales un material que no estaba disponible.

Sin datos de sanitarios fallecidos

España no ofrece un dato oficial de sanitarios fallecidos por Covid pero la Organización Médica Colegial (OMC) tiene recogidos 80 fallecimientos desde el inicio de la epidemia. Hace unos días les rindieron homenaje en un acto en Madrid en el que reiteraron una petición que lanzaron ya en mayo. Piden que sea considerada una enfermedad de alto riesgo (nivel 4) al ser «un serio peligro para los trabajadores por existir muchas posibilidades de que se propague y ante la inexistencia de tratamientos eficaces».

Esta consideración de la enfermedad de riesgo ha sido también solicitada por Comisiones Obreras, que también denuncia la infraestimación de datos de contagios y muertes. Según su análisis, sólo un 4% de los casos de Covid entre sanitarios se han llegado a considerar accidente de trabajo. De enero a octubre, se registraron sólo 4.817 infecciones y 19 muertes. «Estos datos son ínfimos comparados con la realidad y nos preocupa que no se esté reflejando así. En la Comunidad Valenciana solo se han registrado 48 y los fallecimientos son prácticamente todos de marzo. El número de contagios en España ha sido elevadísimo y esto no se corresponde», denuncia Irene Álvarez, secretaria de Salud Laboral del sindicato.

Desde el Consejo General de Enfermería, su vicesecretario general, José Luis Cobos, también asegura que su entidad «sospecha que los contagiados son muchos más». Por su parte, el portavoz de AMYTS, Julián Ezquerra, asegura que de los «pocos datos» que les ha proporcionado la Consejería de Sanidad de Madrid figuran casi 1.500 profesionales de baja por Covid a fecha de 26 de octubre: «Tenemos una profesión de riesgo, enfermamos mucho más y nos la deberían reconocer como enfermedad profesional».

Las estimaciones del sindicato de enfermería SATSE calculan que un 60% del total de contagiados son enfermeras. «No podemos olvidar que son los profesionales sanitarios que están más en contacto con los pacientes las 24 horas al día todos los días del año», afirman fuentes del sindicato.

Lo cierto es que los profesionales sanitarios han sido el colectivo más castigado por el Covid. Hasta un 17% (mucho más que el 10% general) se ha contagiado, según la ultima ronda del estudio nacional de seroprevalencia. En la ronda anterior de junio ya eran el 10%, el doble que la población general.

Por ello, y porque el aumento de contagios continúa, Cobos pone el foco en el futuro: «Aunque en estos momentos contamos con más y mejor material el número de profesionales y de enfermeras en particular debe ser más. Las enfermeras y enfermeros acusan el agotamiento que ha supuesto tener que doblar turnos, aumentar las jornadas o prescindir de días libres o vacaciones. Al cansancio psicológico que está suponiendo esta pandemia hay que sumar el cansancio físico por la falta de personal», afirma.

De hecho, desde SATSE denuncian que «en la actualidad, aunque los graves problemas de falta de equipos de protección se han solucionado en términos generales, seguimos constatando deficiencias como el hecho de que todos los profesionales sanitarios cuenten siempre con mascarillas de una mayor protección, como son las FFP2, una vez que se ha demostrado científicamente la transmisión del coronavirus por aerosoles».

Coincide desde Comisiones Obreras Álvarez, quien cree que es necesario abordar la consideración de profesión de riesgo y de los accidentes de trabajo «porque el número de contagios ha sido elevadísimo pero también por lo que puede venir».

Al riesgo de contagio se une, además, la carga acumulada de los profesionales donde las plantillas han sufrido un 2020 de trabajo sin descanso y con una mochila de experiencias que, en su mayoría, no podrán olvidar.

Comentar ()