Salud PANDEMIA DE SARS-COV2

C.1.2, la nueva variante que se extiende por Sudáfrica al ritmo que lo hizo la Delta

Laboratorio de Virología Molecular de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en Brasil.

Laboratorio de Virología Molecular de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en Brasil. EFE/ André Coelho

Un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica ha publicado un estudio – aún no revisado por pares – en el que informan de la nueva variante del SARS-CoV2 C.1.2. Este nuevo linaje tiene entre 43 y 59 mutaciones comparado con el virus original de Wuhan y que ha «mutado sustancialmente » respecto la C.1. Esta variante de la que procede fue una de las que se extendió por Sudáfrica a inicios de 2021.

Los investigadores explican que la C.1.2 fue detectada por primera vez en mayo de 2021 en dos provincias de Sudáfrica (Mpumalanga y Gauteng) y desde entonces hasta el 13 de agosto la nueva variante se ha detectado en seis de las nueve provincias sudafricanas (ahora ya está en todas) y siete países, Inglaterra, China, la República Democrática del Congo, Mauricio, Nueva Zelanda, Portugal y Suiza.

La velocidad a la que esta variante se ha extendido en Sudáfrica, avisan los investigadores, es similar a la que se extendieron los linajes que más se han extendido globalmente, como la Delta y la Beta. De representar el 0,2% de los genomas identificados en mayo, la C.1.2 representó el 1,6% de los casos en junio y el 2% en julio. Además, afirman que debido al retraso de entre dos y cuatro semanas que suelen llevar las secuenciaciones, el nuevo linaje del SARS-CoV2 podría estar ya más extendido tanto en África como globalmente.

A pesar de ser la que más mutaciones contiene de las variantes identificadas hasta ahora, los propios investigadores explican en un artículo en The Conversation que aún es pronto para saber si las mutaciones encontradas afectan a que sea más transmisible o tenga más facilidad para evitar la efectividad de las vacunas.

Este mismo martes la Organización Mundial de la Salud rechazaba clasificarla aún como variante de interés o variante de preocupación, ya que aún no se ha comprobado si cumple los criterios para ello. Estos se refieren a la transmisibilidad, la severidad de la enfermedad, el escape inmune, así como riesgos para la salud pública global.

La C.1.2 comparte algunas de las mutaciones de las principales variantes de preocupación – Alfa, Beta, Delta y Gamma – así como tres variantes de interés – Kappa, Eta y Lambda. Además, tiene más mutaciones adicionales y los investigadores creen que es posible que esta nueva variante «evada parcialmente la respuesta inmune» aunque creen que aún las vacunas serían grandes protectoras frente a hospitalizaciones y muertes.

El ratio de mutación de esta nueva variante es entre 1,7 y 1,8 veces más veloz que la media del resto de variantes y creen que parte de estas mutaciones se pudieron producir en un único individuo con una infección prolongada del virus.

El artículo concluye que este nuevo linaje continúa creciendo y los investigadores destacan la necesidad de continuar con la vigilancia.

Te puede interesar

Comentar ()