Salud

Margarita del Val: “Nos infectaremos todos, así que mejor que nos pille vacunados”

Margarita de Val en la puerta del centro de investigacion

Margarita de Val. CSIC

Química, viróloga e inmunóloga, la científica española Margarita del Val es una referencia para comprender en qué punto de la pandemia nos encontramos y qué nos deparan los próximos meses. El principal proyecto de investigación de la Del Val, en estos momentos, está centrado en estudiar y mejorar la respuesta inmunitaria de las personas más mayores para protegerlas de las infecciones graves. Es precisamente en este colectivo en el que la científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC, UAM) más se fija para comprender la situación en la que nos encontramos, ahora que una nueva oleada de contagios nos impacta.

“El número importante de vacunados es el de los más vulnerables. En España y algunos países más hemos vacunado casi al 99% de los mayores de 60 años. En Europa, por término medio, han vacunado a un 90% de mayores de 60 años. Esto quiere decir que Europa está 10 veces peor que España”, afirma la inmunóloga. La buena posición de España con las vacunación la convierte en un caso a seguir de cerca. “España está 10 veces mejor que la media europea ¿Es suficiente? No los sabemos, pero no creo que tengamos que tomar las medidas de Austria. No sabemos lo seguro que es tener sólo al 1% sin vacunar”, añade.

Ese 1% de los mayores de 60 años que no se ha vacunado, es objeto de preocupación de la científica, porque los vulnerables son los más expuestos a la enfermedad grave y muerte y porque nadie se va a escapar del virus. “No ha habido agentes infecciosos que, una vez que entran en una especie, desaparezcan por sí solos. Se contagian siempre que hay personas vulnerables. De virus, sólo han desaparecido la viruela -por una vacuna- y el SARS 1 -porque sólo se contagiaba cuando se tenía fiebre y se tomaron medidas drásticas-. En cuanto vimos que los asintomáticos contagian [ahora sabemos que hasta el 40%] y se escapó de China ya se vio que se iba a quedar con nosotros y que nos infectaríamos todos. Nos infectaremos todos, con ómicron o delta, así que mejor que nos pille vacunados. Si nos pilla vacunados es mucho más leve”, insiste.

Hay que insistir, los pocos que queden por vacunarse, de cualquier edad, pero sobre todo los mayores, que se vacunen».

Margarita del val

Parte de la superación de la pandemia pasa porque todos nos enfrentemos al virus. “Contagiarnos todos no es malo, con todos los demás agentes infecciosos que hay nos estamos contagiando todos, nos hemos contagiado desde pequeños. Contagiarse de mayor, de casi cualquier enfermedad, es peor. Pero ahora con la vacuna es casi como si nos hubiéramos contagiado de pequeños y tuviésemos la memoria inmunitaria desde pequeños. La vacuna está supliendo que no nos contagiáramos de pequeños. Por eso hay que insistir, los pocos que queden por vacunarse, de cualquier edad, pero sobre todo los mayores, que se vacunen. Porque si te pilla vacunado, es la noche y el día. Además si estamos vacunados y nos infectamos -que nos infectaremos- lo que ocurrirá es que la memoria inmunitaria y la protección que nos da la vacuna se reforzará y se hará más amplia, porque en lugar de reconocer a una solo proteína del virus reconocerá a unas cuantas más de las 25. Y esto te da más solidez en la memoria inmunitaria, más solidez frente a las variantes”.

Del Val subraya la eficacia de todas las vacunas, “todas siguen protegiendo mucho de la enfermedad grave”. Insiste en que la tercera dosis es para “las personas que no les prende la vacuna, que tienen un sistema inmunitario que es muy débil por envejecido o tienen una inmunodeficiencia o una inmunosupresión por un tratamiento. Individualmente no sabemos quiénes son todos, pero sí sabemos que a los muy mayores y frágiles de las residencias había que ponérselas los primeros, junto con los mayores de 80 y los inmunodeficientes y luego se ha ido bajando por precaución ante un virus en el que, en cuanto nos relajamos, nos sorprende y nos da otra bofetada. Lo normal es que con esta capacidad que tienen las vacunas de protección no haya más que completar una pauta y ya está, pero como esta pandemia es una situación inédita, preferimos pasarnos de cautos y preferimos poner la tercera dosis, pero no es porque esté fallando ninguna de las vacunas. A quien le ofrezcan una vacuna, que se la ponga, por precaución, pero que tampoco se crea que después puede prescindir de todas las medidas”, mantiene.

Dos meses clave

La viróloga observa que ómicron se está imponiendo a delta. «Las variantes son más contagiosas que otras variantes, tienes que ver las dos a vez, compitiendo una con otra, para ver cuál de las dos infecta a más personas”. Aunque en España no hay muchos casos, la información de otros países de Europa apunta su rápida expansión. “Que sea más contagiosa es un problema, porque estamos en invierno y es cuando más difícil es la ventilación. Sabemos que la ventilación va, después de las vacunas, como la mejor medida contra el Covid,  pero en invierno es difícil. Con ómicron vamos a tener que apretarnos el cinturón y tomar unas medidas un poco más estrictas en todo lo demás, porque se contagia más”.

La subida de contagios está poniendo a prueba la gran cobertura vacunal que Del Val atribuye a la madurez de la sociedad española en este tema y al trabajo del sistema de salud que ha puesto la vacuna. “Con este virus todo es inédito. Este es el primer invierno con vacunas, pero no sabemos si nuestra gran cobertura vacunal va a ser suficiente y nos tenemos que enfrentar a la peor época del año que son las comidas de Navidad y con mucho contacto en interior y poca ventilación y con ganas de dejar atrás al virus”, advierte.

Con ómicron vamos a tener que apretarnos el cinturón y tomar unas medidas un poco más estrictas»

Margarita del val

Del Val insiste en que conviene tomar medidas, aunque la gente esté cansada, “vamos a hacer un esfuerzo para los próximos dos meses. Igual que hicimos el esfuerzo de no salvar la Semana Santa y se salvó a mucha gente. En verano nos desmelenamos, pero era menos arriesgado, ahora sí lo es y tenemos que aguantar un par de meses”, sostiene.

La científica comprende el agotamiento de la gente con la pandemia, pero asegura que son precisamente los científicos los que no han dicho nunca que la pandemia esté terminada. “Esto se va a quedar para siempre, igual que con la gripe hay un número de fallecimientos, con este virus lo seguirá habiendo. No va a desaparecer, quedarán siempre algunas personas que mueran por Covid, porque vas envejeciendo y te pilla en un momento en el que coges una infección”, afirma.

Del Val compara nuestra experiencia en esta pandemia con la que vivimos hace un siglo y la lectura le sale positiva. “Lo que hubiera sido una masacre mundial lo estamos repartiendo en muchas oleadas y, en medio, nos hemos podido vacunar. La pandemia de 1918 fueron unas tres oleadas con una mortalidad brutal. Entonces no podían parar, ni tenían la ciencia de ahora. Agota tener muchas oleadas, pero tenemos vacunas y están funcionando muy bien”, insiste.

Te puede interesar

Comentar ()