Salud

El 42% de las mujeres con reglas regulares sangraron más tras vacunarse del Covid

Una macroencuesta con 39.000 respuestas se publica en 'Science Advances' y sugiere que las más propensas a este aumento fueron las latinas y las premenopáusicas, además de las que habían pasado algún embarazo o tenían algunas enfermedades.

Una mujer recibe la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, en el WiZink Center

Una mujer recibe la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, en el WiZink Center EP

Hace ya más de un año que comenzaron a salir a la luz datos sobre la posible interferencia entre la vacunación de Covid y la menstruación. En España, un estudio con 1.600 mujeres ofrecía datos preliminares claros, que la vacuna alteraba la regla a seis de cada 10.

Posteriormente se fueron sumando estudios y desde el ámbito de la farmacovigilancia, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios llegó a afirmar que no había suficiente relación entre la vacunación con AstraZeneca (la primera que comenzaron a recibir mujeres en edad fértil) y cambios en la menstruación. Posteriormente, volvió a estudiar la relación.

Sin embargo otros estudios han ido ahondando en esa relación y, más allá de la vacuna, con la enfermedad y con el Covid persistente. De hecho, la alteración de la menstruación es uno de los 200 síntomas que se han catalogado en España dentro del long Covid.

A las evidencias anteriores se suma ahora una macroencuesta con más de 39.000 resultados que se publica en Science Advances. En el 90% de los casos las encuestadas se denominaron mujeres y en un 9,1% como género diverso.

La principal conclusión de este estudio es que el 42% de las encuestadas que tenían ciclos menstruales regulares sangraron en mayor abundancia después de la vacunación. Entre las que tenían más probabilidades de que esto ocurriera, según el estudio, estaban las premenopaúsicas, las hispanas o latinas, las que habían pasado un embarazo y las que padecían enfermedades ginecológicas como la endometriosis o el síndrome de ovario poliquístico.

Por otro lado, entre las encuestadas que habitualmente no tenían la regla - por toma de anticonceptivos reversibles u hormonas de afirmación de género. Incluso, afirma el estudio, mujeres ya en la menopausia experimentaron sangrado. "En general, los cambios en el sangrado menstrual son frecuentes y no peligrosos, pero es necesario prestar atención a estas experiencias para fomentar la confianza en la medicina", escriben Katharine Lee y su equipo, que subrayan en un comunicado la necesidad de poner la menstruación en el foco de la ciencia.

Desde España, dos investigadoras en este mismo asunto son la catedrática de Fisiología de la Universidad de Extremadura Ana Beatriz Rodríguez Moratinos y la investigadora posdoctoral Cristina Carrasco, ambas del grupo de Neuroinmunofisiología y Crononutrición de dicha universidad y destacan a Science Media Centre España que este estudio es pionero tanto en el tema como en el número de participantes. Este estudio "describe por primera vez la aparición de sangrado espontáneo en un alto porcentaje de personas no menstruantes, bien por causa de menopausia o por tratamientos hormonales anticonceptivos y transgénero, tras la inoculación de la vacuna contra el SARS-CoV-2. Los datos obtenidos señalan que dichas alteraciones serían temporales y que, entre los factores significativamente influyentes en su aparición, estarían la edad, el padecimiento de efectos secundarios sistémicos asociados a la vacuna (fiebre y/o fatiga), el historial de embarazos y partos y la etnicidad, entre otros".

Para las investigadoras, esta investigación "arroja luz a un fenómeno inicialmente denostado por la sociedad en general y cuya evidencia científica se verá enriquecida en los próximos meses con la publicación de otros estudios similares, incluyendo los realizados en países con alta tasas de vacunación poblacional, como España".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar