Salud

Un estudio con 5.000 mujeres asocia el Covid al final del embarazo con más partos prematuros

Una mujer en el final de su embarazo, cuando tiene más probabilidades de parto prematuro si se infecta de SARS-CoV2

El Covid en el tercer trimestre del embarazo se asocia con una mayor tasa de partos prematuros. Unsplash

La relación entre el Covid y el embarazo y parto ha estado en el punto de mira desde el inicio de la pandemia. En la incertidumbre del inicio de la pandemia por precaución, pero después con la constatación cada vez más acompañada de datos de que las mujeres embarazadas son un grupo de alto riesgo frente al Covid.

En este sentido, un nuevo estudio con datos de 5.000 embarazadas en Israel concluye que la infección por SARS-CoV2 se asocia a un mayor riesgo de parto prematuro, aunque solo cuando se pasa el virus en el tercer trimestre. Los resultados se publican en la revista PLOS ONE y es uno de los primeros en analizar los efectos del Covid según el momento del embarazo.

La investigación, llevada a cabo desde el Centro de Investigación e Innovación Kahn-Sagol-Maccabi, utilizó datos anónimos de los Servicios de Salud en Israel para emparejar a 2.753 mujeres que se infectaron durante el embarazo con 2.753 mujeres sin infección por Covid registrada. El estudio incluyó datos desde el 21 de febrero de 2020 al 2 de julio de 2021.

De las mujeres que pasaron Covid, el 17,4% se infectó en el primer trimestre, el 34,2% en el segundo y el 48,4% durante el tercer trimestre. Así, se vio cómo las mujeres que pasaban el Covid en el tercer trimestre tenía 2,76 veces más probabilidad de tener un parto prematuro que las que no tuvieron Covid. Si la infección ocurría más allá de la semana 34 de embarazo (a un mes y medio del parto) las posibilidades de parto prematuro eran siete veces mayores.

El hecho de infectarse también fue un factor para romper aguas según este análisis. La tasa de rotura fue menor en las infectadas (39,1%) que en las no infectadas (58,3%). El Covid no tuvo que ver con la proporción de cesáreas y pérdidas de bebés, que fueron similares en ambos grupos.

Los investigadores, con la bioestadística Noga Fallach a la cabeza, creen que estos resultados hacen aconsejable que las embarazadas durante el tercer trimestre y sobre todo a partir de las 34 semanas, mantengan más precauciones de distancia y uso de la mascarilla.

Tal Patalon, director del centro de investigación e innovación de Maccabi Healthcare Services, cree que «los resultados son alentadores y tranquilizadores porque la infección por COVID-19 durante el embarazo no se asocia a ningún tipo de pérdida de la gestación».

Estos resultados van en consonancia con una revisión de estudios que publicó la prestigiosa revista British Medical Journal ya en marzo de 2021. Tras analizar 192 estudios, concluyeron por ejemplo que el riesgo de ingreso en UCI de una mujer embarazada con Covid respecto a otra mujer con Covid era del doble.

A lo largo de la pandemia, también se ha estudiado específicamente el posible riesgo de la vacunación en mujeres embarazadas y se ha determinado que la vacuna es altamente recomendable para ellas (por ser población de mayor riesgo). De hecho, el pasado diciembre la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España, entre la que se encuentra la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, emitió una nueva recomendación que incluía a las embarazadas en el colectivo idóneo para recibir la dosis de refuerzo. Una investigación mostró que la vacuna era más efectiva si se ponía en el tercer trimestre.

Te puede interesar

Comentar ()