Aragón, por su proximidad a Cataluña, se ha convertido en una de las regiones receptoras de ahorro procedente de la comunidad autónoma inmersa en la crisis soberanista. CaixaBank y Sabadell han realizado numerosas aperturas de cuentas de clientes catalanes en oficinas del resto del territorio nacional, siendo Zaragoza una de las ciudades que ha mostrado un especial dinamismo.

Sin embargo, el trasvase de dinero dentro de los mismos grupos bancarios no ha evitado la fuga de clientes y depósitos de los grupos catalanes. Aunque no hay cifras oficiales y CaixaBank y Sabadell aseguran que las salidas no han sido significativas, empleados de entidades de la competencia aseguran que los últimos días no han dado abasto para dar servicio a clientes de los bancos liderados por Gonzalo Gortázar y Jaume Guardiola.

El director de una oficina de Zaragoza de BBVA asegura que, “con la entrada de dinero de los últimos días, han cubierto ya los objetivos comerciales del año” y señala que “sólo el jueves las oficinas de Zaragoza capital captaron 50 millones de euros procedentes de CaixaBank y Sabadell”.

Entretanto, para frenar la salida de dinero y tranquilizar a sus clientes, los dos grupos financieros catalanes aprobaron la semana pasada el traslado de sus sedes sociales. CaixaBank optó por mover su domicilio a Valencia y Sabadell, a Alicante.

Reembolsos de gestoras catalanas

En medio del desafío independentista, septiembre ha sido un mal mes para las gestoras de fondos catalanas. CaixaBank Asset Management, la mayor gestora de fondos del España con 44.704 millones de euros patrimonio y más de dos millones de partícipes, fue la entidad que más dinero perdió en septiembre. La gestora del grupo catalán registró reembolsos netos por valor de 261 millones, según datos adelantados por Inverco. La firma asegura que el dinero no ha salido del grupo, sino que ha ido a parar a otros productos que comercializa, como pensiones y seguras.

Junto a ésta, EDM, Caja de Ingenieros, Degroof Petercam, Gesiuris, Catalana Occidente y Gestefin han sufrido fugas netas de patrimonio en el último mes.

La incertidumbre por la amenaza a una declaración unilateral de independencia también propició que esta semana la plataforma de inversión iBroker comunicara a sus clientes su decisión de retirar “temporalmente” de Banco Sabadell el dinero de sus clientes y traspasarlo a otras entidades.