Economía

Colonial, presidida por uno de los ‘jefes’ de los empresarios catalanes, también traslada su sede a Madrid

Juan José Brugera es presidente del Círculo de Economía, el gran lobby de los directivos catalanes, y también lo es de Colonial. La inmobiliaria ha aprobado su salida de la región.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, y el presidente del Círculo de Economía y de Colonial, Juan José Brugera

El presidente catalán, Carles Puigdemont, y el presidente del Círculo de Economía y de Colonial, Juan José Brugera EFE

El éxodo de grandes empresas catalanas que huyen de la región continúa. Y la salida de algunas compañías tiene un significado especial. El consejo de administración de Colonial ha aprobado por unanimidad el traslado de su domicilio social de Barcelona a Madrid para proteger su negocio y los intereses de sus accionistas de la inseguridad jurídica creada por el desafío independentista.

La inmobiliaria patrimonialista está presidida por Juan José Brugera, que también es presidente del Círculo de Economía, el gran lobby de los empresarios catalanes. Brugera comparte junta directiva de la organización con otros pesos pesados del empresariado regional como Jordi Gual, presidente de Caixabank, o Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell. Ambas entidades ya aprobaron la pasada semana el traslado de su sede, una a Valencia y la otra a Alicante.

El Círculo de Economía manifestó la semana pasada su apoyo a una salida dialogada a la crisis institucional catalana. La organización subrayó que la situación en Cataluña es “extremadamente preocupante” y avisaba del impacto que ello puede tener sobre la recuperación económica y el empleo. Más aún, mostró su “máxima preocupación ante la posibilidad de una declaración unilateral de independencia”, porque ello, vaticina, “sumiría al país en una situación extraordinariamente compleja y de consecuencias desconocidas pero, en cualquier caso, muy graves”.

El Círculo de Economía, la más transversal de las tres grandes organizaciones del poder económico catalán -Fomento del Trabajo, la Cámara de Barcelona y el Círculo-, ya reclamó el pasado junio al presidente catalán, Carles Puigdemont, que respetara la lealidad y aceptara la invitación del Gobierno para explicar su propuesta de referéndum al Congreso.

La marcha de Colonial

Colonial también abandona Cataluña, lo que deja a Grifols como único grupo del Ibex que mantiene su sede en la región. La inmobiliaria patrimonialista ha aprobado el traslado de su sede social de la Avenida Diagonal de Barcelona a las oficinas que tiene en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Colonial concentra en Barcelona el 19% de su cartera de oficinas, valorada en total en unos 8.000 millones de euros. Otro 35% está en Madrid y en 46% restante, en París. La agencia de calificación Moody’s ya advirtió la pasada semana sobre el riesgo de una posible devaluación de su cartera de activos por la actual situación política en Cataluña. La firma descartó, no obstante, el rating de la compañía española por el reducido peso de lo inmuebles catalanes en el total de sus activos.

Te puede interesar

Comentar ()