Economía

MásMóvil roba más de 300.000 clientes a Movistar, Vodafone y Orange este año

El grupo amarillo crece con fuerza en pleno récord de portabilidades de móvil, mientras Telefónica, Vodafone y Orange pierden cada una entre 130.000 y 150.000 clientes que pasan a otra compañía.

logo
MásMóvil roba más de 300.000 clientes a Movistar, Vodafone y Orange este año
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil. MásMóvil

Resumen:

En lo que va de año más de 5 millones de usuarios de teléfono móvil han cambiado de compañía, en torno a un 10% del total. Sólo en octubre fueron casi 613.000 los números móviles se fueron a una nueva compañía, el mayor dato en casi cuatro años (desde enero de 2014). MásMóvil es la operadora que, con mucho, más está creciendo en este mercado en ebullición con ofertas orientadas a los clientes más sensibles al precio y que quieren servicios ajustados. Entre enero y octubre, MásMóvil –que el año pasado compró Pepephone y Yoigo- ha robado 302.573 clientes a sus grandes rivales, mientras que los pequeños operadores móviles virtuales (OMV) han arrebatado a otras compañías otros 117.348 usuarios más. En esta guerra de portabilidades, en lo que va de año Movistar ha perdido 148.677 clientes que han ido a otras telecos; Vodafone, 140.920 usuarios; Orange, otros 130.324, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). En términos globales, contabilizando tanto portabilidades como clientes no procedentes de otras empresas, MásMóvil ha sumado un total de 571.004 nuevos usuarios hasta octubre, sumando un total de 4,82 millones líneas móviles. Telefónica también crece y mucho, con 233.266 nuevos clientes en total –parte de ellos fruto de sumar líneas adicionales en sus tarifas Fusión-, hasta los 15,54 millones de usuarios móviles en España. Entre enero y octubre, Orange y Vodafone pierden terreno en el mercado del móvil. El grupo francés recorta su base en 170.000 clientes, hasta los 13,95 millones, y Vodafone pierde 49.500 usuarios, hasta los 13,09 millones. Los OMV han sumado algo más de 170.732 nuevos clientes en lo que va de año.

Las telecos se han embarcado en una guerra comercial para quitarse clientes unas a otras. En lo que va de año más de 5 millones de usuarios de teléfono móvil han cambiado de compañía, en torno a un 10% del total en España. Sólo en octubre fueron casi 613.000 los números móviles se fueron a una nueva compañía, el mayor dato en casi cuatro años (desde enero de 2014).

MásMóvil es la operadora que, con mucho, más está creciendo en este mercado en ebullición con ofertas orientadas a los clientes más sensibles al precio y que quieren servicios ajustados. Entre enero y octubre, MásMóvil –que el año pasado compró Pepephone y Yoigo- ha robado 302.573 clientes a sus grandes rivales, mientras que los pequeños operadores móviles virtuales (OMV) han arrebatado a otras compañías otros 117.348 usuarios más.

En esta guerra de portabilidades, en lo que va de año Movistar ha perdido 148.677 clientes que han ido a otras telecos; Vodafone se ha quedado sin 140.920 usuarios;  y Orange ha perdido otros 130.324, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

En términos globales, contabilizando tanto portabilidades como clientes no procedentes de otras empresas, MásMóvil ha sumado un total de 571.004 nuevos usuarios hasta octubre, acumulando ya un total de 4,82 millones líneas móviles. Telefónica también crece y mucho, con 233.266 nuevos clientes en total –parte de ellos fruto de sumar líneas adicionales en sus tarifas Fusión-, hasta los 15,54 millones de usuarios móviles en España.

Entre enero y octubre, Orange y Vodafone pierden terreno en el mercado del móvil. El grupo francés recorta su base en 170.000 clientes, hasta los 13,95 millones, y Vodafone pierde 49.500 usuarios, hasta los 13,09 millones. Los OMV han sumado algo más de 170.732 nuevos clientes en lo que va de año.

Diferentes públicos

Las grandes telecos esgrimen que el público objetivo en que quieren crecer no es el mismo al que se dirige MásMóvil. Mientras que el grupo amarillo lucha por captar clientes en el segmento de ofertas económicas, Movistar, Vodafone y Orange argumentan que su expansión se dirige a clientes premium, que contratan todos o gran parte de sus servicios a través de tarifas convergentes (telefonía e internet fijos y móviles, más televisión) y que buscan mejor servicio aunque sea a precios más altos.

En este sentido, el mercado de internet en casa está registrando un comportamiento relativamente diferente al del móvil. MásMóvil también es el que más crece prácticamente desde la nada, con 295.300 nuevos clientes de banda ancha fija, hasta sumar un total de 417.000 hasta octubre.

Vodafone también crece con fuerza, con 174.500 nuevos usuarios, hasta sumar 3,3 millones; y Orange eleva su base de clientes con 34.400 más, hasta los 3,9 millones. Por su parte, Movistar también pierde en el negocio de la banda ancha fija, con una caída de casi 42.000 clientes entre enero y octubre, pero sigue líder con 5,9 millones de usuarios de internet en casa.

La doble batalla comercial por lo caro y lo barato

En los últimos dos años los grandes grupos de telecomunicaciones han venido centrado sus esfuerzos en crecer en el segmento de los clientes premium, los más rentables, ofreciendo cada vez más servicios… y cada vez más caros. Telefónica, Orange y Vodafone han ido aplicando subidas de sus tarifas de unos pocos euros a cambio de disparar el volumen de datos móviles o de nuevos servicios.

Pero en paralelo, en los últimos meses todas las grandes telecos se han metido de lleno también en otra batalla por los para quedarse con el negocio de los clientes que quieren tarifas económicas para servicios convergentes de prestaciones más ajustadas. Un nicho de bajo coste en el que Más Móvil –tras la integración de Yoigo y Pepephone- está creciendo con fuerza, en el que VodafoneOrange ya habían irrumpido hace meses, y en el que Movistar acaba de estrenarse.

Telefónica, a través de su marca de bajo coste Tuenti, ha lanzado  ofertas convergentes con fibra óptica y móvil a bajo precio entre 36 y 50 euros mensuales, mejorando así en valores absolutos las tarifas de sus rivales directos. Vodafone lanzó sus ofertas económicas de fibra y móvil a través de Lowi (con tarifas entre 37 y 47 euros) y Orange hizo lo propio mediante Amena (entre 40,95 y 45,96 euros).