Economía | Empresas

Los sindicatos de Vodafone se movilizan: convocan una huelga parcial contra el ERE

logo
Los sindicatos de Vodafone se movilizan: convocan una huelga parcial contra el ERE
Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España. Europa Press

Resumen:

Arrancan las movilizaciones contra el ERE prepara Vodafone España para 1.200 empleados. Los sindicatos UGT, CCOO y STC han convocado un primer paro parcial de una hora para el próximo 29 de enero (de 12.30 a 13.30h) en protesta contra el recorte de plantilla que prepara la operadora.

Los sindicatos se han reunido hoy con la dirección de Vodafone en un acto de conciliación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), un primer paso preceptivo para convocar movilizaciones. El encuentro, como era de esperar, se ha cerrado sin ningún acuerdo, y la autoridad laboral ha dado vía libre para organizar movilizaciones.

“Hoy ya os podemos confirmar que las secciones sindicales más representativas en el Grupo Vodafone España, UGT, CCOO y STC, tenemos el permiso de la autoridad laboral para convocaros a toda la plantilla a la huelga”, explican los sindicatos en una nota interna remitida a la plantilla, en la que cargan contra el ERE por “injusto y desproporcionado”.

Fuentes sindicales apuntan que el paro convocado previsiblemente será sólo el primero, y que le seguirán otras acciones. En principio, nuevos paros parciales, pero no se descarta acabar organizando jornadas de huelga completas.

Vodafone se prepara para un duro plan de ajuste que incluirá un recorte de empleo que afectará puede acabar afectando a una cuarta parte de su plantilla en España. La operadora comunicó la pasada semana a los sindicatos su intención de ejecutar un expediente de regulación de empleo (ERE) para un máximo de 1.200 empleados (de un total de 5.100), confirmando así la información adelantada en exclusiva por El Independiente.

La dirección de la operadora y las organizaciones sindicales con representación en el grupo –UGT, CCOO y STC- constituirán la mesa de negociación previsiblemente la próxima semana, y a partir de entonces –en torno al 25 de enero- se dan un mes para alcanzar un acuerdo para las medidas de ajuste que plantea la compañía.

La compañía se declara “sensible al impacto” de una medida tan dura como recortar 1.200 empleos y asegura que buscara “el mejor acuerdo posible tanto para los empleados como para la empresa”. Pero desde los sindicatos ya han mostrado su rechazo a la medida (“innecesario”, “desmesurado”…) y se prepara para marcar sus líneas rojas de cara a la negociación que viene.

Las organizaciones sindicales se han marcado como objetivo no permitir ni un solo despido, que ni una de las salidas previstas sea forzosa, y sólo están dispuestos a pactar bajas voluntarias y prejubilaciones, según confirman varias fuentes sindicales. Y aunque aún no precisan cifras, presionarán para rebajar ese tope de 1.200 empleados afectados que maneja Vodafone.

La dirección de la operadora, comandada por su presidente Antonio Coimbra, justifican una “medida difícil pero necesaria” en razones “económicas, productivas y organizativas”. La compañía esgrime los ingresos y la rentabilidad de Vodafone España están cayendo, que debe adaptar su estructura de costes a la agresividad comercial y el auge del segmento de bajo precio y precio medio, y que ha de agilizar su organización para adaptarse a lo que demanda el cliente.

UGT, CCOO y STC responsabilizan con dureza en sendos comunicados a la propia dirección del grupo de la “deriva de fracaso” de la compañía por su “incompetencia”, critican los “continuos errores de gestión y estratégico”, y cargan contra la decisión de la compañía de tratar de enjugar esos fallos con continuos recortes de empleo.

El que ahora prepara se trata del tercer gran recorte de empleo de Vodafone España en los últimos seis años. La compañía ya presentó un ERE en 2013 que afectó a 900 trabajadores y otro más en 2015 con 1.059 salidas de empleados.