Economía | Empresas

Frente de petroleras e industrias para exigir un hachazo aún mayor para las gasistas

Con el sector energético en pie de guerra por los recortes que vienen, más de una decena de patronales industriales reclaman a la CNMC acelerar la reforma para ahorrarse en la factura 1.500 millones más

logo
Frente de petroleras e industrias para exigir un hachazo aún mayor para las gasistas
Planta industrial de la papelera Saica.

Planta industrial de la papelera Saica. GAsIndustrial

Resumen:

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) está dispuesta a provocar una revolución en la factura eléctrica y en la de gas. El supervisor ha puesto a medio sector energético en pie de guerra por defender una fuerte rebaja de lo que cobran las compañías por sus redes y ha propuesto también una rebaja de los peajes de transporte y distribución que pagan los clientes en su recibo.

Las compañías energéticas presionan a la CNMC y buscan el respaldo del Gobierno para frenar el hachazo que se les viene por lo que cobran por sus actividades reguladas (singularmente por sus redes de transporte y de distribución de luz y gas). Pero las grandes industrias, con sus intereses en las antípocas de las eléctricas y gasistas, se mueven en defensa de los recortes. Y, de hecho, no sólo respaldan el hachazo que prepara la CNMC A la retribución de las energéticas, sino que reclaman que sea aún mayor.

Cuanto mayor sea el recorte a lo que cobran las compañías energéticas, en principio, mayor será la rebaja de la factura que pagan esas compañías industriales. Por ello, un grupo de once patronales industriales han presentado alegaciones conjuntas ante la CNMC sobre el proyecto de nueva regulación para el sector del gas para exigir adelantar los recortes y ampliar así la rebaja a la retribución de los grupos gasistas.

Todo el recorte sin retrasos

Asociaciones industriales (Acogen, Anfevi, Ascer, Aspapel, Confevicex, el Consejo Intertextil Español, Feique, GasIndustrial y Unesid) y también la patronal de las petroleras AOP piden que los recortes se apliquen en su totalidad desde 2021, sin el periodo transitorio que ha diseñado la CNMC y que hará que los ajustes se apliquen progresivamente en los primeros cuatro de los seis años que incluye el periodo regulatorio, de 2021 a 2026.

La gran industria y las petroleras –que suman más del 80% de consumo de gas de la industria española- defienden que, en caso de iniciar todos los recortes en 2021, los recortes a las gasistas serían de 1.500 millones más, con el consiguiente ahorro para el sistema y para los propios clientes. Las asociaciones empresariales denuncian que la “sobrerretribución” a las compañías de gas en los últimos cinco años alcanza los 5.000 millones de euros.

El choque con las gasistas (comandadas por Naturgy y Enagás, las compañías más afectadas por los recortes) es total. Tanto que las industrias acusan a las empresas gasistas de maniobrar para “paralizar y retrasar el proceso de ajuste, lo que implicaría prorrogar su situación actual”. Y es que, si la CNMC no aprueba la nueva regulación antes del 31 de diciembre, los recortes no podrán aplicarse y se renovará la actual remuneración durante seis años más.

Las circulares propuestas por la CNMC, en sus términos actuales, supondrían un ahorro para el conjunto de los consumidores de gas -domésticos e industriales- que se iría aplicando gradualmente desde 2021, empezando ese primer año por sólo unos 200 millones de euros para alcanzar en el 2025 unos ahorros cercanos a los 1.000 millones de euros.

Las alegaciones de las industrias buscan “optimizar” esos ahorros desde el primer año 2021, añadiendo adicionalmente a la propuesta de la CNMC un recorte de más de 500 millones de euros al año. El ahorro adicional en pagos del sistema que reclama la industria en el periodo 2021-2024 supone unos 1.500 millones extra frente al plan de la CNMC.

Desventaja de la industria española

Las compañías industriales españolas denuncian la “desventaja competitiva” en relación a sus rivales europeos por la mayor factura de gas que deben pagar. Las asociaciones recogen en sus alegaciones a la CNMC que los grupos industriales españoles pagan en los peajes del gas “el doble que los franceses, el triple que los británicos y hasta seis veces lo que los alemanes”.

“Los peajes del gas en España son un 45% superiores a la media europea y lastran la competitividad de las empresas españolas frente a sus homólogas europeas en los mercados globales”, alertan las patronales. “Hay que erradicar la desventaja competitiva en gas que soporta la industria en España con miles de industrias y cientos de miles de empleos”.

En paralelo, la gran industria carga contra las empresas gasistas por estar “sobrerretribuidas” por sus actividades y sus activos de transporte y regasificación, “con unas rentabilidades un 54% superiores al promedio de empresas similares de la UE”.