Economía | Política

La Comunidad de Madrid 'requisa' rastreadores a las mutuas para formarlos en 24 horas

CCOO critica que la región quiere formar en un solo día a entre 18 y 54 rastreadores tras contratar a Quirón porque no le daba tiempo a enseñarles

Isabel Díaz Ayuso. EP

La Comunidad de Madrid sigue en busca de rastreadores ante el fuerte aumento de los contagios que está experimentado la región y tras el toque de atención de Fernando Simón por no detectar correctamente a los positivos asintomáticos. Tras contratar a Quirón para el suministro de 22 trabajadores, acude a las mutuas para conseguir entre 18 y 54 rastreadores más. Según denuncia CCOO, el Gobierno regional quiere obligar a las mutuas a que le cedan trabajadores para esta labor, para la que les darán una formación de tan solo un día de duración.

Para ello, la Comunidad de Madrid se basa en la Orden 920/2020 de 28 de julio de la Consejería de Sanidad, que contempla el recurso a «los centros y establecimientos sanitarios privados, su personal y las mutuas de accidentes de trabajo» para poder ofrecer una adecuada asistencia sanitaria en caso de «emergencia sanitaria». Sin embargo, desde CCOO denuncian que esta orden se refiere solamente a la asistencia sanitaria, no a la prevención.

No es la primera vez que el Gobierno regional recurre a las mutuas para la gestión de la pandemia, sino que ya lo hizo hace semanas para ofrecer asistencia a los enfermos y evitar el colapso de los hospitales.

En esta ocasión, busca aumentar la plantilla de rastreadores, para la que hace unos días concedió a la empresa privada Quirón un contrato por 194.223 euros para la puesta a disposición de de 22 trabajadores. La Comunidad de Madrid consideró «imprescindible» recurrir a un proveedor externo debido al «tiempo de formación necesario, la eventual rapidez con la que puedan producirse cambios en la situación epidemiológica y el carácter anticipatorio que se busca».

Sin embargo, con el personal de las mutuas el tiempo de formación no va a ser un problema. Según explican fuentes del sindicato a El Independiente, la Comunidad de Madrid planea formar a los rastreadores procedentes de las mutuas en 24 horas, durante una sesión que se celebrará el próximo 17 de agosto, con el fin de que se incorporen el 19 de este mismo mes.

Desde la Comunidad de Madrid explican que «se ha tomado contacto con las mutuas para buscar alguna colaboración», si bien el sindicato explica a este periódico que «es lo que se va a hacer», pues «no lo han planteado como una propuesta voluntaria para que cada una aporte los trabajadores que pueda».  

Hasta 54 rastreadores

Mediante este recurso, la Comunidad pretende conseguir entre 18 y 54 rastreadores, pues está pidiendo a entre 1 y 3 a cada una de las 18 mutuas de la región, según explican fuentes del sindicato.

La orden en la que se basa el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no especifica cómo ha de producirse la contratación de estos trabajadores, si bien desde el sindicato suponen que se realizará del mismo modo que durante la pandemia, es decir, que sus sueldos se cargarán a los Presupuestos Generales del Estado (dado que las mutuas dependen de la Administración central), según explican desde el sindicato, que ha intentado, sin éxito, aclarar esta situación con la Seguridad Social. «No sabemos si va a hacer algo», apuntan.

«Lo que está haciendo la Comunidad de Madrid es requisar recursos ajenos porque no quiere realizar las inversiones a las que se comprometió y buscar tarde y mal personal a coste cero sin ninguna garantía en las condiciones de trabajo. Además, este requerimiento supone una carga de trabajo añadido para los profesionales de las Mutuas y supondrá llevar al límite a estas entidades que, recordemos, se encargan de la gestión de la salud de los trabajadores», añade el sindicato.

Los rastreadores que se incorporen el día 19 procedentes de las mutuas recibirán una formación de la Comunidad, pero las siguientes tandas recibirán la enseñanza de los primeros en unirse, según explica CCOO.

«Se está produciendo una falta de disposición política de la Comunidad de Madrid para hacer lo que se comprometió hace meses a hacer, que es contratar a rastreadores», critican estas fuentes.

Lío con los rastreadores

La Comunidad de Madrid cuenta en estos momentos con unos 400 profesionales dedicados al rastreo de contagios por Covid-19 y ha intensificado durante los últimos días la búsqueda de más. Esta misma semana se conoció que concedió a Quirón un contrato por 194.223 euros para cubrir 22 plazas, de las que 20 serán auxiliares de enfermería y 2 médicos.

Lo hizo con la justificación de que la Comunidad no disponía de tiempo para formar a estos rastreadores y era necesario recurrir a la experiencia de un proveedor externo. Sin embargo, se ha conocido más tarde que Quirón, la empresa adjudicataria, ofertó en InfoJobs diez puestos para auxiliares de enfermería y dos para médicos el miércoles pasado, cinco días antes de que la administración hiciese pública la concesión, que se otorgó sin publicidad.

El contrato llegó después de que el Colegio Oficial de Médicos de Madrid hiciera público que envió a la Consejería de Sanidad a finales del mes de marzo un listado con 1.798 profesionales que se ofrecían para trabajar como rastreadores. Lo hizo a través de una lista encriptada que requería una contraseña para su lectura, si bien la Comunidad jamás solicitó esa clave de acceso.

Comentar ()