Economía | Pensiones

Los ERE impulsan las consultas sobre prejubilaciones en medio de la reforma de Escrivá

Manifestantes contra el ERE de Caixabank en las Torres Kio de Madrid.

Manifestantes contra el ERE de Caixabank en las Torres Kio de Madrid. Cézaro De Luca / Europa Press

La reforma de las pensiones del ministro José Luis Escrivá está inquietando a los trabajadores de grandes empresas inmersas en procesos de despidos y reestructuración, sobre todo de la banca y el retail, que podrían verse obligados a prejubilarse en los próximos meses.

Según han explicado fuentes sindicales a este periódico, los empleados de Bankia, Caixabank, BBVA y H&M, entre muchos otros nombres no tan conocidos, están acudiendo a los sindicatos a consultar si les podría afectar, y cómo, la reforma que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones está negociando con los agentes sociales estos días y que va a endurecer algunas jubilaciones anticipadas.

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) que están llevando a cabo tantas grandes empresas han traído consigo la propuesta de prejubilar a miles de trabajadores desde edades muy tempranas: por ejemplo, BBVA ha ofrecido que los trabajadores puedan optar a una prejubilación desde los 52 años en el marco de la negociación con los sindicatos que está llevando a cabo por el ERE. En total, BBVA quiere terminar el proceso con 3.448 salidas.

En ese sentido, los sindicatos confirman que los trabajadores de estas empresas están «muy pendientes de cómo va a quedar» la reforma de las pensiones. «Recibimos consultas constantemente», aseguran. También recuerdan que muchos están preguntando cómo les afectaría el nuevo acuerdo en caso de verse en la obligación de jubilarse anticipadamente ya que la inmensa mayoría de los prejubilados no lo hace a voluntad propia, sino de forma forzosa.

Las reforma de las pensiones y las prejubilaciones

La reforma de las pensiones que se acordará entre sindicatos, organizaciones empresariales y el Ministerio en los próximos días, no afectará a los trabajadores que acuerden la salida de su empresa este año, puesto que entrará en vigor en 2022.

Además, Ignacio Corchuelo, socio del departamento Laboral de Garrigues, recuerda que la reforma va sobre todo orientada a endurecer las penalizaciones (o los desincentivos) sobre las prejubilaciones voluntarias (y muy tempranas, o al revés, a las que les resten solo un par de meses para llegar a la edad de jubilación), no las involuntarias o forzosas, como sucede en el caso de los afectados por los ERE.

Sin embargo, para quienes sí estén pensando en jubilarse anticipadamente de forma voluntaria, el nuevo acuerdo prevé un aumento del coeficiente reductor de la pensión de alrededor del 20% para quienes quieran retirarse dos años antes de la edad legal, ahora mismo en los 67 años. El coeficiente reductor también aumenta si la persona que desee retirarse antes solo le quedan uno, dos o tres meses para la edad legal.

ERE en Caixabank y BBVA

Los ERE que los grandes bancos están planteando esta primavera contemplan miles de despidos que llevarán consigo miles de prejubilaciones.

En el caso de BBVA, se está negociando que los trabajadores de entre 56 y 57 años con 15 años de antigüedad reciban una indemnización del 65% de su salario fijo, multiplicada por cuatro hasta los 61 años con revalorización del 1%.

Para el personal de entre 58 y 62 años, la indemnización sería de hasta el 70% de la retribución fija hasta los 63 años y para los empleados de 63 años o más, BBVA propone una indemnización de 20 días por año con un tope de un año.

En cuanto a las prejubilaciones, BBVA ha planteado que puedan acceder a ellas los trabajadores que lleven 10 años en el grupo, frente a los 15 que propuso en su anterior oferta.

De su lado, Caixabank quiere que salgan hasta 7.600 personas (inicialmente eran 8.300). Además, en su última propuesta, la entidad amplía el pago fraccionado correspondiente al 54% del salario fijo, además del pago del convenio especial con la Seguridad Social a los trabajadores desde los 56 años hasta cumplir los 63.

Los empleados a partir de los 54 años recibiría una indemnización de pago único consistente un 53% del salario multiplicado por 5,5, así como el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta que el trabajador cumpla 61 o 62 años. Aquellas personas que tengan 52 y 53 años recibirían una indemnización del 50% de su salario regulador multiplicado por 5,5.

En la nueva propuesta, el banco establece una indemnización de 35 días de salario por año de servicio en hasta 24 mensualidades. Mantiene también el 60% en el límite máximo de empleados mayores de 52 años que pueden unirse al plan de extinciones de contrato.

Orange también está negociando un ERE para el 15% de su plantilla (afectará a 485 empleados como máximo), Telefónica está inmersa en un ajuste de personal con un Plan de Bajas Incentivadas y H&M ha anunciado otro ERE y el cierre de 30 tiendas.

Comentar ()