Economía | Empresas

Fainé: el hombre que se antoja clave para parar los pies a lo saudíes por el control de Telefónica

El empresario ya ejerció de contrapeso en Naturgy con IFM

El presidente de Telefónica y el CEO saliente de Inditex son las principales novedades en el órgano de gobierno de la fundación bancaria, que ha reelegido a Isidro Fainé como presidente para los próximos cuatro años.

Isidro Fainé, reelegido presidente de Fundación “la Caixa”. Fundación “la Caixa”

Isidre Fainé podría volver a resultar clave en una operación en la que una sociedad extranjera tiene apetito por asaltar una compañía española denominada estratégica. Con la irrupción de Saudí Telecom en el accionariado de Telefónica las alarmas se han encendido en el ámbito político y empresarial. La operadora ha cambiado de manos y su principal accionista es una empresa de telecomunicaciones extranjera y esto conlleva a muchas especulaciones.

Telefónica tiene importantes contratos repartidos en diferentes ministerios, entre ellos en Defensa, guarda información sensible y datos de millones de personas, tiene una red de infraestructura milmillonaria y tiene negocios repartidos por medio mundo. Razones suficientes para que Arabia Saudí haya decidido pagar más de 2.000 millones de euros por controlar el 9,9% y ser el accionista de referencia.

El hecho de que una sociedad participada por Arabia Saudí ha vuelto a abrir el debate si el Gobierno debiera estar dentro del accionariado de las empresas clave para los intereses nacionales. Si bien en Alemania, Italia o Francia, el Estado acapara gran parte del capital social, no ocurre lo mismo en España. Por eso, las propias cotizadas se encomiendan a los grandes inversores patrios para poder ejercer contrapeso en caso de que fondos o sociedades internacionales irrumpan en el accionariado.

Es aquí donde en Telefónica aparece Isidre Fainé. El presidente de Criteria Caixa, brazo inversor de La Caixa, mantiene una fuerte apuesta en la operadora española. Desde hace meses, el holding ha venido acumulando acciones demostrando su confianza en los títulos de la teleco. En las últimas horas, Criteria ha comprado 389.000 acciones de Telefónica, con un rango de precios entre 3,73 y 3,84 euros por título, con lo que la inversión total ronda los 1,5 millones de euros. Las adquisiciones se realizaron el pasado día 6 de septiembre, según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuando ya se conocía el movimiento de Arabia Saudí.

Días antes de que STC irrumpiera en el capital social de la operadora española, Criteria volvió a adquirir 34.000 títulos con un rango de precios de entre 3,74 euros y 3,85 euros. Así, Fainé controla el 2,5% de Telefónica, cuando hace ocho meses apenas superaba el 2,1%. Este verano, y cuando según apunta Expansión, Morgan Stanley aceleró las compras de acciones a petición de STC, Criteria volvió a salir al mercado e incrementó su paquete de títulos. Así, CaixaBank y su brazo inversor acaparan casi el 6% de la operadora española.

Con todo, tras la operación comunicada el pasado martes, en la que Saudi Telecom (STC Group), el principal operador saudí, ha adquirido una participación del 9,9% en la teleco española por un importe total de 2.100 millones de euros. Así, la teleco saudí se convirtió en la máxima accionista de Telefónica, ocupando un lugar de privilegio que poseía hasta hoy BBVA, que cuenta con el 4,87% de los derechos económicos.

En concreto, según indica el sitio web de Telefónica, la lista de principales accionistas de la compañía queda a partir de este martes de la siguiente forma: Saudi Telecom (9,9%), BBVA (4,87%), BlackRock (4,48%) y CaixaBank (3,50%).

Fuentes financieras explican a este periódico que Isidre Fainé “tiene la intención de comprar acciones de Telefónica” por diversos motivos. Entre ellos se encuentra el precio de la acción. Los informantes indican que Criteria Caixa no quiere que el precio de sus títulos se devalúen tras la crisis en bolsa que arrastra la compañía desde hace unos años. Por otra parte, remarcan que el empresario “volverá a ejercer su liderazgo” para que sociedades extranjeras no puedan “tener el control absoluto” de una compañía española.

Poder en Naturgy

Y es que la historia que ha sucedido en Telefónica tiene similitudes con lo que pasó en Naturgy. IFM, fondo de inversión australiano, lanzó una OPA para controlar por completo la energética. Criteria Caixa, uno de los principales accionistas de la empresa, plantó cara a los planes de la firma y ejerce de contrapeso.

El último encontronazo llegó con la llegada de un consejero delegado a Naturgy. Los fondos extranjeros negociaron con Ignacio Gutiérrez-Orrantia, pero finalmente no llegó y declinó la oferta. Isidre Fainé mantiene confianza plena en el presidente ejecutivo Francisco Reynés y no quería que el directivo perdiera poder dentro de la cúpula directiva de la energética.

Criteria ratificó "su confianza en el equipo gestor de la compañía encabezado por su presidente, Francisco Reynés, y apoyará sus propuestas dirigidas a poder afrontar los importantes retos de la compañía en los próximos años”.

Cabe recordar que el mayor accionista de Naturgy es la Fundación La Caixa a través de Criteria Caixa, que posee un 26,7% de su capital. Le siguen los fondos CVC Capital Partners, con el 20,41%; Global Infrastructure Management (GIP), con el 20%; IFM Global Infraestructure Fund con el 14% y, a gran distancia, la argelina Sonatrach con el 3,85%.

A pesar de su avanzada edad, 81 años, el empresario catalán es uno de los hombres con más peso en el Ibex 35. Es más, es de los pocos directivos que quedan de la vieja guardia del selectivo español de los años 80 y 90. Posiblemente, por esa razón, sigue teniendo un gran poder en las empresas donde su brazo inversor invierte.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar