Economía | Empresas

Aena enfila otro año récord en pleno 'boom' inversor de Iberia y Ryanair

El grupo IAG y la aerolínea irlandesa han anunciado 11.000 millones para crecer en nuestro país en los próximos años. La 'low-cost' pelea por que no suban las tasas

Un avión de Iberia en Barajas.

Un avión de Iberia en Barajas. EP

Récord tras récord. El gestor aeroportuario Aena prevé superar una nueva marca de viajeros en 2024 tras cerrar el pasado año con 283 millones de pasajeros en España. El gestor aeroportuario logró un 16,2% más de viajeros que en 2022 y un 2,9% más que en 2019. De esta forma, pudo superar las cifras previas a la pandemia, cuando también se anotó un récord de 275 millones de pasajeros.

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena, reveló este lunes que "los próximos años van a ser muy buenos y parece que así lo va a ser, al menos, el 2024, que con un poco de suerte va a ser mejor que el 2023", explicó durante el Foro de Innovación Turística de Hotusa. "Nuestro país está perfectamente preparado para que el sector turístico sea el más importante de la economía española", abundó el primer espada de la cotizada, participada en un 51% por el Estado y en un 49% con capital privado. 

Precisamente, las grandes aerolíneas parecen convencidas del potencial de nuestro país y en las últimas semanas han anunciado fuertes paquetes de inversiones. La primera en anunciarlo fue la irlandesa de bajo coste Ryanair. Hace unos días, su presidente Michael O'Leary se reunió en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para dar cuenta de unos planes que pasan por 5.000 millones de inversión en nuestro país para los próximos siete años. La empresa prevé abrir cinco nuevas bases en España y crecer hasta un 40% (de 55 millones de pasajeros a 77 millones con una flota que pasará de 92 a 125 aeronaves basadas en España).

El segundo en verse las caras con el titular del Ejecutivo fue el consejero delegado del grupo hispano-británico IAG, Luis Gallego, en pleno conflicto abierto con los sindicatos por el handling. El dueño de Iberia, Vueling y British Airways prometió 6.000 millones de inversión en nuestro país durante los próximos años.

Las inversiones del grupo -sin contar la compra de Air Europa- estarán centradas en la renovación de la flota, la mejora de la experiencia del cliente, el impulso de las iniciativas de innovación y transformación y la consolidación de sus iniciativas de sostenibilidad. Para ello potenciará la compra de combustible sostenible de aviación (SAF) para cumplir con su compromiso de utilizar un 10% de SAF en 2030, por encima del 6% que marca la Unión Europea para esa fecha.

En paralelo a esos desembolsos, la propia Aena también tiene planeado un fuerte ciclo inversor para aumentar sus capacidades. La capacidad teórica de su red en España es de 350 millones de pasajeros, pero los aeropuertos más turísticos y los tipo hub -como Madrid y Barcelona- "se están acercando a su límite de capacidad", ha alertado.

En este sentido, hay 2.400 millones de euros de inversión prevista para ampliar el aeropuerto de Barajas y también se prevé agrandar el de Tenerife y a remodelar el de Palma de Mallorca. Sobre el aeropuerto de la ciudad condal, Lucena ha confiado en que se logre también un acuerdo político para su extensión. En paralelo a esa fuerza inversora por parte de la cotizada, también debe velar por los intereses de su accionistas y garantizarles "una retribución razonable a su inversión".

Choque por las tasas

Al margen de eso, la guerra se centra ahora en las tasas que cobra a las aerolíneas por el uso de la infraestructura. El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, aseguraba la semana pasada que veía "inexorable" aprobar la subida de tasas que pide el gestor.

El Gobierno parece así que dará luz verde en Consejo de Ministros a la propuesta formulada por la empresa que preside Lucena, con una subida del 4,09%. Según fuentes de la empresa, apenas supondrá 40 céntimos por pasajero de media, aunque en algunos aeropuertos bonificados el incremento será menor.

Lucena defiende que desde 2015, las tarifas han bajado nominalmente un 11%, mientras que la inflación ha sido del 21%. Eso daría una bajada en términos reales en nueve años del 32%. Si se produce la subida anunciada por Puente, "en 2024 las tarifas aeroportuarias serán más bajas que en 2019 pese a una inflación del 15%", ha rematado Lucena.

Sin embargo, desde compañías como Ryanair se muestran críticos con la subida y aseguran que su plan de inversiones en España se diseñó pensando en un escenario de mantenimiento de las tarifas hasta 2026-2027. El consejero delegado de Ryanair, Eddie Wilson, ha expresado en el mismo foro que Lucena que espera que ese incremento de tasas "se pueda revisar".

Independientemente de eso, la empresa ve posibilidades de crecimiento en aeropuertos como los de Murcia, Valladolid, Vigo, Santander o Cádiz. El Gobierno deslizó que pese a la subida tarifaria que entraría en vigor el 1 de marzo, habrá incentivos para que las compañías diversifiquen la implantación territorial.

Por aeropuertos, el de Adolfo Suárez Madrid-Barajas registró el mayor número de pasajeros en 2023 con 60,2 millones, lo que representa un crecimiento del 18,9% frente a 2022. Le siguen el Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, con 49,9 millones (+19,9%); Palma de Mallorca, con 31,1 millones (+8,9%); Málaga-Costa del Sol, con 22,3 millones (+21,1%); Alicante-Elche Miguel Hernández, con 15,7 millones (+19,2%); Gran Canaria, con 13,9 millones (+12,4%); Tenerife Sur, con 12,3 millones (+14%); y Valencia, con 9,9 millones (+22,6%).

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar