El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha pedido el cese inmediato del ministro Alberto Garzón, y afirmado que llevará la reprobación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, al Congreso por atacar al jefe del Estado«, el Rey Felipe VI.

Alberto Garzón acusó este viernes al rey Felipe VI de «maniobrar contra el Gobierno» tras la polémica por su ausencia en el acto oficial de entrega de despachos a los nuevos jueces, que se celebró en Barcelona sin la presencia del monarca, cuyo desplazamiento vetó el Ejecutivo. Poco después, el líder de Unidas Podemos alzó la voz para exigir a Felipe VI «neutralidad política», a la vez que ha pedido «renovación de los órganos judiciales en tiempo y forma» y «actuaciones de la fuerza pública proporcionales».

Casado ha asistido este sábado a la clausura de la Escuela de Verano Antonio Torres, que ha celebrado el PP en Aragón. Durante su intervención, el líder del PP ha dicho que «asistimos a una erosión de las instituciones democráticas del Gobierno de Sánchez, que ha hecho que dos socialistas como Javier Lambán y Felipe González hayan alzado la voz ante los ataques a la Jefatura del Estado».

Las manifestaciones de Garzón e Iglesias desataron este viernes un terremoto político. El Partido Popular se apresuró a pedir el cese inmediato del ministro de Consumo. «Las declaraciones de Alberto Garzón exigen que presente su dimisión o que se le cese de forma inmediata. El colmo de este Gobierno es que pretende destruir las instituciones del Estado, desde dentro», señaló la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha pedido a diputados de todos los partidos que «colaboren» en la moción de censura para «sacar a esta mafia del poder antes de que haga más daño», y aquí alude directamente a la decisión del Gobierno de que el rey no acudiese a Barcelona a la entrega de despachos a jueces.

En su cuenta en Twitter, Abascal publica un mensaje en el que insiste en presentar la moción «antes de que acabe este mes» para echar al Gobierno y que no haga más daño, y aquí el presidente de Vox enlaza su tuit con una información titulada: «La ausencia del rey dispara el choque entre el poder judicial y el Gobierno».

«Nosotros no ponemos condiciones más allá de la urgencia de sacar a esta mafia del poder», insiste el líder de Vox que advierte a los partidos de que «todavía están a tiempo» para sentarse y colaborar.