España

Piden una medalla para el médico purgado en la Policía por su "decisivo papel" ante la covid-19

José Antonio Nieto recomendó en enero el uso de mascarillas y guantes a los agentes destinados en aeropuertos con vuelos a zonas afectadas / El SUP y la CEP reclaman la derogación de la norma franquista que regula la concesión de las condecoraciones

El médico purgado tras pedir mascarillas para los policías: "El tiempo me ha dado la razón"

José Antonio Nieto, facultativo ya jubilado, durante una entrevista con 'El Independiente'. IGNACIO ENCABO

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) reclama la concesión de una condecoración honorífica al facultativo del Cuerpo que fue destituido como jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en víspera de la declaración del estado de alarma, al entender que su «decisivo papel» en el diseño del protocolo de protección ayudó a «salvaguardar mejor» la salud de los agentes durante la primera ola de la pandemia.

José Antonio Nieto firmó un informe de cuatro páginas el pasado 24 de enero en el que proponía que los agentes destinados en los puestos fronterizos de los aeropuertos utilizaran guantes de nitrilo y mascarillas FFP2 en el control de la documentación de «pasajeros procedentes de cualquier ciudad de China u otras zonas afectadas».

El borrador de aquel documento incluía la expresión «potencialmente mortal» al describir la covid-19, pero el facultativo hubo de retirarla porque el Ministerio de Sanidad consideraba que era «demasiado alarmista» en aquel momento. El 13 de marzo fue cesado por «falta de lealtad», motivada por el reenvío a los técnicos de riesgos laborales de un correo -recibido a su vez de su superior, el comisario Guillermo Blázquez- con instrucciones sobre el coronavirus.

La organización sindical pide a la Dirección General de la Policía que abra una convocatoria adicional de propuesta de medallas para reconocer el trabajo de Nieto -ya jubilado y afiliado del SUP- tras más de cuatro décadas de trabajo. El Cuerpo ha distinguido con una medalla de plata a dos comisarios principales (Eloy Quirós y Francisco López Canedo) y al comisario Manuel Páez Méndez, los tres ya retirados al cumplir la edad reglamentaria.

Igualmente, el SUP insta a Interior a emular al Ministerio de Defensa -departamento que ha promovido la concesión de una medalla conmemorativa a todos los militares que participaron en la Operación Balmis– y a respaldar «el trabajo de los policías en la lucha contra la covid-19». Éstos también han quedado fuera del reparto, como ha informado El Independiente.

Nieto recomendó ya en enero que los agentes en aeropuertos usaran mascarillas y guantes

«La eficaz y pronta actuación de los policías nacionales fue clave para frenar la expansión del virus y merece, mientras no se apruebe esa condecoración extraordinaria, que la Dirección General de la Policía permita tramitar propuestas para policías que lo merezcan por el riesgo asumido en esos meses», sostiene.

La petición de condecoraciones incluye también a los agentes que no fueron reconocidos en 2018 y 2019 por su participación en los dispositivos extraordinarios de protección de la seguridad ciudadana y mantenimiento del orden público en Cataluña con motivo del referéndum independentista del 1-O (Operación Copérnico) y por los disturbios tras dictarse la sentencia del procés (Icaro). «Existe un número considerable de policías que participaron en servicios de máximo riesgo para su integridad física y que no fueron tenidos en cuenta», expone.

El SUP considera una «anomalía» que el proceso de recompensas profesionales esté regulado por una «normativa desfasada» y «preconstitucional», dado que la Ley sobre condecoraciones policiales está en vigor desde 11 años antes de que muriera Franco. «Proponemos su derogación y la elaboración de un texto basado en la transparencia y en la objetividad de los criterios de concesión de medallas, evitando así los habituales recursos judiciales», defiende.

Justicia y transparencia

También la Confederación Española de Policía (CEP) ha vuelto a pedir una vez más la reforma de esta ley, al entender que supone un «cáncer» para la institución por cuanto su redacción «permite al Gobierno premiar con una medalla policial a quien quiera». Este año, la Dirección General ha decidido reconocer el trabajo de 362 personas ajenas al Cuerpo, 1.500 desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa.

«¿Hasta cuándo el Gobierno va a mantener esa Ley en vigor? ¿Acaso la memoria histórica no implica también derogar normativa que no nace de la Constitución aprobada en 1978?», se pregunta retóricamente la CEP. Y añade: «Es hora de que el ministro del Interior asuma su responsabilidad y saque adelante una norma nueva para que el procedimiento actual sea más justo y transparente y que todos los policías que lo merecen tengan su reconocimiento».

También el Sindicato Profesional de Policías (SPP) demanda una regulación «más justa, objetiva y transparente» en el reparto de estas condecoraciones que ponga fin a la polémica que se suscita cada año. En este sentido, la organización ha desvelado que el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, les desveló en una reunión que el otorgamiento se haría este año al amparo de nueva disposición legal: «¿Dónde está esa normativa? ¿Por qué no lo ha cumplido? Instamos al director general a que nos convoque a una reunión y nos lo explique».

Comentar ()