El PP desvelará definitivamente el sentido de su voto a la moción de censura de Vox en el mismo momento en que Casado suba a la tribuna, y ese momento no se prevé que llegue hasta mañana. En todo caso, será ‘no’ o ‘abstención’, aunque a juzgar por el tono de las palabras con que el secretario general del partido, Teodoro García Egea, se ha referido al discurso de Santiago Abascal una vez han finalizado las dos horas de intervención, todo apunta a que el voto en contra será la vía elegida.

El número dos de Casado no ha ahorrado en descalificativos hacia una iniciativa que ha calificado de «tomadura de pelo» y de «bochornoso espectáculo», y ha pronunciado una férrea defensa de las instituciones europeas a las que Abascal ha criticado en su discurso, a sabiendas de que iba a ser uno de los puntos en que más iba a distanciarse de las tesis del principal partido de la oposición.

«El Partido Popular no va a apoyar la moción de censura de Vox. Hoy, además de perder el tiempo, debatimos una moción de censura que es un fracaso para Vox y un triunfo para Sánchez».

A su juicio, la iniciativa de los de Vox, que contará tan sólo con el voto a favor de los 52 diputados de la formación, «es el mayor éxito de Sánchez en dos años», mientras que el PP está «centrado únicamente en salvar vidas y empleos, en ser útil».

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha dirigido al final de su intervención en el Congreso directamente al líder de la oposición y le ha pedido que vote «no» a la moción para «demostrar que la derecha en España es diferente a la ultraderecha».