España EL ANTIGUO AGENTE ENCUBIERTO CUMPLE TRES AÑOS EN PRISIÓN PREVENTIVA

Villarejo: "La idea de la 'Operación Kitchen' surgió de más arriba del ministro"

El comisario ya jubilado cree que en el sumario que instruye el juez García-Castellón hay ya "pruebas" que comprometen a Mariano Rajoy: "Imagino que están esperando a que se cueza en su salsa"

José Manuel Villarejo, durante una entrevista concedida a 'El Independiente'.

José Manuel Villarejo, durante una entrevista concedida a 'El Independiente' en junio de 2017. G. M. P.

El comisario José Manuel Villarejo sostiene que la idea de poner en marcha la Operación Kitchen se le ocurrió «a alguien del Gobierno» y que esa persona estaba «mucho más arriba del ministro». «Fernández Díaz no tenía capacidad de tomar una decisión de esa envergadura», mantiene.

Así lo ha asegurado el antiguo agente encubierto en una larga entrevista concedida en la prisión de Estremera -donde este jueves cumple tres años como preso preventivo- al diario El País, que ha decidido no publicar varios pasajes de la conversación al referirse a hechos en los que él no participó y afectan a terceras personas. Villarejo asegura que, después de tres años, no se conoce ni el «10 %» y llama la atención sobre el hecho de que no trascienda nada que afecte al PSOE.

P.-¿De quién fue la idea de la Operación Kitchen?
R.-Se le ocurrió a alguien del Gobierno. Habían fallado todos los sistemas de acercamiento y dijeron: hay que avisar a Villarejo, que soluciona siempre los problemas.

P.-¿Esa operación fue una chapuza?
R.-Era una chapuza por todo el equipo que habían montado, era impresentable.

P.-¿Y la idea surgió del ministro del Interior?
R.-No. De mucho más arriba. Fernández Díaz no tenía capacidad de tomar una decisión de esa envergadura. Mucho más arriba.

El caso Kitchen es el dispositivo «parapolicial» -según la Fiscalía Anticorrupción- que impulsó el Ministerio del Interior durante la etapa de Fernández Díaz para robar presuntamente documentación comprometedora que custodiaba el ex tesorero del PP Luis Bárcenas sobre dirigentes del PP a fin de que no llegara al juez que investigaba de la Audiencia Nacional los Papeles de Bárcenas. Es una de las 28 piezas separadas en que se ha desgajado hasta ahora el sumario Tándem, la investigación que dirige el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional y por la que Villarejo fue detenido el 3 de noviembre de 2017.

Imagino que están esperando a que [Rajoy] se cueza en su salda. Estarán esperando el momento político oportuno»

Junto a medida docena de mandos policiales, en el caso Kitchen han sido ya imputados tanto Jorge Fernández Díaz como su antiguo número dos, Francisco Martínez. Ambos declararon la pasada semana ante el juez Manuel García-Castellón.

Villarejo cree que en el sumario hay ya «pruebas» que comprometen a Mariano Rajoy. «Imagino que están esperando a que se cueza en su salsa. Estarán esperando el momento político oportuno. Me temo que sí existen pruebas y ellos lo saben», declara.

Según el antiguo agente encubierto, la decisión de montar la Operación Kitchen se lo dice «desde la señora Cospedal hasta el ministro, el secretario de Estado…», al tiempo que reconoce que no habló «personalmente con Rajoy» pero «sí a través de intermediarios».

El policía ya jubilado también sugiere que existe una supuesta grabación que Bárcenas le hizo a Rajoy. En las conversaciones que Villarejo mantuvo con otros imputados en la causa y que grabó a espaldas de sus interlocutores, el policía hoy preso demuestra un enorme interés por acceder a un pendrive que tendría la supuesta grabación que se le atribuye al ex tesorero del PP.

El polémico policía sospechaba que el comisario principal Enrique García Castaño El gordo -ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía e investigado en el caso Kitchen– se hizo con dicho soporte informático durante el dispositivo puesto en marcha en el verano de 2013, aprovechando que Bárcenas se encontraba en prisión preventiva. Meses antes de su detención, Villarejo reclamó a El gordo una copia del material.

García Castaño ha contado en su círculo de confianza que nunca entregó nada sobre Bárcenas al antiguo agente encubierto por dos razones. De un lado, porque intuía que el supuesto pendrive era una mera amenaza del ex tesorero al partido y que, en caso de existir, lo tendría bien oculto. Y, de otro, porque tenía instrucciones expresas del entonces Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino, de no informar o facilitar nada a Villarejo.

Su papel en la ‘Operación Cataluña’

En la entrevista, Villarejo también asegura que fue la persona que organizó y dirigió la Operación Cataluña contra el movimiento independentista. Según expone, recibió «instrucciones del ministro» [Fernández Díaz] porque el Gobierno «estaba preocupado por la deriva que estaba llevando».

El comisario ya jubilado mantiene que tuvo dudas sobre la legalidad de dicha operación cuando vio que la información que él obtenía de Inteligencia «no terminaba en un juzgado». Tuve una reunión dura con el secretario de Estado y con el ministro (…). Sé que el ministro con la información que yo obtuve fue a ver al Pujol viejo para negociar con él», comenta.

El rey emérito y Corinna Larsen

Villarejo niega que sea él quien filtró las grabaciones de los encuentros que mantuvo en Londres con la ex amante del rey emérito Corinna Larsen, quien desveló haber sufrido amenazas del ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.

Según el cabecilla de la trama Tándem, no fue él quien puso en circulación esas cintas porque éstas trascendieron días antes de que supuestamente el juez Diego de Egea -magistrado de apoyo en el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional- lo hubiera puesto en libertad.

«¿Cómo las voy a filtrar si yo iba a salir de la cárcel? E incluso declaré y el propio juez Egea dijo perfectamente claro en su auto que yo no tenía nada que ver con esa filtración, porque era elemental. Yo sé quién lo filtro y lo dije: unos fiscales de la Fiscalía Anticorrupción», indica.

El ex agente encubierto niega que con la filtración de esas cintas hubiera querido blindarse ante la Justicia y lamenta que, «por atacar a un comisario jubilado que no era nadie», el Ibex-35 «se ha ido a tomar viento».

FG: «Superinformado de todo»

De otro lado, José Manuel Villarejo asegura que el ex presidente del BBVA Francisco González «estaba superinformado de todo», si bien admite que «no» habló con él sino con «algunos intermediarios» cuando la entidad financiera le encargó a su empresa (Grupo Cenyt) encargos millonarios. «Lo lamento por el banco, pero por él [Francisco González] no lo lamento. Es de los que van de señores malos, pero luego lo niegan, se confiesan y tal. Si utilizas tal, pues luego no reniegues. Es una persona de estas mentirosas, no me gustó nunca», señala.

Comentar ()