España

El ex 'número dos' de Interior denuncia la filtración a Podemos de 'Kitchen' cuando era secreta

Francisco Martínez pide sin éxito al juez que el careo al que será sometido este viernes con Fernández Díaz sólo pueda seguirse de forma presencial para evitar que alguno de los abogados personados en la causa lo grabe y se filtre luego a la prensa

El ex 'número 2' de Interior Francisco Martínez, dirigiéndose a la Audiencia Nacional junto a su abogado.

El ex 'número 2' de Interior Francisco Martínez, dirigiéndose a la Audiencia Nacional junto a su abogado.

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez ha denunciado que se filtrara a Podemos la existencia de la investigación sobre la denominada Operación Kitchen cuando estas diligencias se encontraban secretas y tan sólo debían conocer su existencia el juzgado, la Fiscalía Anticorrupción y la unidad policial a la que se asignaron las pesquisas (Asuntos Internos).

Martínez hace este reproche en el escrito presentado la pasada semana en el que pedía al juez García-Castellón que acordara que las partes que quieran seguir el careo al que será sometido este viernes junto al ex ministro Jorge Fernández Díaz lo hagan «única y exclusivamente» de forma presencial y no telemática para evitar que pueda grabarse y difundirse posteriormente. En una providencia dictada este jueves, a la que ha tenido acceso este diario, el instructor ha rechazado la petición.

El 7 de noviembre de 2018, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional decidió desgajar del sumario del caso Tándem una pieza para investigar específicamente el operativo puesto en marcha por el Ministerio del Interior durante la etapa de Mariano Rajoy como presidente a fin de sustraer presuntamente al ex tesorero del PP Luis Bárcenas documentación que comprometía a altos cargos del partido para que no llegara a la Justicia. Fue a raíz de un informe que la Unidad de Asuntos Internos había presentado en el juzgado nueve días antes y en el que analizaban los indicios reunidos hasta ese momento, como la conversación que el 2 de octubre de 2013 mantuvo el comisario Villarejo con Sergio Ríos Esgueva (chófer de la familia Bárcenas-Iglesias al que la Policía captó como confidente) y en la que hablaron de este operativo.

En su escrito, el ex número dos de Interior llama la atención sobre el hecho de que, tan sólo ocho días después de que el juez acordara abrir estas diligencias previas y estando secretas las mismas, Podemos solicitara su personación en la causa como acusación popular tras tener conocimiento de esta nueva investigación y que se trataba concretamente de la pieza número 7. Según expone, la existencia de estas pesquisas «única y exclusivamente» debían conocerla el juzgado, los fiscales asignados al caso y Asuntos Internos.

«En conclusión, se produjo una filtración a Podemos tanto de la propia existencia de la presente pieza, como del número de autos que se corresponde con la misma, como sobre los hechos que constituyen el objeto de la misma», se queja la defensa de Martínez.

Martínez pide sin éxito al juez que el careo con Fernández Díaz no pueda seguirse por videoconferencia para evitar que algún abogado lo grabe

El ex alto cargo de Interior censura las «constantes y reiteradas» filtraciones que se han producido desde que fue llamado al procedimiento como investigado en enero pasado, hasta el punto de que conoció por los medios de comunicación «la mayoría de las resoluciones» dictadas en el procedimiento antes de que se le notificaran a su procurador y al resto de las partes personadas.

Como ejemplo, Francisco Martínez cita la publicación por parte del diario El País el pasado 2 de noviembre de diversos extremos de un informe policial fechado el 20 de abril de 2020 cuando el propio magistrado había ordenado en septiembre que no se subiera a la plataforma digital y que sólo pudiera consultarse accediendo a la secretaría del juzgado. El objeto de dicho atestado era el volcado efectuado sobre el teléfono móvil del ex secretario de Estado de Seguridad, después de que hubiera aportado a los investigadores las actas protocolizadas de los SMS que recibió de Fernández Díaz con instrucciones sobre el dispositivo policial bajo sospecha.

El abogado de Martínez dice que sólo les consta que, además del juzgado y la Fiscalía, hayan accedido a dicho informe ellos mismos y «la acusación popular ejercida por el PSOE», a la que se le concedió tras solicitarlo el pasado 23 de septiembre. «En suma, la publicación efectuada por El País nuevamente supone una indebida filtración de la causa», añade.

Grabación del careo

Por todo ello, el ex número dos de Interior ha pedido sin éxito al juez que acordara que todos los abogados que vayan a seguir el careo al que se someterá este viernes con Fernández Díaz estén físicamente presentes y no mediante videoconferencia a fin de evitar que ésta pueda grabarse y filtrarse posteriormente a los medios de comunicación. «En especial del vídeo del acto, mismo motivo por el cual el juzgado sólo entrega a las partes audio de las declaraciones que se vienen practicando desde el comienzo de la presente instrucción», indica.

El pasado 3 de noviembre, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional acordó citar conjuntamente a Jorge Fernández Díaz y a Francisco Martínez a la vista de las «contradicciones» que arrojan sus declaraciones en sede judicial como investigados. Esa diligencia se practicará en la mañana de este viernes.

Comentar ()