España

El ‘mago’ Tezanos recurre a la inteligencia artificial en un estudio sobre la pandemia

El CIS contrata a una empresa para que, mediante la aplicación de algoritmos, ofrezca información sobre las transformaciones que está provocando en la sociedad la covid-19 y cómo ésta ha afectado al desarrollo de la ciencia y tecnología

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, en una comparecencia en el Congreso.

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, en una comparecencia en el Congreso. EP

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha encargado a una empresa madrileña que realice una investigación basada en inteligencia artificial colectiva para conocer las transformaciones sociales que está provocando la pandemia, así como la influencia de la ciencia y la tecnología en la gestión de la covid-19 y cómo el desarrollo de estas disciplinas se ha podido ver afectado por la mayor crisis sanitaria que vive el país en el último siglo.

Tramitado como contrato menor, el organismo que preside José Félix Tezanos acordó el pasado 1 de diciembre adjudicar la ejecución del trabajo a Innovation Wars SL por 13.310 euros. Esta startup asegura que es actualmente la «única empresa» que cuenta en España con una plataforma tecnológica -denominada CiBUC- «capaz de utilizar la inteligencia [artificial] colectiva como herramienta de investigación ágil avanzada, tanto empresarial y social», según expone la firma en un certificado que forma parte del expediente administrativo.

Mediante recursos de inteligencia artificial y la aplicación de algoritmos, el CIS quiere disponer de información «específica y de calidad» sobre los cambios que el coronavirus están produciendo en España en relación con la «revolución digital, económica, sanitaria, climática o biológica». La idea es que los datos que se obtengan de forma individual puedan transformarse en «información colectiva agrupada, sistematizada y analizable», detalla la memoria justificativa.

Para ello, la empresa contratista trabajará sobre al menos «4.000 perfiles específicos y seleccionados de forma muestralmente adecuada y representativa» al objeto de obtener «información válida de una muestra representativa de como mínimo 200 personas». La elaboración de la base de datos es la primera de las tres fases en que se estructura el trabajo.

Una vez obtenidas las respuestas a las preguntas planteadas, Innovation Wars someterá las contestaciones a un «procedimiento de validación» con los técnicos del CIS y abrirá una segunda fase de votación entre la base de datos inicial para «poder priorizar las respuestas de forma empírica y válida». El último tramo del encargo sería presentar un listado de actuaciones y respuestas «priorizadas y segmentadas» sobre los efectos de la pandemia.

«La contratista deberá aportar una infografía sobre los resultados de la investigación en el ámbito personal y en el ámbito colectivo; un informe ejecutivo en formatos PDF y PPT de entre 20 y 50 diapositivas de los resultados y un plan de actuaciones al respecto y un informe final completo en formato PDF. El informe final en PDF debe ser empírico, de calidad e innovador sobre los resultados de la investigación; y un PPT de al menos 200 diapositivas con toda la información recabada de forma segmentada», exige la memoria.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El adjudicatario tiene de plazo para llevar a cabo la investigación tres meses a contar desde el 1 de diciembre, que es cuando el CIS aceptó la oferta presentada por la compañía. Ésta tiene como administrador único al economista burgalés José María González del Álamo, un gestor de innovación empresarial que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en el sector financiero.

En el último trimestre de 2020, el Centro de Investigaciones Sociológicas realizó tres estudios especiales -uno cada mes- con los que ha tratado de sondear la opinión de los españoles acerca de los efectos y consecuencias que está teniendo el coronavirus. Estos trabajos se han basado en entrevistas telefónicas asistidas por ordenador, oscilando entre las 2.861 encuestas de la entrega de octubre y las 837 de la de diciembre.

Preocupación de la sociedad

Entre otras cuestiones, los entrevistadores han querido medir el grado de preocupación de la sociedad por la pandemia, el nivel de afectación de la crisis sanitaria, si la enfermedad había cambiado su forma de vivir y de pensar, si consideraban que los gobiernos (central y autonómicos) deberían haber adoptado medidas más estrictas y si piensan que, una vez ejecutado el plan de vacunación, podrán hacer lo mismo que antes. El 47,6 % de los encuestados respondió afirmativamente a esta última pregunta.

En el  barómetro de octubre, el CIS también preguntó por la valoración que hacen los españoles de la gestión de la pandemia realizada por todos los ministros que integran el gabinete de Pedro Sánchez. Era la primera vez que José Félix Tezanos planteaba esta cuestión desde la declaración del primer estado de alarma el pasado 14 de marzo.

En una escala del 1 al 10 (reflejando 1 una valoración ‘muy mala’ y 10 ‘muy buena’), el vicepresidente Pablo Iglesias fue el que obtuvo el peor resultado: el 39,5 % calificó su actuación como ‘muy mala’. Le siguieron Irene Montero (31,5 %), Alberto Garzón (27 %) y Fernando Grande-Marlaska, cuya gestión en los últimos meses mereció un 1 para el 23 % de las personas encuestadas.

Comentar ()