España

Casado defiende que Ayuso y Feijóo "están haciendo las cosas igual" en la tercera ola

El presidente gallego aseguró que si él hubiese tomado medidas como las de la líder madrileña no se sentiría "responsable" | Casado ha reivindicado el papel de los presidentes del PSOE por "dar la cara" mientras Sánchez "se ha quitado de en medio"

El líder del PP, Pablo Casado. EFE

El líder del PP, Pablo Casado, ha evitado tomar partido públicamente entre el modo de actuar del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en la gestión de la pandemia. Pese a que el primero aseveró este domingo en una entrevista para La Voz de Galicia que si él hubiese tomado medidas como la de la líder madrileña en su región no se sentiría «responsable», el jefe de filas del PP ha asegurado este lunes que ambos «han hecho las cosas exactamente igual», y ha defendido que ambos dirigentes se guían por los criterios de la Organización Mundial de la Salud para tomar medidas. «Todos son responsables», ha incidido, en una entrevista para Cadena Ser.

En este punto, el líder de la oposición ha querido resaltar la gestión de los presidentes autonómicos del PSOE, a los que ha felicitado por «dar la cara» mientras «Sánchez se ha quitado de en medio». Además, preguntado por la posibilidad de decretar un confinamiento domiciliario como exigen algunas de estas autonomías, Casado ha defendido una «medida intermedia», que es que las comunidades puedan decretar cierres totales «en áreas sanitarias» si así lo consideran necesario.

«Ahora deberíamos tener un marco para la pandemia que permitiría esa flexibilidad» pero «Sánchez decidió no coger mi mano», ha denunciado. Se refería Casado al ‘plan B’ jurídico que el PP ofreció al Gobierno hace meses y que el jefe del Ejecutivo «ha rechazado». Sin embargo, sobre la posibilidad de que su partido apoyase en el Congreso un nuevo decreto de estado de alarma para permitir, entre otras cuestiones, decretar confinamientos domiciliarios localizados, Casado no ha querido adelantar cuál sería el sentido de su voto y ha defendido que es posible aprobar un nuevo marco legal extraordinario en Consejo de Ministros, sin necesidad de pasar por las Cortes.

Sobre la polémica de la vacunación de altos cargos políticos que se han saltado los protocolos para recibir una dosis, Casado ha subrayado la «ejemplaridad» que ha impuesto en sus filas, y ha discrepado de la opinión del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que defendió hace unos días la necesidad de vacunar «cuanto antes» al Gobierno central y al Estado Mayor de la Defensa porque «tienen la responsabilidad de dirigir la nación». «No deberían vacunarse en primer lugar», ha rebatido Casado, que ha pedido a todos los políticos «seguir el protocolo», incluidos los miembros del Gobierno.

«Me preocupa poco» el sorpasso de Vox

Como hiciera este fin de semana, el líder de la oposición ha criticado este lunes que Vox facilitase con su abstención que el Gobierno aprobase el controvertido decreto de control de los fondos europeos el pasado jueves. Además, ha asegurado que en el contexto de las próximas elecciones catalanas le preocupa «poco» un posible sorpasso de Vox, que le pisa los talones en la mayoría de encuestas publicadas.

Casado ha lamentado las pocas opciones que hay actualmente en Cataluña para promover un «cambio· porque «todos sabemos que el PSC acabará pactando con ERC», y ha acusado a Sánchez de buscar un «jovencito Frankestein» en Cataluña a imagen del que tiene él en el Gobierno central.

Sobre la posibilidad de que hubiese una alternativa en Cataluña que, con los votos del PP, permitiese evitar la entrada de los independentistas en el Gobierno, Casado no ha adelantado si su partido ofrecería sus votos para hacerlo posible, aunque sí ha apostado por buscar un candidato alternativo a Salvador Illa si se da la suma constitucionalista.

Comentar ()