España

Los disturbios por Pablo Hasel agrandan la brecha dentro del Gobierno por el "apoyo" de Podemos

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, en el Congreso de los Diputados. EP

Las escenas de violencia en torno a las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél han vuelto convertirse en material incendiario dentro del Gobierno de coalición. Y esa mecha la encendió anoche el portavoz del Grupo de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, que expresó todo su «apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol».

Se trataría de un mensaje hasta bien intencionado si no fuera porque cuando lo colgó ya era noticia la violencia que se había desatado en torno a unas protestas que ni siquiera se comunicaron a la Delegación del Gobierno de Madrid. Echenique no sólo no rectificó, sino que, incluso ironizó en un segundo tuit con que «tengo a toda la (ultra)derecha política y mediática de la Plaza de Colón alborotada con mi tuit. Pero vamos, nada nuevo».

«Derecha de la foto de Colón»

Ahora queda por saber si el portavoz morado considera a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, «derecha de la foto de Colón», porque esta mañana en la cadena Ser no solo ha apelado a que los derechos «no se defienden con violencia» y a que no se pueden «alentar» esos comportamientos. Además ha subrayado que «quienes tenemos un cargo público tenemos que vivir la vida con cierta complejidad. Una cosa es lo que tú puedas pensar y otra cosa es lo que haces desde tu cargo público. Cuando estás en un cargo lo estás para todos, no solo para los que te votan».

Lo cierto es que a tenor de cómo ha transcurrido la mañana no cabe duda de que la posición de Echenique es ampliamente compartida por el sector morado del Gobierno y por Unidas Podemos, que se ha negado a secundar en la Asamblea de Madrid una declaración institucional de rechazo a la violencia bajo el peregrino argumento de que se ha presentado fuera de plazo.

Echenique ha optado por el silencio esta mañana durante la sesión parlamentaria mientras arreciaban las peticiones de PP y Ciudadanos para que Pedro Sánchez prescinda de su vicepresidente primero. El portavoz adjunto de los morados, Rafa Mayoral, ha salido por la tangente al afirmar que lo que hace falta en nuestro país es un proceso de «profundización democrática», negándose a condenar la violencia de grupos organizados que sembraron el caos en el centro de Madrid y antes en Barcelona y otras ciudades de España.

Unidas Podemos pedirá el indulto para Hasél, que Justicia «estudiará»

Unidas Podemos ya ha anunciado su intención de pedir el indulto para el rapero encarcelado, que el Gobierno «estudiará como estudia todos los indultos», según fuentes del Ejecutivo, que recuerdan su voluntad de reformar una serie de delitos que afectan a la libertad de expresión como injurias contra la Corona o delitos contra los sentimientos religiosos, pero ni en esto acaba de hacer acuerdo con los socios. La ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha subrayado que el Código Penal «no está en la corriente adecuada y en los criterios que marca este Gobierno de coalición» y, en su caso, se ha mostrado más contemporizadora que Calvo al defender la libertad de expresión de Echenique que, ha recordado, no forma parte del Gobierno.

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, que opina que la creción artística debe tener un mayor margen de liberta de expresión que el común del ciudadano ha condenado lo que se niega a condenar Unidas Podemos. Cree que el ministro que «la libertad de expresión, cuando se ejerce en el mundo de la música, en el mundo del arte, más allá de que nos desagrade o nos agrade lo que se hace, que tenga un mayor margen de tolerancia y de amplitud», pero también que con el uso de la violencia «se pierden argumentos aunque se tengan buenas razones».

El delegado del Gobierno en Madrid y líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, ha defendido la actuación «proporcional» y «ejemplar» de la policía ante los disturbios que provocaron los violentos. Y ha sido mucho más explícito cuando, preguntado por el tuit de Echenique que tenía que «morderse la lengua» para no decir lo que de verdad piensa del portavoz de Unidas Podemos.

El Ministerio del Interior ha intervenido en este enconado debate con un expreso reconocimiento «a la labor de la @policia y del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad garantizando la seguridad de todos frente a los altercados provocados por una minoría de violentos. Deseamos la pronta recuperación de los agentes que resultaron heridos».

También desde Madrid, el portavoz de los socialistas en el ayuntamiento, Pepu Hernández, ha marcado distancias con el socio gubernamental en una semana que está dejando ver las costuras de una alianza en la que cada vez se enconan más las relaciones. «Mostramos nuestra repulsa y condena a los disturbios de ayer en la Puerta del Sol. Ni en redes, ni en directo, ni en diferido se pueden apoyar acciones violentas. Se equivocan mucho quienes reivindican un derecho usando la violencia, porque pierden la razón y las razones», ha dicho. Y esta tarde hay una nueva convocatoria de protesta en Madrid que ni siquiera se ha comunicado a la Delegación del Gobierno.

Te puede interesar

Comentar ()