España | Madrid

La Asamblea de Madrid se da por disuelta pero llevará a los tribunales el adelanto electoral de Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

La Mesa de la Diputación Permanente de la Asamblea de Madrid, reunida de urgencia este jueves, presentará hoy mismo un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia para que resuelva la disolución parlamentaria que firmó ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y que ya aparece en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). El recurso incluirá «medidas cautelarísimas» para tratar de paralizar la convocatoria electoral prevista para el próximo 4 de mayo.

Con este movimiento, la Asamblea de Madrid, presidida por Juan Trinidad (Cs) se da definitivamente por disuelta a la espera del dictamen judicial que deberá emitir el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, al entender que hay dos mociones de censura –la de PSOE y la de Más Madrid– en trámite. La Diputación Permanente es el órgano de continuidad que actúa cuando la Cámara está disuelta, por lo que la Asamblea acepta esa situación -aunque tratará de revertirla- y suspende toda la actividad parlamentaria.

El BOCM publicó el mismo miércoles a medianoche diferentes decretos que resumen la jornada de infarto que se vivió ayer en la Puerta del Sol: el de convocatoria electoral para el próximo 4 de mayo, el de la disolución de la Asamblea de Madrid; y el de la reestructuración del ejecutivo madrileño tras el cese de todos los consejeros de Ciudadanos.

Tanto PSOE como Más Madrid han defendido este jueves que las mociones de censura deben debatirse y el adelanto electoral debe quedar anulado, prometiendo una batalla jurídica que todo apunta que finalizará en las próximas 48 horas -el tiempo que tiene el TSJM en resolver las medidas cautelarísimas-. Ambas formaciones se aferran al planteamiento de que la disolución electoral no entra en vigor «hasta el día siguiente de su expedición», por lo que las mociones presentadas en las horas que discurren entre la firma del decreto y su publicación en el BOCM son, a juicio de la izquierda madrileña, completamente viables. Sin embargo, lo que dice la Ley 5/1990 es que el único impedimento a la disolución parlamentaria es que las mociones se hubiesen presentado antes -Ayuso convocó elecciones 38 minutos antes de que Errejón y Gabilondo registrasen sendas iniciativas- y que, además, las citadas mociones estuviesen ya en proceso de tramitación.

Si el adelanto electoral queda ratificado por los tribunales, las urnas se abrirán el próximo 4 de mayo, con una campaña electoral que arrancaría a medianoche del 18 de abril y finalizaría el lunes 3 de mayo, cuando tendría lugar la jornada de reflexión. Además, esta vez se elegirían cuatro diputados más a la Asamblea de Madrid que en las elecciones de 2019 -136 en total-, una consecuencia del aumento del censo desde las últimas autonómicas.

Te puede interesar

Comentar ()