España CRISIS DEL PP

La gran manifestación del sábado propicia la 'foto a tres' de Ayuso, Casado y Almeida

(I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente del PP, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

(I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente del PP, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. EP

La tensión entre Génova 13 y la Puerta del Sol no ha dado un respiro desde hace semanas. Tal es el punto de fricción que Isabel Díaz Ayuso y su equipo no han coincidido en los últimos actos de partido con los miembros de la cúpula nacional, ni con Teodoro García Egea ni con el líder del PP. No se cruzaron este fin de semana en el congreso andaluz que encumbró a Juanma Moreno. Tampoco en el anterior de Castilla-La Mancha en que el partido cerró filas con Paco Núñez. Pero este sábado sí habrá ‘foto a tres’ entre Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida en plena crisis interna del partido, en la que la interlocución sigue siendo más bien escasa. Los tres dirigentes han confirmado su asistencia a la gran manifestación de Policía y Guardia Civil, convocada contra la intención del Gobierno de reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como ‘ley mordaza’.

La coincidencia de los tres líderes en la movilización de este 27 de noviembre no ha sido planeada ni buscada, una imagen que podría interpretarse como un intento para calmar las aguas internas y bajar el suflé de tensión en el seno del PP. De hecho, la primera en confirmar asistencia fue Isabel Díaz Ayuso, que volvió a vestirse del líder nacional para dar la batalla a Sánchez en la calle y respaldar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado frente a una reforma que, según los principales sindicatos y asociaciones, provocará «un daño irreparable a la operatividad policial».

Un par de días después, cuando la protesta se confirmó formalmente por los organizadores, Pablo Casado anunció que también asistiría personalmente a la cita, con el objetivo velado de no dejar el espacio de la movilización en la calle a Vox, que siempre capitalizaba este tipo de eventos mientras que el PP optaba mayoritariamente por la oposición institucional o judicial. También se sumó el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, quien sí coincidió recientemente con Isabel Díaz Ayuso en la festividad de la Almudena, momento en que ambos se fundieron en un abrazo para exhibir paz en una guerra a la que le quedan muchos capítulos.

Así las cosas, el líder del PP liderará la comitiva popular el próximo sábado en una movilización a la que también acudirán otros miembros de la cúpula del partido en el marco de una operación en el que Casado quiere presentar a un primer partido de la oposición volcado con las autoridades frente a la «ofensiva» reforma que pretenden PSOE y Unidas Podemos. «Es una línea roja que ataquen a los defensores de la libertad y la seguridad», defienden fuentes del partido, que promete un auténtico despliegue nacional no sólo en la movilización del sábado, sino en las protestas del próximo miércoles 24 de noviembre convocada por los productores de frutas y hortalizas.

Tanto en la dirección nacional como en la Puerta del Sol quitan hierro a la presencia conjunta de Casado, Ayuso y Almeida en plena pugna interna por el control del PP de Madrid, si bien encuadran el encuentro en la «normalidad» de una situación de estas características. La última vez que los tres dirigentes coincidieron en un mismo evento fue hace más de un mes, en concreto el pasado 19 de octubre en las instalaciones del nuevo Campus de IE Tower en Madrid.

Desde entonces, el goteo de titulares y polémicas ha sido constante, hasta el punto de pasar de las filtraciones internas a los reproches públicos. Este domingo, sin ir más lejos, Pablo Casado defendió que el PP «no es un ‘talent show’ de megalomanías» y que el partido que dirige es «un gran equipo, una gran orquesta» donde «no caben los solistas». Aunque en un tono más comedido que en los últimos días, Ayuso respondió a las horas en TVE: «Ser crítico no significa ser desleal», aseguró.

Te puede interesar

Comentar ()