España

El DAO de la Guardia Civil, sobre la falta de agentes: "No podemos acostumbrarnos a estar siempre bajo mínimos"

Pablo Salas aboga por que se revierta "lo más rápidamente posible el déficit de efectivos" para que no afecte al servicio | El teniente general ve necesario que se pueda contar "con unas infraestructuras y medios materiales modernos y suficientes"

El Director Adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, Pablo Salas.

El Director Adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, Pablo Salas. UNIÓN DE OFICIALES

El Director Adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, Pablo Salas, defiende que el cambio «más inmediato» que se requiere en el Cuerpo es «revertir lo más rápidamente posible el déficit de efectivos» que aún se arrastra por las restricciones presupuestarias aplicadas durante la última crisis económica. «No podemos acostumbrarnos a estar siempre bajo mínimos, pues esto repercute directamente en la prestación del servicio», reconoce.

El teniente general de la Guardia Civil hace estas manifestaciones en una entrevista publicada en el último número de la revista de seguridad Quórum -editada por la asociación profesional Unión de Oficiales (UO)– y en la que también reflexiona acerca de la presencia de la mujer en el Cuerpo, los retos pendientes o sobre el cambio que se demanda para que suboficiales y oficiales puedan estar en activo hasta los 65 años, entre otros asuntos de interés.

Salas no tiene dudas de que una de las prioridades pasa por incrementar la plantilla para elevar la dotación de las unidades, lo que está dificultando la conciliación de la vida familiar y laboral y está provocando una acumulación desmesurada de días de descanso (233.097 a fecha de 14 de febrero). En respuesta a una reciente pregunta del grupo de Ciudadanos en el Senado, el Gobierno ha cifrado en el 89,74 % el grado de cobertura de la plantilla de la Guardia Civil en situación de activo, con un 4,19 % de agentes en situación de baja de larga duración.

«Es un hecho que el personal con el que cuenta la Guardia Civil, que es su principal activo, tiene margen de mejora en cuanto a número, lo cual nos permitirá mejorar nuestro despliegue y afrontar nuevos retos», indica el máximo responsable operativo del Cuerpo, en el puesto desde junio de 2020.

Con todo, Salas destaca los «importantes esfuerzos» que se vienen realizando en los últimos años para «mejorar el grado de cobertura general de la Guardia Civil» y recuperar «los efectivos perdidos» como consecuencias de las «reducidas» Ofertas Públicas de Empleo (OPE) durante la última crisis económica. Para 2022 se espera que la tasa de reposición se mantenga en el 125 %.

«Potenciar» los niveles de dirección

En paralelo, el DAO también cree que ha de crecer el número de mandos para que se puedan «potenciar» los niveles de dirección. La Guardia Civil aprobó el pasado mes de agosto la plantilla para el quinquenio 2021-2025, con incrementos «en la práctica totalidad de los empleos». Como ejemplos, los capitanes pasarán de 357 a 619 y los sargentos primero, de 2.096 a 2.316.

En línea con lo que vienen demandando las asociaciones profesionales, Pablo Salas también ve necesario que se pueda contar en el Cuerpo «con unas infraestructuras y medios materiales modernos y suficientes» y que se apueste por las «nuevas tecnologías», dada la cada vez mayor sofisticación que presentan algunas actividades criminales.

Incrementar la plantilla y contar con medios materiales «modernos y suficientes», entre las prioridades para el DAO

De otro lado, el número dos de la Guardia Civil también confiesa su deseo de que aumenten los «ratios de presencia de la mujer» en el Cuerpo, «tanto desde la perspectiva vertical de mando como de la perspectiva horizontal de unidades y especialidades». A su juicio, hay «datos alentadores», como el hecho de que en los últimos años se haya pasado del 13 % al 28 % de tasa de féminas en el acceso libre a la escala de cabos y guardias y que se haya superado el 25 % entre los que ingresan en la Academia General Militar (oficiales).

«Bajo el liderazgo de la Dirección General, desde los diferentes mandos y el Gabinete Técnico, a través del Área de Igualdad y Diversidad, se está trabajando de forma coordinada para poner en marcha acciones que aumenten ese interés de la mujer por la Guardia Civil», subraya.

Preguntado sobre si el despliegue actual del Cuerpo da respuesta a las necesidades actuales de la sociedad, Pablo Salas considera que la actualización debe ser «permanente», no soslayando el problema de la España Vaciada. «No podemos obviar que la sociedad, prácticamente de forma unánime, demanda un esfuerzo de todas las administraciones, e incluso de otros sectores públicos y privados, para frenar y, si es posible, revertir la despoblación de unas amplias zonas de nuestra geografía nacional, que como parece lógico, afectan de lleno a una gran extensión territorial cuya responsabilidad de garantizar la seguridad ciudadana le compete a la Guardia Civil», comenta.

Te puede interesar

Comentar ()