España

Olona duda sobre ir a Andalucía pero "ella es un soldado y hará lo que diga Abascal"

"El que realmente tira del partido, de las candidaturas y de la marca es Santi", dicen en su entorno

Santiago Abascal y Macarena Olona en una imagen de archivo Europa Press

Vox no ha querido desvelar hasta ahora cuál es su apuesta para las autonómicas andaluzas. Y aunque todo los dedos apuntan a la secretaria general del Grupo parlamentario y portavoz adjunta, Macarena Olona, desde hace tiempo la dirección del partido se lo replantea al tiempo que ella misma duda sobre si irse o no a Andalucía para encabezar la candidatura de su partido, según apuntan fuentes de su entorno a El Independiente.

Estos mismos medios matizan, no obstante, que «Macarena es un soldado y hará lo que diga Santi» en alusión a Abascal. Y si éste decide mandarle a un destino casi seguro como próxima vicepresidenta del ejecutivo andaluz bajo el mandato del popular Juan Manuel Moreno, «lo hará». En cierto modo, la propia Olona ha alimentado las especulaciones al respecto. Diputada por Granada, no deja de bajar a Andalucía en cuanto la ocasión lo permite, de hecho, «va a acudir a todas las ferias que pueda», informan las fuentes consultadas, las mismas que afirman que, hasta el momento, Abascal no ha adelantado sus propósitos.

Olona «va a acudir a todas las ferias que pueda»

Lo más probable es que no los desvele hasta que se produzca la convocatoria oficial de las elecciones autonómicas. Aunque todos los partidos trabajan con la eventualidad de que se celebren en el mes de junio, -lo que depende en buena medida del «efecto rebote» de Núñez Feijóo en las encuestas con intención de voto-, queda de legislatura hasta finales de año para convocar a los andaluces a las urnas.

Resta por ver si el tiempo corre a favor o en contra de Olona, abogada del Estado y el ariete con el que cuenta Vox para acudir cada poco a los tribunales con un índice bastante alto de de éxitos. Es, de hecho «lo que a ella le gusta y para lo que se formó. No se considera política y cree que aporta más en su responsabilidad actual».

Y ahí reside, en parte, el replanteamiento de la dirección nacional de Vox. Porque si por un lado le consideran una pieza indispensable del engranaje parlamentario, han constatado que el peso de la «marca» Vox es tan potente «que no resulta determinante quién encabece las listas. Tira más la marca que los candidatos», dicen en este caso fuentes de la dirección. Así lo han constatado en Castilla y León donde apostaron por un nombre, el de Juan García Gallardo, un perfecto desconocido en el mundo político y ahora vicepresidente de la Junta en el primer gobierno de coalición con el PP.

«El que realmente tira del partido, de las candidaturas y de la marca es Santi», dicen en su entorno

En el entorno de Olona coinciden en este análisis. «Aquí el que realmente tira del partido, de las candidaturas y de la marca es Santi», aducen. Y recuerdan que Olona ha llevado al Tribunal Constitucional más de 25 recursos, cosechando triunfos como los que declararon inconstitucionales el primer y segundo estado de alarma.

Por otro lado, no es que Vox pase precisamente por el mejor de los mundos en Andalucía. El que fue cabeza de lista hace cuatro años, el juez Francisco Serrano, acabó fuera del partido no sin sombras de corrupción. Su sustituto, Alejandro Hernández, tampoco cuajó, y el actual portavoz en la Cámara autonómica, Manuel Gavira, aspira a encabezar la lista a la presidencia de la Junta de Andalucía y recela del desembarco de Olona.

No dejaría de ser una candidata muy potente frente a Juan Manuel Moreno, pero, en la misma medida, su fuerte personalidad podría contribuir a la movilización del voto de la izquierda, aunque crece el número de escépticos en torno al efecto real del miedo a la ultraderecha.

Vox puede duplicar resultados en Andalucía

El último sondeo del «CIS andaluz» así lo atestigua. Vox pasaría de 12 a 22 escaños en el Parlamento autonómico, según el último Barómetro Andaluz, publicado hace seis días por el Centro de Estudios Andaluces (Centra), dependiente de la Consejería de la Presidencia. En el mismo barómetro Olona obtiene una nota de 4,92 y Gavira le sigue de cerca con un 4,59. Pero a pesar de este significativo crecimiento, Juan Manuel Moreno podría intentar un gobierno monocolor si suma más que todos los escaños de la izquierda.

Olona duda, pero es un soldado. Por eso, en un desayuno informativo de Iván Espinosa de los Monteros el pasado mes de enero mostró una fotografía de los dos que «me acompañará si finalmente está de la mano de Dios que deje de estar al lado de mi familia en el Congreso de los Diputados para asumir otras responsabilidades en Andalucía».

Te puede interesar

Comentar ()