España

El PSOE da marcha atrás: "No hay una sola razón para que Esteban (CNI) no esté en su puesto"

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban.

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban. EUROPA PRESS

El discurso ha cambiado de manera sustancial en una semana. De poner en duda la continuidad de la directora del CNI, Paz Esteban, por la vía de soslayar un apoyo explícito, a salir en su defensa. Eso ha hecho este lunes el portavoz de la ejecutiva socialista, Felipe Sicilia, al asegurar que «no hay una sola razón o información para que la directora del CNI no esté en su puesto, para que se cuestione el trabajo que ha venido realizando. Si sigue en su puesto es porque hay confianza», ha afirmado en rueda de prensa en Ferraz tras la reunión de la ejecutiva socialista.

Acaso ese nuevo respaldo emane del apoyo cerrado que ha hecho de Paz Esteban la ministra de Defensa, Margarita Robles. En muy buena medida así lo ha reconocido Sicilia al afirmar que Esteban «tiene el apoyo de quien debe tenerlo, faltaría más, de la ministra, que es quien tiene que apoyarla», lo que confirmaría la tesis de que Robles le ha doblado el pulso al titular de Presidencia, Félix Bolaños.

Respaldo a Robles

También la propia ministra «tiene todo el apoyo de la ejecutiva socialista y de todo el Gobierno, faltaría más, y la prueba es que sigue siendo ministra, muy buena, bien valorada y un orgullo para este partido y más en un momento como la guerra de Ucrania», ha proclamado Sicilia a pesar de los indisimulables llamamientos de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, para que sea cesada. Asimismo, ha negado la evidencia del enfrentamientos entre Bolaños y Robles.

Tras elogiar su «alta capacidad de buena gestión de nuestras Fuerzas Armadas y a las puertas de una cumbre de la OTAN» dice el portavoz socialista entender que «se puedan pedir responsabilidades ante un caso grave, pero en caso de que tengan que asumirse, habrá que ver qué ha ocurrido».

Los seguimientos a los independentistas, ha recordado, tenían aval judicial, y sobre el espionaje a los móviles de Pedro Sánchez, Robles y Fernando Grande-Marlaska, «habrá que ver qué es lo que ha podido ocurrir. Esperemos a ver cuáles son las conclusiones para ver si hay que llevar a cabo algún tipo de exigencias de responsabilidades», ha insistido tras recordar que se siguen analizando los teléfonos móviles de los ministros.

Dicen estar dispuestos a desclasificar documentos, pero en el seno de la comisión de secretos oficiales

Respecto a la posibilidad de desclasificar documentos, que es una de las propuestas en las que se sostiene el Gobierno para dar satisfacción al independentismo, ha matizado Sicilia que, en todo caso, dicha revelación se realizará en el seno de la comisión de secretos oficiales «siempre que se pueda velar por la seguridad» del Estado y a requerimiento de la Justicia.

El Gobierno ya desclasificó información «para poder investigar el caso Kitchen. Gracias a eso un ministro del Interior está imputado por delitos muy graves», en alusión a Jorge Fernández Díaz. La ejeutiva socialista se ha aferrado a que la actual relación con la Generalitat no tiene nada que ver con la que sostenía el Gobierno de Rajoy, aunque Pedro Sánchez no ha comunicado la fecha de su encuentro con Pere Aragonès, en la que trabajan los equipos de ambos gobiernos.

El portavoz del PSOE ha arremetido con dureza contra Alberto Núñez Feijóo, que «no duda en mentir y retorcer la realidad» y lidera un partido que «usa las instituciones para corromper y tapar la corruptelas. En el PP unos robaban y otros espiaban y se corrompían. Se llama la trama Kitchen. Un modelo de corrupción que se repite en Madrid con las mascarillas y los comisionistas. El PP de Feijóo tiene pocas diferencias con el de Casado ni con el de su padrino, Mariano Rajoy».

Sicilia exige a Feijóo que «respete la dignidad» del Senado

Pero no ha quedado ahí la andanada, acaso motivada por unos sondeos sobre intención de voto adversos para los socialistas colocando al PP en primera posición, tanto en Andalucía como en el conjunto de España. Tras insistir en que está «carcomido por la corrupción», ha acusado de Feijóo de «interpretar un papel de político moderado y de moderado no tiene nada». Tras esta consideración le ha pedido respete «la dignidad de la Cámara Alta haciendo una oposición seria y sin mentiras. Que de una vez por todas se ponga a trabajar y deje de engañar a los españoles con propuestas populistas que solo recortarían nuestro estado de bienestar».

Por otro lado, ha expresado su satisfacción por el acuerdo político de las izquierdas en Andalucía, aunque la Junta Electoral territorial se ha negado a incorporar a Podemos a la coalición «Por Andalucía» tras presentar su firma fuera de plazo.

Te puede interesar

Comentar ()