España

El saharaui del PSOE: "Es escandaloso apoyar al invasor. Es como defender a Putin en Ucrania"

Aman Hamoudi, vicesecretario de organización de las Juventudes Socialistas de Madrid, rompe su silencio en El Independiente. Denuncia el giro copernicano de Ferraz en el contencioso del Sáhara Occidental. "Hay algo detrás que no sabemos", dice

Aman Hamoudi, vicesecretario de organización de Juventudes Socialistas de Madrid, durante el último congreso de la formación. E.I.

Aman habla alto y claro. Lo hace en su doble condición de saharaui y dirigente del ala juvenil del PSOE. Su voz suena valiente, máxime cuando muchos otros compañeros de filas han optado por abrazar el silencio cómplice. Una suerte de omertá sólidamente establecida en el interés, la necesidad o el miedo que Aman Hamoudi quiebra en conversación con El Independiente. “El cambio de posición de España en el Sáhara es una decisión equivocada y supone traicionar los valores y los sentimientos de la militancia socialista”, dispara a bocajarro.

Aman Hamoudi, de 29 años, es desde hace unos meses vicesecretario de organización de las Juventudes Socialistas de Madrid. Sigue considerando que su patria y su filiación ideológica no son incompatibles, por mucho que a mediados de marzo el Gobierno de Pedro Sánchez cediera a las presiones de Rabat y apoyara públicamente el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, quebrando un posición de Estado que se había mantenido inalterable durante 46 años. “En el congreso en el que me eligieron para el cargo, hace unos meses, lo primero que hice fue sacar la bandera del Sáhara y todo el auditorio aplaudió. Creo que esa sigue siendo la posición de mis colegas”, replica.

Dos meses después de la carta de Sánchez filtrada por la Casa Real marroquí, Ferraz sigue guardando un denso mutismo. La dirección del partido no ha explicado a los militantes el giro copernicano en el contencioso de la ex colonia española -adoptado por Sánchez a partir del consejo del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, uno de sus más estrechos colaboradores- aunque la incomodidad con la decisión resulta notoria entre las bases, según trasladan a este diario dirigentes y simpatizantes de la formación.

Mohamed VI señala a Pedro Sánchez durante su visita a Rabat.

En Juventudes nos mantenemos en lo que dicen nuestras bases y nuestro marco ideológico, que se posiciona a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui, que es el que tiene que decidir su futuro en respeto, además, de las resoluciones de la ONU

El PSOE, que se niega a someter el asunto a la militancia que rescató a Sánchez, insiste a contracorriente y en profunda soledad en que no se ha producido ningún cambio de posición. Las explicaciones ni siquiera han llegado ahora, entre las sospechas cada vez más fundadas del espionaje de los servicios secretaros marroquíes al Gobierno a través de la aplicación israelí Pegasus. En las últimas semanas, se han reactivado las reuniones bilaterales para la reapertura de la frontera de Ceuta y Melilla, que se producirá esta próxima semana, o la operación Paso del Estrecho.

Desafiando la narrativa de Ferraz

“Me cuesta entender cómo se ha podido formular una carta como ésta. Me da la sensación de que no se quería que fuera pública porque es un escándalo que uno de los países implicados directamente en el conflicto del Sahara, se posicione del lado del invasor porque lo que hizo Hasán II fue invadir el Sáhara Occidental. Es como si dentro de 50 años cogemos y nos ponemos del lado de Putin en el conflicto de Ucrania. Históricamente España y el PSOE se han posicionado en otro escenario”, responde Hamoudi, que subraya el hecho de que Juventudes Socialistas se ha desmarcado públicamente del volantazo dado por Ferraz.

“En Juventudes nos mantenemos en lo que dicen nuestras bases y nuestro marco ideológico, que se posiciona a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui, que es el que tiene que decidir su futuro en respeto, además, de las resoluciones de la ONU”, asevera Hamoudi, que se instaló en el municipio madrileño de Alcorcón con 11 años tras ser beneficiario del programa “Vacaciones en paz”, el programa de acogida que durante décadas ha permitido a miles de menores saharauis pasar los veranos con familias españolas.

Por mucho que se intente decir que ésta es la posición que mantiene el PSOE desde hace muchos años es completamente falso

Hamoudi es de las voces socialistas que con más ahínco desafía la narrativa oficial que ha impuesto la dirigencia del partido. “Por mucho que se intente decir que ésta es la posición que mantiene el PSOE desde hace muchos años es completamente falso. Felipe González fue a los campamentos de refugiados y prometió que el Sáhara sería libre y que los saharauis decidirían. Zapatero, en sus primeros años de mandato, también declaró lo mismo”, rememora.

“No sé lo que sucede una vez que se llega al Gobierno. Supongo que hay muchos intereses y muchas presiones del Gobierno marroquí. Ningún Gobierno español, de ningún signo político, se ha atrevido a meterle mano al conflicto del Sáhara porque, obviamente, Marruecos está presionando. Yo no entiendo de geopolítica ni de realpolitik pero sí entiendo de injusticia porque soy trabajador social. Creo que lo que se ha hecho con el Sáhara es una injusticia y un claro cambio de posición”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto del PSOE en el Espacio Rastro de Madrid, este sábado.

Ningún Gobierno español, de ningún signo político, se ha atrevido a meterle mano al conflicto del Sáhara porque, obviamente, Marruecos está presionando

Luchar en las entrañas del PSOE

– Imagino que han sido semanas complicadas en las que te has planteado tu militancia y tu posición…
– Es una época complicada. Me podía esperar una decisión de este tipo de cualquier otro partido político. He oído a Vox o Ciudadanos llamar al Polisario “grupo terrorista”. Pero no podía esperar esto de mi partido. Como cualquier saharaui, te planteas muchas cosas: por qué estar en este partido, por ejemplo. Hay circunstancias mucho mayores y es una época que pasará. Antes que militante socialista, soy saharaui. Intentaré cambiar esto desde dentro, desde donde soy más útil a la causa del pueblo saharaui. Tengo a toda mi familia en los campamentos de refugiados. Mi madre vive allí desde que tiene ocho años. No conoce otra cosa. Yo también nací allí A los 11 años tuve la suerte de escapar y de salir de ese infierno, porque no es otra cosa que un infierno. Que le digan a mi pueblo y a mi familia que después de 45 años esperando, tirados en medio del desierto, que la solución es que vivan bajo el yugo de Mohamed VI, no puede ser. Si me ofrecieran una autonomía dentro de una democracia occidental, lo puedo ver como una opción. Si me ofrecen una autonomía dentro de una dictadura que persigue y no respeta los derechos humanos, es un insulto a la inteligencia.

Antes que militante socialista, soy saharaui. Intentaré cambiar esto desde dentro, desde donde soy más útil a la causa del pueblo saharaui

Hamoudi litiga aún por su nacionalidad española. “A los 11 años me quedé con una familia madrileña de manera irregular. Hasta que no conseguí la mayoría de edad, no pude conseguir mis papeles. Es otra cosa que debemos denunciar como saharauis. El Gobierno español, de todos los signos políticos, nos trata como inmigrantes de tercera división. Todos sabemos cómo se obtiene la nacionalidad en este país y hay un camino que es el más largo, el de diez años, que tenemos que recorrer los saharauis. Ahora mismo estoy intentando sacarme la nacionalidad. Después de diez años de que llevo viviendo en España de manera regular, me echan para atrás los papeles porque dicen que están firmados por el Frente Polisario y que no reconocen mis certificados de nacimiento o penales. Es ridículo y es algo que le ha sucedido a muchos saharauis y que finalmente los tribunales siempre acaban dándonos la razón”.

A pesar del último revés, Hamoudi sigue creyendo que “el PSOE siempre ha estado detrás de las causas justas”, una de las razones que -manifiesta- explican su militancia. “Siempre ha estado al lado del pueblo palestino, el pueblo sirio o el pueblo cubano. Y lo que no entiendo es que ahora se deje de lado al pueblo saharaui, con el que tenemos tantos lazos y con el que llevamos tantos años de lucha y apoyo a su causa”, arguye. Una realidad por la que en las últimas semanas ha recibido los mensajes de apoyo de otros simpatizantes. “He hablado con muchos militantes y lo primero que hacen es darme prácticamente el pésame. Me animan a que continúe dentro del PSOE. Ellos tampoco comprenden la decisión. Todos dicen que hay algo detrás que no sabemos”.

Los militantes socialistas me animan a que continúe dentro del PSOE. Ellos tampoco comprenden la decisión. Todos dicen que hay algo detrás que no sabemos

En contra de la desmemoria de Sánchez

El dirigente de Juventudes sostiene, como otros militantes socialistas, que “Pedro Sánchez ha sido forzado a tomar esta decisión”. “Hay detalles que desconocemos. Marruecos es un gigante contra el que hay que luchar y hay que hacer mucha pedagogía interna sobre el conflicto del Sáhara. Hay que explicarlo muy bien. Sánchez, igual que cualquier otro socialista, sabe perfectamente que el saharaui es el pueblo oprimido y que Marruecos es el régimen invasor”, desliza. “Y digo régimen porque tengo muchos amigos marroquíes, con los que me llevo fenomenal y que son otras víctimas de Mohamed VI. Sánchez sabe perfectamente quienes son los que están en el lado bueno de la Historia”.

A Hamoudi le reconforta pensar que el giro en el litigio saharaui -apoyado por los ex presidentes González y Zapatero, fervientes partidarios de las tesis marroquíes desde hace años- será pasajero. Que terminarán soplando otros vientos, más propicios para la causa saharaui.

“Se acabará cambiando de posición. La han tomado forzados por las amenazas marroquíes”, esboza. “Las explicaciones de Exteriores son insuficientes. Se escudan en la ayuda humanitaria. Mi pueblo no  tiene que conformarse con las migajas o la ayuda humanitaria. En los campamentos no tenemos agua corriente ni electricidad. Estamos tirados en medio de la nada. Si Occidente cree que nuestros problemas se solucionan mandándonos un kilo de arroz, se equivoca. Nuestra solución es que decidamos sobre nuestro futuro”.

[¿Confías en que Albares, también militante socialista, cambie de posición?] Confío en el PSOE

A su juicio, España tiene que asumir de una vez por todas su responsabilidad histórica, la de haber abandonado a su suerte a la población saharaui en 1975. “España tiene una responsabilidad extra que no tiene Estados Unidos ni Francia ni ningún otro país. Según Naciones Unidas, es un territorio que sigue sin descolonizar y por lo tanto sigue siendo una colonia española. Es Madrid el que tiene que encargarse de que se descolonice y el que debería impulsar una propuesta real y creíble. Y esa propuesta no es la autonomía dentro de Marruecos”, indica Hamoudi, que denuncia el “oportunismo” del resto de partidos. “Aprovechan cualquier circunstancia para atacar al Gobierno de coalición. Se suben al carro del pueblo saharaui pero lo han abandonado exactamente igual”.

Hamoudi no ha perdido la esperanza. “¿Confías en que un ministro como Albares, también militante socialista, cambie de posición?”, le pregunto. “Confío en el PSOE”, replica en milésimas de segundo. “El PSOE ha tenido una posición histórica y espero que vuelva a esa posición. Como militante socialista espero que estemos al lado de las causas justas. Nadie entiende que ahora, 46 años después, se apoye la invasión de Marruecos. Los saharauis deben votar y ni un ministro ni un presidente del Gobierno de un tercer país pueden decidir por nosotros”. 

Te puede interesar

Comentar ()