España | Tribunales Caso Mascarillas

Medina y Luceño usaron un documento falso para dirigirse al Ayuntamiento, según la Cámara de Comercio

La Cámara de Comercio Internacional (ICC) traslada al juez que el documento del negocio de intermediación entre los empresarios investigados y su contacto en la empresa Leno, San Chin Choon, "está basado en un falso modelo"

Luis Medina llega a los juzgados de Plaza Castilla.

Luis Medina llega a los juzgados de Plaza Castilla. EP

La Cámara de Comercio Internacional (ICC) ha enviado un informe al juez del caso Mascarillas, que investiga a los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño por presunta estafa al Ayuntamiento de Madrid, en el que califica de «falso» el modelo de contrato con el que los investigados justificaron que eran agentes exclusivos de la empresa malasia Leno que proporcionó material sanitario al consistorio.

Dicho documento era un «supuesto contrato de la ICC con el señor San Chin Choon», el representante de Leno que se ha negado a comparecer ante el juez. La Cámara de Comercio Internacional, en un informe de 47 páginas remitido al instructor Adolfo Carretero al que ha tenido acceso El Independiente, afirma que «la noticia de la operación de intermediación realizada en los primeros momentos de la pandemia entre el Ayuntamiento de Madrid y un proveedor asiático de material sanitario, por parte de los señores Medina y Luceño, se ha ilustrado con las imágenes de un supuesto contrato de la ICC con el señor San Chin Choon. Ese contrato se ha basado en un falso modelo atribuido a la Cámara de Comercio Internacional (ICC). Ese falso modelo, con inclusión no autorizada del antiguo logotipo de la Cámara de Comercio Internacional (ICC), es un texto que no se corresponde con ningún modelo de documento avalado por la Cámara de Comercio Internacional (ICC)», traslada el organismo al juez que investiga a ambos empresarios por supuesta estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales. Ambos mediaron para hacer llegar al consistorio madrileño material sanitario al principio de la pandemia por el que se pagaron 11,9 millones de euros. Los investigadores sostienen que los empresarios inflaron el precio para llevarse comisiones de 6,1 millones de dólares.

Operación de venta de carne de 2018

Sobre dichas comisiones, la Cámara de Comercio traslada que «no tiene ninguna pauta o recomendación sobre el porcentaje de la comisión en operaciones de intermediación ocasional», aunque especifica que ninguno de los dos investigados «ha sido nunca miembro del Comité Español de la ámara de Comercio Internacional y, por ello, tampoco lo han sido de la sede internacional de la Cámara de Comercio Internacional», por lo que no pudieron utilizar sus modelos para facilitar el comercio internacional.

Eso explicaría que el logo utilizado por los empresarios fuera antiguo, correspondiente según el informe entregado al juez, hasta 2013. Los investigados habrían hecho una mezcla de documentos para dar apariencia de realidad al documento. La Cámara de Comercio apunta a que utilizaron parte de un modelo de septiembre de 2018 de «una operación de importación y exportación de carne congelada para China y otros mercados asiáticos» y parte de otro modelo «falsamentee atribuido a la Cámara de Comercio Internacional», con su antiguo logotipo. Precisamente en su declaración como investigado ante el juez, Luis Medina se presentó como «broker de materias primas: carne, alimentación y minería».

Comentar ()