España

Los ataques de Sánchez al PP vuelan los puentes para la renovación del CGPJ

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, y el vicesecretario de Política Institucional Esteban González Pons.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, y el vicesecretario de Política Institucional Esteban González Pons. EP


“¿Qué asuntos decías que querías pactar con nosotros, Pedro?” La pegunta al presidente del Gobierno la formuló ayer, vía Twitter el vicesecretario de Política Institucional del PP, Esteban González Pons, la persona llamada a negociar con el Gobierno, entre otros asuntos, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La inopinada andanada de Pedro Sánchez contra el primer partido de la oposición durante su comparecencia de este jueves ha vuelto a volar los puentes de diálogo con el PP justo en el momento en que el Gobierno confiaba en sacar adelante la renovación del CGPJ “antes de fin de junio”, según fuentes del Ejecutivo.

González Pons acompañaba su pregunta de unas palabras de Sánchez ante el Pleno este jueves en el que afirmaba, entre otras cosas, que a la “corrupción financiera que representa el caso Gürtel: a la corrupción política que representa la instrumentalización de instituciones públicas, como por ejemplo las FSE, que representa el caso Kitchen; la derecha española junta otra corrupción que es la corrupción democrática. Porque no asumen el estado democrático, porque entienden que el poder es solo suyo”.

De hecho, Sánchez dedicó los primeros veinte minutos de su intervención de una hora de duración para arremeter contra el PP y reivindicar el aniversario de los cuatro años de la moción de censura que le aupó al poder por primera vez. Aún así los socialistas creen que hay margen para culminar la renovación del CGPJ en cuanto pasen las elecciones andaluzas del día 19.

Moncloa parecía más esperanzada ahora que con Pablo Casado

En un principio, la intención tanto de Moncloa como del PP de Alberto Núñez Feijóo era sentar de nuevo a sus respectivos interlocutores, Félix Bolaños y Esteban González Pons, para intentar alcanzar un acuerdo que pusiera
fin a más de tres años de interinidad del órgano de gobierno de los jueces.
Moncloa parecía más esperanzada ahora que con el anterior líder popular, Pablo Casado, lo que vendría a demostrar que los primeros contactos exploratorios debieron ser más fructíferos de lo que se ha dejado ver. Eso sí, la cita andaluza impuso un paréntesis de espera, otro más que ahora puede saltar por los aires.

Además se mantenía la incógnita respecto a cuáles eran los términos de un posible acuerdo. Gobierno y PSOE rechazan modificar a futuro el sistema de elección de los magistrados del órgano de gobierno de los jueces. “No es nuestro modelo”, dicen fuentes de Moncloa. Es más, el propio Pedro Sánchez le trasladó este mensaje a Feijóo en su reunión del pasado 7 de abril al espetarle que «cuando ganéis, cambiad la ley y, hasta entonces cumplidla».

Sánchez acusó al PP de «corromper la democracia»

Y tras el debate del jueves en el Congreso, no parece que exista el mejor de los ambientes para avanzar. El jefe del Ejecutivo hizo alusión a este asunto durante su comparecencia para dar cuenta del escándalo Pegasus. Empleó términos muy duros a la hora de referirse al PP, al que dedicó buena parte
de una intervención destinada a explicar las intervenciones telefónicas a sus socios independentistas de ERC. “Llevan tres años incumpliendo. Renovar el CGPJ y el TC es calidad democrática” acusó a los populares. “Renueven todas aquellas instituciones que tienen bloqueadas sólo porque no están gobernando. Otra cosa es corromper la democracia y polarizar a nuestras sociedades”.

También el líder de Vox, Santiago Abascal, se adelantó a un posible escenario de acuerdo entre el Gobierno y el PP dirigiéndose a los escaños populares el pasado jueves. “¿Qué hace el señor Feijóo -se preguntó- ofreciendo pactos después de lo que se ha escuchado aquí? ¿Algunos piensan todavía que se puede dar un balón de oxígeno con negociaciones sobre el CGPJ a este gobierno?». Y adelantando cual será su estrategia en caso de que haya un pacto y de qué manera intentará desacreditar al PP defendió que «ningún colaboracionismo con este gobierno es aceptable. Los españoles no quieren componendas con los culpables del deterioro de nuestras instituciones, convivencia y unidad, lo que quieren es alternativas”.

El PP habla de «viejos trucos»

Para los populares, la actitud del PSOE y de Sánchez, centrando su comparecencia monográfica sobre Pegasus en una crítica reiterada a etapas anteriores, responde a «viejos trucos» ya conocidos. Así lo señalan fuentes parlamentarias de la propia formación, que consideran que el presidente del Gobierno «utiliza estos temas para que se hable de crispación en lugar del tema» que se aborda.

Las mismas fuentes, por tanto, trasladan a El Independiente que no cree que vayan a dinamitarse por completo «las conversaciones» que existen entre Génova y Moncloa. Ponen como ejemplo la abstención en materia de la ley audiovisual de este jueves por la tarde. Un «gesto», dicen, que persigue continuar tendiendo la mano para logar la «centralidad» en lo que reste de legislatura y, así, dejar constancia de que «la alternativa moderada es el PP». Eso sí, apuntan que, si Sánchez no aplaca ni un milímetro su «inmovilismo» para negociar, será «muy difícil» profundizar en materia judicial.

Te puede interesar

Comentar ()