España

Sánchez a Feijóo sobre el CGPJ: "Cuando ganéis cambiad la ley y, hasta entonces, cumplidla"

El jefe del Ejecutivo se interesó sobre la estrategia del nuevo líder del PP respecto a Vox y le pidió aislar a la ultraderecha

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo posan antes de su cita EP

El presidente del Gobierno dijo haber salido de la reunión de este jueves en Moncloa «con más incógnitas que certezas». Pero entre las segundas no está, sin duda, la que es su posición respecto a la renovación del Consejo General del Poder Judicial, uno de los asuntos principales que trató con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Y aunque se retoman las conversaciones para abordar la interinidad del órgano de gobierno de los jueces, no parece en absoluto dispuesto a abrir la puerta a una reforma del sistema de elección de sus miembros.

En conversación informal con los periodistas en el avión que le trasladaba posteriormente a Rabat para reunirse con Mohamed VI, explicó que aunque parece haber voluntad de avanzar en este asunto, le espetó al líder de la oposición que «cuando ganéis, cambiad la ley y, hasta entonces cumplidla». Según la versión presidencial, Feijóo pidió tiempo para hablarlo con su partido, pero Sánchez ve positivo que este asunto, al menos, se desbloquee entre el Gobierno y el primer partido de la oposición, aunque el PP no ha designado a sus interlocutores.

Moncloa está a la espera de que el PP designe a sus interlocutores para renovar el CGPJ

En cuanto al plan nacional de respuesta, Sánchez desestimó la propuesta popular de rebaja del IRPF bajo el argumento de que no hay ningún otro país de nuestro entorno que haya optado por esa vía. Sigue apostado el presidente por lo que ha denominado «rebaja selectiva» de impuestos, como el de la luz, y ayudas directas. «El plan va a salir adelante. ¿Quiere quedarse sólo con Vox? Es una decisión política suya», explicó con la idea de que los populares puedan llegar a abstenerse en la votación de un decreto que no pretende tramitar como proyecto de ley.

Tras reprochar al PP no haber aportado ninguna medida a dicho plan, le rogó a Núñez Feijóo que, a diferencia de su antecesor en el cargo, Pablo Casado «deje de hablar mal de España» por Europa a cuent del Plan de Recuperación y Resiliencia.

Precisamente, Europa y Vox fue el cóctel elegido por Sánchez para hacer una reflexión política de fondo sobre el ascenso de la ultraderecha. Le interrogó, en este sentido, si tiene «alguna estrategia» respecto a Santiago Abascal, pregunta que parece haber quedado sin respuesta». «Hay preocupación» en Europa por si la crisis económica impulsa el ascenso de los partidos radicales. En este sentido le interpeló que está en manos del PP poner coto a Vox.

Feijóo, «incómodo» con la violencia intrafamiliar

Aseguró Sánchez haber visto a Feijó «incómodo» con el tema de la violencia intrafamiliar, concepto que maneja Vox para negar la evidencia de la violencia machista. La ley que va a poner en marcha el gobierno de coalición de Castilla y León, a cambio del apoyo de los de Abascal, «debilita el pacto de Estado contra la violencia de género» a juicio de Sánchez, mientras que Feijóo «lo ve compatible».

Sánchez, que advierte un «cambio de formas» en su relación con el actual presidente popular, le planteó su cambio de criterio respecto al Sáhara como «bueno para España, no sólo por el tema migratorio sino para normalizar. Creo que es la mejor salida», aunque lo cierto es que el jefe del Ejecutivo carece de apoyos, tanto de sus socios de gobierno como del resto de los grupos parlamentarios de la Cámara Baja.

De hecho, este miércoles hubo una extraña unanimidad de toda la oposición en la votación de una proposición no de ley que criticaba el giro del gobierno a la tradicional posición de España sobre el conflicto del Sáhara Occidental y que presentó, entre otros, su socio, Unidas Podemos. En este sentido, minimizó la posición de los morados aun admitiendo que en el tema del Sáhara «hemos dado un paso más, sin duda», pero no parece dispuesto a rectificar ninguno de sus posicionamientos. Y en lo que afecta a Argelia «la situación es razonable» y el gas «está garantizado».

Te puede interesar

Comentar ()