España Primer cara a cara en el Senado

El PP avala el tono de Feijóo en el Senado y afea el "argumentario cotidiano" de Sánchez

Critican que mientras que el PP traslada propuestas, como su plan económico, desde Moncloa tiren del argumentario clásico para herirles: "Ultraderecha, Poder Judicial y violencia de Género"

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene en una sesión plenaria en el Senado, a 7 de junio de 2022.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene en una sesión plenaria en el Senado, a 7 de junio de 2022. EP

El presidente del PP y senador por designación autonómica del Parlamento de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha protagonizado su primer cara a cara con el jefe del Gobierno Pedro Sánchez en el Senado. Más de dos meses después desde su nombramiento en el congreso del partido en Sevilla, y con la figura de Antonio Hernández Mancha -único exlíder del PP que no contaba con acta en el Congreso de los Diputados- rondándole desde su escaño parlamentario, Feijóo ha podido ejercer de líder de la oposición.

Las sensaciones dentro del Grupo del Partido Popular (GPP) en la cámara alta son buenas. Fuentes parlamentarias consultadas por El Independiente explican que Feijóo ha «transmitido el mensaje» del partido «como queríamos», con «serenidad». Sin embargo, muestran decepción por el posicionamiento mantenido por el presidente del Gobierno. Los populares indican que Sánchez tenían la oportunidad de rebajar el tono, «pero no lo ha hecho». «Pensábamos que iba a tener una reacción distinta, menos dura que la que mantiene con Cuca Gamarra semanalmente en el Congreso de los Diputados», explican.

En el PP creen que Sánchez tenía la oportunidad de mostrar otra faceta, más cercana al consenso y a la capacidad de diálogo con el primer partido de la oposición y su principal referente. No obstante, dicen, «ha preferido tirar del argumentario cotidiano» para intentar herirles: «ultraderecha, renovación del Poder Judicial o violencia de género». En cambio, Feijóo ha reivindicado «la política útil y le ha afeado los constantes insultos», indican en las filas del partido.

Los populares creen que «Feijóo ha estado donde se comprometió a estar desde que es presidente del PP». Afirman que «está en la propuesta de alternativas para el momento complicado que estamos viviendo por la subida del coste de la vida. Porque es obvio que las soluciones del PSOE no están funcionando». Critican que Sánchez «parece estar solo preocupado por la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)» en lugar de centrarse en la realidad económica, «lo que demuestra lo alejadísimo que está de los problemas de la gente».

«El presidente del Gobierno solo nos quiere para renovar el órgano de los jueces. Para lo demás, tira de EH Bildu», eso «ya nos lo ha dejado claro», afirman otras fuentes. Los populares detallan que, mientras Feijóo ha acreditado una línea propia coherente con la realidad social que impera, Sánchez se ha mostrado excesivamente bronco. Y precisamente, a ello ha apelado Feijóo durante la sesión de control: «en lo de insultar me va a ganar siempre», le ha dicho al jefe del Ejecutivo.

Sánchez solo nos quiere para renovar el CGPJ, para todo lo demás tira de EH Bildu

El primer enfrentamiento entre el mandatario popular y el secretario general del PSOE se produce bajo un contexto electoral en Andalucía. A falta de diez días para que concluya la campaña, Feijóo le ha pedido que no piense siempre en clave electoral. «Olvídese del ‘efecto Feijóo, y céntrese en el efecto de la inflación», le solicitado reiterando que su plan económico sigue vigente para que el Gobierno lo adopte.

Respecto a ese plan, elaborado a mediados de abril por el partido y el área de Economía del mismo, fuentes consultadas indican que sigue plenamente vigente para asumirlo. «No lo vamos a simplificar» para llegar a un acuerdo de mínimos en lo que queda de mes, aseguran desde el PP, porque consideran que es ya bastante asumible.

«No hemos empezado bien»

Desde el PP no perciben ninguna intencionalidad por parte del Gobierno de cambiar la dinámica de las relaciones con su partido. «No hemos empezado bien, nos llaman ‘mangantes’, luego ‘tontopollas'»; «está claro que no quieren cambiar el tono». «No cambió con la salida de Pablo Casado y no está cambiando ahora», afirman. «Lo peor de todo»; consideran, «es que nadie más dentro del PSOE lo cuestiona ni ha pedido perdón».

Lo que peor ha sentado en el seno de los populares es que Sánchez les tache de estorbar. «A nosotros no nos gusta este Gobierno, pero no nos planteamos decir que nos estorba», defienden.

Te puede interesar

Comentar ()