Cumbre OTAN Madrid Cumbre OTAN en Madrid

España

Biden se moverá por Madrid en la cumbre de la OTAN con una caravana de 50 vehículos

El dispositivo policial trabaja con la hipótesis de que se desplace a España una delegación ucraniana pero no el presidente Zelenski | Interior movilizará a unos 9.000 agentes para garantizar la seguridad de todas las delegaciones

Joe Biden saluda a un marine de los Estados Unidos al bajar de su helicóptero en la Casa Blanca.

Joe Biden saluda a un marine de los Estados Unidos al bajar de su helicóptero en la Casa Blanca. EP

La delegación de Estados Unidos, con el presidente Joe Biden a la cabeza, moverá una caravana de entre 45 y 50 vehículos durante la cumbre que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) celebrará la próxima semana en Madrid y que ha obligado al Gobierno de Pedro Sánchez a diseñar el mayor operativo de seguridad de la historia reciente del país.

La estadounidense será con diferencia la comitiva más numerosa que se desplace con ocasión de este encuentro internacional, como refleja la cifra de coches -muchos de ellos para transportar al servicio de seguridad personal del presidente- que utilizarán para realizar los desplazamientos de sus integrantes por la ciudad. Las reuniones de trabajo de la cumbre de la OTAN en Madrid se celebrarán en el recinto ferial de Ifema, a unos 13 kilómetros del edificio que alberga la embajada de EEUU en la calle Serrano. Este punto y los hoteles en los que se hospeden los integrantes de la comisión estarán blindados por la policía mientras dure la cumbre.

Con todo, la caravana será menos extensa que en otras ocasiones recientes. En su visita a Roma a finales de octubre pasado, en vísperas de asistir a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) de Glasgow (Escocia), Joe Biden movió un convoy de unos 85 vehículos, entre ellos el Cadillac blindado conocido como ‘La bestia’ en el que él se desplaza. Las restricciones imperantes en ese momento por la covid-19 les llevó a emplear un mayor número de coches, como puede comprobarse en los vídeos que se difundieron por las redes sociales.

A menos de una semana de que arranque la cumbre de la OTAN, avanzan los preparativos y las reuniones, como la mantenida este miércoles por los mandos policiales para detallar el dispositivo que se desplegará. El martes por la tarde, Pedro Sánchez informó a través de un tuit de que había conversado con Joe Biden sobre la cumbre de la OTAN, «una cita histórica -subrayó- en la que la Alianza reforzará su unidad y cohesión en defensa de la democracia y la libertad». Según el jefe del Ejecutivo, el presidente estadounidense le agradeció los «esfuerzos» que España está realizando para la organización de la reunión.

Estados Unidos fue uno de los firmantes del Tratado de Washington de 1949, en virtud del cual diez países de ambos lados del Atlántico -junto con Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y Reino Unido- se comprometieron a defenderse mutuamente en caso de que alguno sufriera una agresión armada. En mayo de 1982, España se convirtió en el socio número 16 de la OTAN, que cuenta hoy con 30 estados miembros.

Delegación de Ucrania

Entre las delegaciones que estarán presentes en la cumbre de la OTAN en Madrid se encuentran las de Suecia y Finlandia, países escandinavos que aspiran a ingresar en la Alianza Atlántica para reforzar su defensa territorial a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. La invitación se ha cursado también al gobierno de Volodímir Zelenski, si bien el operativo policial trabaja con la hipótesis de que finalmente no se desplace el presidente pero sí una representación ucraniana.

Bajo el nombre de Operación Eirene, el Ministerio del Interior ha diseñado un operativo que movilizará a unos 6.550 policías nacionales -un gran número de ellos pertenecientes a las Unidades de Intervención Policial (UIP), conocidos popularmente como ‘antidisturbios’- y 2.400 guardias civiles, a los que se suman otros 1.200 agentes de la Policía Municipal de Madrid. Para llevar a cabo el dispositivo, el departamento que dirige Grande-Marlaska tramitó semanas atrás la compra de diverso material por importe de 1.956.564,52 euros: 1.050 videocámaras personales, 100 arcos detectores de metales, 10 escáneres para inspeccionar paquetes, 40 circuitos cerrados de televisión y unos 6.000 cartuchos para los inmovilizadores eléctricos (conocidos como pistolas Taser).

La Policía trabaja con la hipótesis de que no vendrá el presidente Zelenski pero sí una delegación ucraniana

La capital estará blindada no sólo durante los días que se celebra la cumbre (29 y 30 de junio) sino desde días antes, lo que tendrá una gran incidencia en el tráfico. Así, este viernes se activará la fase de ‘alerta’, lo que conllevará restricciones en el acceso al recinto donde se reunirán los líderes internacionales: el recinto ferial de Ifema, en el campo de las naciones de Madrid. Coincidiendo con la llegada de algunos mandatarios, el próximo lunes se entrará en la fase ‘crítica’, que se mantendrá ya hasta que termine este acontecimiento. 

El dispositivo tendrá que garantizar la seguridad a los participantes tanto en el escenario donde se llevará a cabo la cumbre de la OTAN, como en la embajadas en las que se hospedarán diversos líderes, los hoteles en los que pernoctará el resto de las delegaciones, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, la base militar de Torrejón de Ardoz (por donde llegarán algunas delegaciones) y los lugares en los que tendrán lugar algunas recepciones y actos paralelos para participantes y acompañantes, como el Palacio Real y el Museo del Prado.

El pistoletazo de salida a esta cita se dará el 28 de junio, cuando Pedro Sánchez haga entrega oficiosamente al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, de las instalaciones que se han habilitado para albergar este encuentro. Ese día habrá ya reuniones bilaterales del presidente del Gobierno con líderes internacionales en La Moncloa, al tiempo que los reyes Felipe VI y Letizia han convocado una cena en el Palacio Real para recibir a los representantes de los países aliados e invitados. Igualmente, José Luis Albares ofrecerá una cena a los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa de todos los países asistentes en el Palacio de Santa Cruz, donde tiene su sede el ministerio.

El miércoles, 29 de junio, comenzarán los actos oficiales de la cumbre de la OTAN en Ifema con una primera sesión de los aliados y otra posterior también con los países invitados (Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur). La sesión de clausura está programada para el jueves 30, día en que el secretario general de la OTAN comparecerá ante la prensa para dar a conocer las conclusiones que han arrojado las distintas reuniones y las decisiones adoptadas por los países asistentes a la cumbre de Madrid.

Te puede interesar

Comentar ()