España

Moncloa toca a rebato frente al golpe del 19-J y estudia medidas "ambiciosas" para el decreto anti-crisis

Unidas Podemos conocía, según Moncloa, el anuncio de rebaja del IVA de la electricidad, pero no estaba pactado

Pedro Sánchez este miércoles durante la sesión de control al Gobierno Europa Press

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, anunció ayer durante la sesión de control al Gobierno la rebaja del IVA de la electricidad del 10 al 5 por ciento, medida que contendrá el nuevo decreto anti-crisis que el Consejo de Ministros aprobará el sábado en reunión extraordinaria. Una medida importante que hace apenas dos semanas consideraban “cosmética” cuando la propuso el PP. De hecho, Sánchez se cuidó muy mucho de hacer el anuncio durante su réplica a la portavoz popular, Cuca Gamarra, sino que fue en respuesta al dirigente de ERC Gabriel Rufián.

Moncloa ha tocado a rebato. Los malos resultados en Andalucía para la izquierda han activado la maquinaria gubernamental, asumiendo propuestas que despreció, intentando suplir con un paquete de iniciativas y medidas el golpe que los andaluces les han dado en las urnas. Desde el sector mayoritario del Gobierno se ha comunicado a los socios de Unidas Podemos que quieren “un decreto ambicioso”, a lo que los morados han respondido con otras propuestas no menos audaces.

De hecho, en Unidas Podemos creen que se abre la puerta a tocar de alguna manera la fiscalidad de las eléctricas e incorporar otras medidas para bonificar el transporte público. No se oponen a la rebaja del IVA de la luz, pero entienden que si hay recorte de ingresos públicos por un lado, debe compensarse por otra vía. Lo dijo ayer el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien considera que la bajada del IVA «no viene mal pero ni de lejos es suficiente para proteger a la gente de la inflación».

Podemos no se opone a la rebaja del IVA de la luz, pero exige que se compense con el impuesto a las eléctricas

Insisten en la necesidad de un cheque de ayuda directa de 300 euros para familias vulnerables y ese impuesto a las eléctricas y petroleras que financie, entre otras cosas, una «tarifa plana» del precio del transporte público a 10 euros. Aquí discrepa con Díaz, quien habla de un descuento del 50 por ciento, habida cuenta de que el precio de transporte no es unitario en las ciudades de España.

En todo caso, en Podemos se felicitan del ritmo que ha adquirido la legislatura como reacción a los malos resultados en Andalucía y también que Díaz haya asumido «el estilo de Pablo Iglesias». Aluden a que la vicepresidenta segunda anunciara el paquete de exigencias de Unidas Podemos a través de las redes sociales, lo que no cayó muy bien entre algunos compañeros de gabinete socialistas que llegaron a enmendarla como fue el caso de la titular de Hacienda , María Jesús Montero.

Los morados siempre han defendido que frente a la consigna de no dejar asomar los conflictos internos del Gobierno de coalición, el PSOE, en general, y Pedro Sánchez, en particular, «sólo actúan si son presionados» en las redes y medios de comunicación. Y lo cierto es que no pocas veces el jefe del Ejecutivo ha inclinado la balanza a favor de los morados para salvarse a ojos de la opinión pública, como hizo ante la reforma laboral, la ley de vivienda o la ley trans.

UP conocía el anuncio de Sánchez, aunque no estaba pactado

La propuesta sobre el IVA era «conocida» por el socio minoritario de la coalición, según Moncloa, aunque no estaba pactada. «Debemos acostumbrarnos a lo que es una coalición», aducen sobre su anuncio unilateral. Sánchez ya se había comprometido a prorrogar el decreto del plan nacional de respuesta -que vencía este mes de julio- hasta finales de septiembre incorporando algunas cuestiones menores que quedaron pendientes en el anterior plan. Sin embargo, todos los ministerios están trabajando para ampliar las ayudas a más sectores productivos, industriales y agrarios, entre otros.

“Todos los departamentos llevamos cosas”, señala un ministro, que alerta, sin embargo, de la “bulimia” de medidas implementadas por el Gobierno al que pertenece y que, en muchos casos, acaban confundiendo a los ciudadanos, aduce. No es el único que opina en el sector socialista que hay que volcarse más “en reformas de calado” y menos en otras cuestiones más secundarias.

Pisando el acelerador

En efecto, el Gobierno quiere contrarrestar el durísimo golpe del pasado domingo pisando el acelerador. En apenas dos días tras el 19-J anuncia la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario el sábado para aprobar el nuevo decreto, sin descartar que sea el propio Sánchez quien lo presente desde la sala de prensa de Moncloa y el ministro Bolaños retoma la agenda catalana y las relaciones con ERC, disimuladas durante la campaña andaluza, citando en Moncloa a la consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrá.

También se acelera la aprobación de las leyes de memoria histórica y de seguridad ciudadana. La idea es tenerlas culminadas antes de las vacaciones de verano lo que obligará a habilitar parlamentariamente el mes de julio más allá de lo previsto para celebrar el debate del Estado de la nación, todavía a falta de fecha definitiva.

Te puede interesar

Comentar ()