España En una declaración institucional desde Génova

Feijóo se compromete a revertir la derogación del delito de sedición si llega al Gobierno

El líder de los populares considera que "la única realidad es que se están aprovechando los instrumentos del Estado para privilegiar a políticos concretos" | Apunta que Sánchez carece de intenciones "bienintencionadas" para llevar a cabo esta modificación del Código Penal

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, comparece para realizar una declaración institucional ante los medios por el anuncio del Gobierno de la derogación del delito de sedición

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, comparece para realizar una declaración institucional ante los medios por el anuncio del Gobierno de la derogación del delito de sedición EP

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, ha protagonizado este viernes una declaración institucional desde la sede nacional de Génova a raíz del anuncio hecho por el Gobierno por el que se compromete a «reemplazar» el delito de sedición por otro de desorden público agravado. Esta misma mañana el Grupo Socialista y el confederal de Unidas Podemos han registrado en el Congreso de los Diputados el texto de la proposición de ley orgánica por la que, entre otros, las penas quedarán rebajadas de quince a cinco años de prisión como máximo bajo el nuevo parámetro. En su comparecencia, Feijóo ha anunciado que si llega a la Presidencia del Gobierno, revertirá esta situación. Y se ha erigido como alternativa fiable de gestión para aquella «España huérfana de centralidad» que no se siente representada por el PSOE de Pedro Sánchez.

«La única realidad es que se están aprovechando los instrumentos del Estado para privilegiar a políticos concretos. Es obscenamente evidente que no existe ninguna razón bienintencionada para esta decisión», ha expresado el líder de los populares. Para Feijóo, Sánchez «ha pensado en el beneficio exclusivo de su supervivencia política», brindando a Pere Aragonès, el presidente de la Generalitat de Cataluña, la posibilidad de volver a repetir los actos que culminaron el 1-O. «Ha aceptado el chantaje independentista para superar la debilidad parlamentaria», todo, «aunque sea a costa de la integridad de la nación».

Feijóo, que hace dos semanas suspendió las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) justificando ello por el anuncio del Gobierno en el que se comprometía a llevar esta reforma al Congreso, ha señalado que hoy «la independencia judicial se está comprometiendo gravemente». «Se está reescribiendo la sentencia del Supremo», ha asegurado, apelando a los indultos que el Ejecutivo concedió en junio del año pasado. El presidente del PP ha negado que esta decisión esté sustentada en algún «principio democrático», y se ha referido concretamente a una de las razones que desde el Gobierno de coalición han dado a lo largo del día: que es una adaptación a la realidad actual y a las legislaciones de los países del entorno. Así lo ha asegurado Patxi López y Jaume Asens en rueda de prensa desde la Cámara baja a primera hora.

Feijóo se ha erigido como alternativa fiable de gestión para aquella «España huérfana de centralidad» que no se siente representada por el PSOE de Sánchez

«En naciones de nuestro entorno las penas son más severas», ha mencionado el dirigente gallego. Ha añadido que «lo más preocupante es que se oculta que el derecho de sedición debe estar en el Código Penal». «No solo por el independentismo» o por su intento de culminar el proceso soberanista, «sino porque aún mantienen su propósito de hacerlo». Sánchez ha pactado «sin asegurarse la no reincidencia» de sus socios de investidura, ha criticado Feijóo, que confía en que «quien le impone eso» para continuar en La Moncloa, es porque desea tener el camino más fácil para la impunidad».

Para el ‘número uno’ de Génova, este gesto es uno más de los ya abordados en materia lingüística o con los propios indultos ya mencionados para «seguir en el poder sin importarle nada a cambio». Un paso más en el interés de «supeditar todo» y «las instituciones que considera oportunas a sus necesidades políticas. En ese sentido, Feijóo ha lamentado que lo haga «rompiendo la fortaleza lograda por el constitucionalismo» una vez se aplicó el artículo 155. Todo ello, «con el amparo del rey» Felipe VI.

Apela a la responsabilidad de los barones socialistas

Para Feijóo, no obstante, «sería simplista» señalar exclusivamente a Sánchez, porque, en definitiva, el PSOE «es más» que él. A todos los barones «les corresponde fijar posición en este momento», porque «es imprescindible actuar en consecuencia». Para el líder de la oposición, la militancia socialista con responsabilidades orgánicas y públicas debe elegir: «O se está con los condenados y los fugados —caso del expresident Carles Puigdemont—, o con la legalidad democrática». Estar fuera de ella, «es una aberración», ha puntualizado.

Feijóo ha mandado un ultimátum a los barones del PSOE: o se está con el independentismo, o con la legalidad democrática

Tras ello, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía catalana. Algo que ha hilado en un momento en el que el ‘CIS catalán’ otorga a su marca regional resultados previos a la división del espacio de centroderecha constitucionalista. También lo ha hecho dirigiéndose al conjunto de los españoles: «Estoy para decirles que yo nunca entregaría mi país. Quiero una España que no se agache ante nadie». «España cuenta con una alternativa que apuesta por la tolerancia política y el respeto. Que defiende el diálogo con todos, pero sin sumisión ni claudicación ante nadie», ha matizado, a la vez que ha remarcado que «el PSOE ha huido de la centralidad por el interés personal» de Sánchez. En estos momentos, Feijóo percibe a Sánchez «más cerca de ERC que de la Constitución; de quien se salta la ley más de quienes la defendemos».

Feijóo ha aterrizado este mediodía en Madrid, después de una semana de gira política por Latinoamérica, algo que le ha llevado a reunirse con homólogos conservadores de Uruguay, Argentina, Chile y Ecuador. Horas previas a esta declaración pública, y a través de las redes sociales en coordinación con otras valoraciones de Cuca Gamarra o Elías Bendodo, ‘segunda’ y ‘tercero’ en el organigrama nacional, Feijóo aseguraba que sentía «tener razón en que Sánchez pone siempre su interés político por encima del de España». «Es una irresponsabilidad histórica corregir el trabajo del Supremo de la mano de los condenados y una gran ingenuidad porque el independentismo nunca, jamás, se conforma», añadía a través de su cuenta de Twitter.

Te puede interesar

Comentar ()