España

De Magariños a Extremadura: Feijóo pisa el territorio de Sánchez en defensa del tipo penal de la sedición

El líder del PP, Ayuso y Almeida participan este sábado en un acto contra la reforma del Código Penal | Génova prepara mítines en Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura para denunciar el respaldo de los diputados socialistas a los pactos con ERC

Pedro Sánchez, el primero por la derecha agachado, de sus tiempos en el Estudiantes

Los populares pretenden convertir la derogación del delito de sedición en uno de los leit motiv de la larga precampaña electoral de las elecciones locales y autonómicas del 28 de mayo de 2023. La votación este jueves en el Congreso de la toma en consideración de la reforma del Código Penal y la petición del Grupo Popular para que se haga por llamamiento de cada uno de los diputados es el primer paso de una extensa estrategia con incidencia especial en parte de los territorios gobernados por presidentes autonómicos del PSOE, salvo por una excepción, el acto del próximo sábado en Madrid.

Génova pretende reunir a 3.000 personas en un escenario de especial significado para el presidente del Gobierno, esto es, el polideportivo Antonio Magariños del instituto Ramiro de Maeztu de Madrid, donde Pedro Sánchez jugó al baloncesto en el Estudiantes en sus años jóvenes. Un recinto elegido con toda intencionalidad por el cuartel general de los populares.

Feijóo comparte escenario este sábado con Díaz Ayuso y Martínez Almeida

Además, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, compartirá escenario con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital de España, José Luis Martínez Almeida. Bajo el lema «En defensa de un gran país», lejos de acusar el golpe de la campaña del PSOE respecto a su «entreguismo» a la estrategia «trumpista» de la baronesa popular, Feijóo se dejará ver con los que son sus principales valores electorales en el territorio madrileño.

Sobre Díaz Ayuso, indican en Génova que «la única duda es si conseguirá o no la mayoría absoluta» en las próximas elecciones. Y respecto a Almeida, que parecía más en el alambre, indican que, «sin dudar de su triunfo, que Pedro Sánchez haya elegido a la ministra Reyes Maroto de cabeza de lista municipal es lo mejor que nos podía pasar». Recuerdan los populares que Madrid es también la circunscripción del líder del PSOE, donde los socialistas son ahora tercera fuerza política en la Comunidad y cuarta en el ayuntamiento.

El acto de Madrid vendrá precedido de otro, este mismo jueves, en Badajoz, donde quieren reunir entre 800 y 1.000 personas. Además de la sedición, el PP suscitará todas aquellas controversias en que se ha visto inmerso el Gobierno en las últimas semanas, con la vista puesta también en la posible rebaja del delito de malversación de fondos públicos para exonerar a los condenados por el procés; las grietas de la ley de consentimiento sexual o el asalto a la valla de Melilla del pasado mes de junio, que ha vuelto a poner en el ojo del huracán al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El PP de Feijóo es reacio a movilización en la calle

Estos actos vienen a sustituir la movilización en la calle. El PP de Feijóo es más reacio a ponerse al frente de la manifestación, y aunque es un mecanismo que no descartan totalmente, prefieren formatos más pequeños, acaso ante el temor de no tener la suficiente capacidad movilizadora. Y aunque no se quieren comparar con Vox, han tomado nota del «pinchazo» del partido de Santiago Abascal el pasado sábado en Barcelona, donde convocó una protesta contra el Gobierno. Este domigo Vox volverá a intentarlo en la Plaza de Colón de Madrid. Los populares se desvinculan por completo «de la convocatoria de otro partido».

La toma en consideración de la proposición de ley de PSOE y Unidas Podemos sobre la sedición se vota este jueves en el Congreso e inicia su andadura por el trámite de urgencia, sin informes de los órganos consultivos como el Consejo de Estado o el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El PP estudió reclamar el voto secreto para intentar romper la disciplina del Grupo Socialista, pero conforme al Reglamento del Congreso de los Diputados, no era posible.

Por eso ayer el Grupo Popular formalizó su petición de voto por llamamiento para que cada diputado socialista de Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura «quede retratado con nombres y apellidos» y, con ellos, Emiliano García-Page, Javier Lambán y Guillermo Fernández Vara habida cuenta que, sobre todo los dos primeros, han marcado distancias con la derogación de la sedición para convertirla en «desórdenes públicos agravados».

Los siguientes actos de Núñez Feijóo le llevarán precisamente por estos tres territorios. Génova no tiene previsto celebrar ninguno en Cataluña para denunciar la desaparición del tipo delictivo por el que el Supremo condenó a los dirigentes implicados en la declaración unilateral de independencia y en el referéndum ilegal del 1-O.

«Allí no se celebran elecciones autonómicas en mayo, sólo municipales», aducen en la sede nacional de Génova. De hecho, salvo Badalona (Barcelona), donde el popular Xavier García Albiol se ha visto por dos veces desplazado de la alcaldía a pesar de ganar los comicios locales, los populares no tienen muchas opciones electorales.

Te puede interesar

Comentar ()