España

El PP celebra el "daño" infligido a Sánchez y Feijóo se declara "decepcionado"

Núñez Feijóo este martes en el Senado Europa Press

El cuartel general de los populares cree que el enfrentamiento parlamentario de ayer en el Senado entre su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, y Pedro Sánchez ha sido el que más «daño» ha infligido al presidente del Gobierno, al que se «acumulan» los problemas sobre la mesa. No dudan en calificarlo como el «mejor cara a cara» del gallego en la Cámara Alta, y buena muestra de ello, alegan, «fueron las palabras de Sánchez de sacar lo que venir lavados. Eso es más propio de un macarrilla que de un presidente del Gobierno», dicen fuentes populares.

Aluden al comentario que hizo Sánchez cuando espetó al líder popular que «antes de dar lecciones de constitucionalismo, cumpla con la Constitución; antes de dar lecciones de higiene, vengan ustedes lavados», todo un golpe bajo que, a juicio de los populares, demuestra el «nerviosismo» del inquilino de la Moncloa en el que entienden es el momento más «problemático» del Gobierno de coalición en sus casi tres años de trayectoria. «Esta cronología no la aguanta nadie. Su situación es irrespirable», insisten respecto a las controversias instaladas en Moncloa.

El PP reprocha que Sánchez sigue sin aclarar si rebajará el delito de malversación

Por su parte, Núñez Feijóo dice sentirse «decepcionado» ante la ausencia de respuestas a las cuestiones concretas que le planteó, indican fuentes del entorno del líder del PP. Y, entre ellas, si seguirá adelante con la rebaja de delito de malversación de fondos sobre el que Sánchez sigue sin aclarar la posición del Gobierno a pesar del rechazo mayoritario de su propio partido, al que hurta el argumento de la ejemplaridad frente a la corrupción.

«Sánchez no ha sido capaz de responderme en el Senado por qué va a derogar la sedición por mandato de la minoría independentista y si va a rebajar la malversación, mientras ignora a la mayoría de españoles que le pide modificar la ley para no beneficiar a los agresores sexuales», escribió Feijóo en su cuenta de Twitter tras el debate, aunque lo cierto es que estas cuestiones vinieron acompañadas de duras descalificaciones al jefe del Ejecutivo, entre ellas, que tenía un Consejo de Ministros «en llamas», convertido en nuevo lema del PP, y «en estado de shock».

Las fuentes populares consultadas intentan desvincular la acción y estrategia de Génova de cualquier directiva o sugerencia mediática ajena contra las acusaciones del jefe del Ejecutivo. «Ya quisiera Sánchez depender tan poco del independentismo como nosotros dependemos de los medios«, alegan. Y como hiciera Mariano Rajoy en muchas ocasiones -apelando a su independencia tanto del IBEX como de los grandes grupos editores-, en el entorno de Núñez Feijóo insisten en que «la política de Estado no la sometemos al criterio de los medios».

«El contexto político -subrayan- requiere contundencia y se ha escenificado eso. No ha habido momentos de inflamación del Gobierno tan problemático como este» y eso que no han faltado tensiones de todo tipo durante la legislatura entre los socios de lo que ya puede considerarse un tripartito.

Pasos futuros sin moción de censura

Además, descartan de plano en la dirección del PP la presentación de una moción de censura en lo que queda de legislatura, en coincidencia con la opinión de sus baronías territoriales, por entender que la moción «se delega en la ciudadanía, no en los diputados». Prefieren esperar, como dijo ayer Feijóo en sede parlamentaria, a las elecciones locales y autonómicas del cuarto domingo de mayo.

En cuanto a cuáles pueden ser los siguientes pasos de Sánchez, una vez tenga este jueves aprobados los Presupuestos Generales del Estado, prefieren no hacer ningún vaticinio. «Posiblemente no lo saben ni en Moncloa», zanjan en Génova.

Te puede interesar

Comentar ()