España

El socio mayoritario recuerda que es el partido con más peso en el Parlamento

El PSOE aguanta el pulso a Irene Montero y mantiene sus enmiendas a la Ley Trans por la "seguridad jurídica de los menores"

La número dos de los socialistas subraya que es "imprescindible y fundamental" que la ley se blinde en ese punto: el partido quiere que los que estén entre 14 y 16 años acudan a la jurisdicción voluntaria para poder cambiar de sexo en el registro

MADRID, 26/11/2022.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, durante la segunda jornada del XXVI Congreso de la Internacional Socialista, este sábado en Madrid. EFE/ Chema Moya

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a su número dos en el partido y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el primer ministro de Portugal, António Costa, el pasado 26 de noviembre de 2022 durante el XXVI Congreso de la Internacional Socialista, en Madrid. EFE / CHEMA MOYA

El choque entre los socios del Ejecutivo continúa y la Ley Trans sigue en peligro. El punto de discrepancia está en el mismo punto que hace semanas: el cambio registral del sexo en los menores. La ministra de Igualdad, Irene Montero, se niega a modificar una sola coma de su proyecto normativo, mientras que el PSOE, que hace valer su condición de fuerza mayoritaria en el Parlamento, insiste: hay que «reforzar la seguridad jurídica de los menores». Y por eso pide que aquellos que estén entre los 12 y los 16 años —y no solo los que se hallan en la franja de los 12 a los 14— puedan transicionar con aval judicial, a través de un expediente de jurisdicción voluntaria.

Los socialistas, por tanto, no se echan atrás, tal y como confirmó este lunes la titular de Hacienda y vicesecretaria general del partido, María Jesús Montero, en declaraciones a los medios antes del homenaje que Ferraz dedicó en el Ateneo de Madrid a la escritora Almudena Grandes, fallecida hace un año. «Es imprescindible y fundamental» que la ley apuntale la «seguridad jurídica de los menores» y «cualquier otro comentario o consideración está fuera de lugar», adujo.

No se trata de posiciones inmovilistas, sino de perseguir el interés general»

maría jesús montero, vicesecretaria general del psoe y ministra de hacienda

La titular de Igualdad confirmó a primera hora de la mañana la ruptura con los socialistas en la Ley Trans: «Estoy preocupada porque el PSOE me ha trasmitido que no quiere ese acuerdo y voy a seguir trabajando para que esto no ocurra». Irene Montero señaló lo que más tarde dijo la responsable de Hacienda: que el PSOE mantiene vivas sus enmiendas al proyecto de ley [aquí en PDF], especialmente la que afecta a los menores de 16 años y mayores de 12, para que necesiten de la autorización de un juez para cambiar de sexo en el registro. Desde Igualdad, afirmó la ministra de Unidas Podemos, se buscará «reconducir» la situación para alcanzar «un acuerdo con el PSOE y los grupos de la mayoría feminista». «El PSOE ha decidido presentar enmiendas y no buscar acuerdos», denunció en La hora de La 1 de TVE, para denunciar una presunta entente de los dos grandes partidos: «Los votos de PP y los del PSOE pueden sumar para recortar derechos de las infancias trans», informa EFE.

La número dos de Pedro Sánchez no podía ocultar el malestar de la cúpula por esa aseveración, tras ser preguntada por los periodistas: recordó que el Ejecutivo y su partido sí consideran que quedan «muchos avances por conquistar» en materia de «dignificación del colectivo LGTBI», por lo que se hace necesaria una ley como esta, «impensable hace siete u ocho años» y que hará de España «uno de los países más vanguardistas y pioneros«. Montero remarcó que si la norma será posible «porque el PSOE tiene mayoría en la Cámara», una manera de hacer hincapié en que deben ser atendidos los criterios de la fuerza con mayor peso en el Parlamento.

Y en este caso, defendió, el PSOE registró una enmienda que busca «reforzar la seguridad jurídica de los menores». «No se trata de posiciones inmovilistas, sino de perseguir el interés general«, explicó, dado que los menores son un grupo poblacional «muy sensible» que es necesario «proteger», lo que obliga a incorporar «un mayor refuerzo» a la ley. «Se pide solo que entre los 14 y los años medie la jurisdicción voluntaria, para que el juez valore la voluntad manifiesta y estable del menor de proseguir un proceso de transexualidad. Se trata de esto […]. No se les niega su inscripción en el registro, se plantea solo la jurisdicción voluntaria», remachó.

El peso del ‘sí es sí’

La ministra de Hacienda no lo dijo, pero el PSOE se siente reforzado en sus argumentos tras lo ocurrido con la ley del sí es sí, también impulsada por Igualdad y cuya aplicación, cuando no se han cumplido aún dos meses desde su entrada en vigor, ha promovido en algunos casos rebajas de penas a reos de delitos sexuales o excarcelaciones. Ahora falta que el Tribunal Supremo asiente la jurisprudencia. Los socialistas, que también viven una fuerte división interna a cuenta de la Ley Trans, han venido defendiendo, incluso antes de esta crisis del sí es sí, que es necesario pulir muy bien la redacción para blindar la norma ante un casi seguro recurso ante el Constitucional de PP y Vox. El propio Sánchez ya dio ese argumento, el de la seguridad jurídica, en su última entrevista en La Sexta, precisamente en defensa de las enmiendas de su formación a la Ley Trans en lo que afecta a los menores.

Sánchez adelanta que el Consejo de Ministros aprueba este martes el anteproyecto de ley de trata, que lidera Justicia

La vicesecretaria general del PSOE negó tajantemente que su partido busque el acercamiento con el PP en esta cuestión: «Lo importante es qué persigue el PSOE y es solo seguridad jurídica para los menores». Además, dijo, el PP «sigue a lo suyo, a la política de desgaste permanente», entregado a la «bronca, el ruido o la crispación«.

Montero confirmó, como publicó también este diario, que el Gobierno busca acelerar en la medida de lo posible la tramitación de leyes nucleares y atascadas antes de que se cierre 2022 para encarar el próximo año con la vista puesta en las autonómicas y municipales del 28-M: «Siempre hemos querido que esas leyes estuvieran listas«. La de vivienda, señaló, ha sido ya «ampliamente debatida«, también el fin de la ley mordaza, y «es voluntad del PSOE avanzar en esos d0s textos legislativos» y también en «todos aquellos que están en la Cámara», porque el Ejecutivo «está en incrementar los derechos y los servicios que se dirigen al conjunto de los ciudadanos».

Precisamente una de las leyes que el Consejo de Ministros lanza este martes, pero en primera vuelta —es decir, que ahora tiene que pasar por los órganos consultivos para que emitan su dictamen, antes de volver al Ejecutivo y que este remita el proyecto a las Cortes—, es la primera ley integral contra la trata de seres humanos.

Lo anunció el propio presidente durante su discurso en el homenaje a Almudena Grandes. «Una ley para avanzar en la lucha contra las mafias que trafican con mujeres, hombres y sobre todo con niñas y niños, y por tanto un paso más para avanzar en la dignidad de nuestro país, de sus gentes, combatiendo una realidad insoportable en pleno siglo XXI», explicó Sánchez en el Ateneo de la capital. El anteproyecto es impulsado por la titular de Justicia, Pilar Llop, aunque son coproponentes del texto Igualdad, Interior e Inclusión.

Te puede interesar

Comentar ()