España

Un diciembre trágico por la acumulación de crímenes contra mujeres

El repunte de la violencia machista reabre las tensiones en el Gobierno por la 'ley del sí es sí' y hace a Robles rectificar

La ministra de Defensa reclama primero "autocrítica" y considera que la norma impulsada por Montero "no ha dado la respuesta adecuada" | Horas después, se matiza en un vídeo y subraya que el Gobierno marcha "unido y sin fisuras" en la lucha contra los asesinatos machistas | También Igualdad había apuntado a la responsabilidad de Interior

PARACUELLOS DE JARAMA (MADRID), 29/12/2022.- La ministra de Defensa, Margarita Robles (i) durante la visita a la Brigada 'Almogávares' VI de Paracaidistas en sus instalaciones de la Base 'Príncipe' en Paracuellos de Jarama, Madrid, este jueves. EFE/ Fernando Villar

La ministra de Defensa, Margarita Robles (i), durante la visita a la Brigada 'Almogávares' VI de Paracaidistas en sus instalaciones de la Base 'Príncipe' en Paracuellos de Jarama, Madrid, este 29 de diciembre de 2022. EFE / FERNANDO VILLAR

Los datos, aterradores, escalofriantes, hablan por sí mismos. Diez mujeres han sido asesinadas por violencia machista solo en este mes de diciembre de 2022, y otros tres crímenes ocurridos en los últimos días están en investigación. En total, 13 mujeres asesinadas y dos heridas graves. La cifra más elevada desde que se comenzaron a registrar las muertes por violencia de género, en 2003. Solo desde la noche del miércoles se han conocido tres feminicidios en Escalona (Toledo), Madrid y Benidorm (Alicante).

La ola de asesinatos ha elevado la alarma en las administraciones públicas, pero también ha tensionado, una vez más, las costuras dentro de la coalición gubernamental. Igualdad apuntó primero a la necesidad de reforzar el Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género (VioGén), que coordina Interior. Pero el ministro Fernando Grande-Marlaska defendió a continuación el funcionamiento de la plataforma de seguimiento, en permanente revisión. Y la titular de Defensa, Margarita Robles, señaló la necesidad de «autocrítica», y recordó que «las leyes no resuelven todo» y alguna como la del solo sí es sí, norma bandera de Igualdad, «tampoco ha dado una respuesta adecuada«. El señalamiento directo de Irene Montero fue después matizado por la propia Robles en un vídeo difundido por la Moncloa: el Ejecutivo, dijo la jefa de los Ejércitos, está «unido y sin fisuras» contra la violencia machista.

El propio Sánchez se había abierto a «retoques técnicos» en la norma, pero el pasado martes dejó en el aire esa posibilidad. Igualdad se niega a cambios

No es la primera vez que Robles carga contra la ley del sí es sí. Semanas atrás había expresado su apoyo a una modificación de la norma, visto el goteo de rebajas de penas y excarcelaciones de agresores sexuales. Ella ponía voz a una corriente a favor de la corrección de la ley dentro del PSOE. Incluso el presidente, Pedro Sánchez, el Día de la Constitución se abrió a «retoques técnicos» en el texto. Intentó que las ministras de Igualdad y Justicia, Irene Montero y Pilar Llop, buscaran una salida, pero en el equipo de la primera insistieron en que el texto es impecable y el problema radica en la interpretación de los jueces.

La solución de consenso fue un parche en la reforma del Código Penal que se estaba tramitando en ese momento (y que está en el BOE): un añadido en la exposición de motivos —sin fuerza jurídica— para recordar a los jueces que no deben revisar las condenas si caben en la horquilla de la nueva legislación. El martes pasado, el jefe del Ejecutivo, preguntado por los periodistas, dejó en el aire una modificación del sí es sí y se remitió a las palabras del Supremo, para que no haya una rebaja automática de penas y se analice «caso por caso». Ya son más de 130 los agresores beneficiados por la ley del sí es sí —la mayoría de ellos, 20, solo en Madrid—, y 17 los excarcelados.

Robles, este jueves por la mañana, durante una visita a la Brigada de Paracaidistas en Paracuellos del Jarama (Madrid), fue rotunda en sus manifestaciones por el repunte de casos de violencia machista. «Es terrible lo que está ocurriendo y a veces hacemos un exceso de leyes y no es tanto un problema de leyes, sino un problema de ver la realidad». Y recordó cómo falla la «educación en los colegios» o cómo chicas adolescentes aceptan que su pareja hombre «ejerza algún tipo de violencia». Por eso «las leyes no resuelven todo y lo esencial es que como consecuencia de los casos de este mes se haga una valoración muy autocrítica de lo que está pasando».

«Falla el sistema en su conjunto»

La ministra de Defensa subrayó que hace falta trabajar en el ámbito educativo, en el de la seguridad, y también «ver si todas las leyes bienintencionadas están dando la protección adecuada a las mujeres». «Por tanto, en esta materia hay que ser siempre muy autocrítica, ver lo que se ha hecho mal, porque algunas cosas se estarán haciendo mal«. Y respondiendo a las críticas vertidas desde Unidas Podemos, recalcó que «cuando algo falla, falla el sistema en su conjunto y todos los ministerios tienen que hacer lo mejor posible», informa EFE.

En el vídeo posterior, Robles reconoce expresamente la labor de los ministerios de Interior, Justicia e Igualdad

Entonces Robles lanzó su crítica hacia la norma impulsada por Irene Montero: «Quizás a lo mejor la ley del sí es sí tampoco ha dado una respuesta adecuada a la situación que estamos viviendo». «Es una ley que tiene una filosofía muy buena, que es proteger a las mujeres —observó—, pero cuando acabamos el año con esta situación de que hay más gente excarcelada de la que quisiéramos y cuando además vemos que la violencia se está disparando, creo que no es bueno echar las culpas a nadie y todos debemos hacer nuestra autocrítica».

Las duras palabras de la mañana fueron rectificadas por la propia ministra en un vídeo difundido por la Moncloa: sostuvo que los «terribles casos» de violencia machista que se están conociendo este mes «interpelan a todos». «Tenemos que estar firmemente comprometidos en la lucha contra la violencia de género. Este Gobierno, unido plenamente y sin fisuras, está en ese compromiso, proteger y apoyar a las víctimas».

La titular de Defensa reconoció los «refuerzos que en materia policial está haciendo Interior«, los que en materia de juzgados «está haciendo el Ministerio de Justicia«, «la ley integral de protección de la libertad sexual [la ley del sí es sí] del Ministerio de Igualdad«. «Todos estamos unidos para trabajar para proteger a las mujeres. Esta es una batalla que tenemos que seguir dando […]. El Gobierno va a estar siempre unido y sin fisuras en esta lucha contra la violencia de género». Robles repetía así por dos veces que el Ejecutivo marcha «unido» en el mismo objetivo y elogiaba expresamente la labor de tres departamentos, incluido Igualdad. Es decir, un paso atrás respecto a lo afirmado horas antes.

«Es el momento de la unidad y de darle un mensaje de seguridad a todas las víctimas», convino la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam en el Canal 24 Horas tras la rectificación de Robles. A ella le pidió «rigor» para diferenciar entre la ley del sí es sí, que «trabaja sobre la violencia sexual» hacia las mujeres, mientras que la violencia de género «es otra cuestión tanto desde el punto de vista penal como social», que castiga los malos tratos que se dan «en el ámbito de la pareja o la expareja«.

Pero la tensión también se había disparado entre Igualdad e Interior. El miércoles, ante la alarma por la subida de los feminicidios, se reunió por primera vez el comité de crisis —el órgano que agrupa a los ministerios de Interior, Justicia e Igualdad, las comunidades autónomas donde se han registrado los crímenes y las Unidades de Violencia—. Tras el encuentro, Igualdad consideró que no se deben adoptar decisiones «en caliente», puesto que conviene un análisis reposado.

Rosell sí señaló la necesidad de revisar el sistema VioGén, coordinado por Interior

Pero la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Vicky Rosell, sí señaló la necesidad de revisar VioGén, coordinado por Interior. Y es que la diferencia que marca este diciembre es que en la mitad de los casos sí había denuncia previa contra el presunto agresor, por lo que, a su juicio, el protocolo de protección de las víctimas debería «ir más allá» para «mejorar el sistema de prevención». Rosell destacó así la necesidad de reforzar la coordinación policial y judicial.

«Comprometidos con la mejora del sistema»

Marlaska compareció de urgencia este jueves tras la acumulación de asesinatos machistas y manifestó su «profunda frustración» por la «proliferación inusual y terrible» de crímenes. Igualdad alega que los días festivos y las vacaciones suelen coincidir con más asesinatos de mujeres, pero para Interior esta sucesión de crímenes no suele responder a un patrón temporal ni de otro tipo, aunque sí se pueda hablar de un fenómeno de «dientes de sierra», por el que se produce un pico de casos en muy poco tiempo, como está ocurriendo este mes.

Marlaska anuncia actuaciones de seguridad «extraordinarias» y medidas contra los «agresores persistentes»

El ministro subrayó que su departamento ya está diseñando «actuaciones de seguridad extraordinarias» que pongan «la vista en los agresores». Así, Interior ultima una instrucción que alerte a las mujeres que conviven con hombres con antecedentes con violencia machista, catalogados como «agresores persistentes«, sin que la comunicación viole el tratamiento de los datos personales. Además, el ministro ha ordenado en estos últimos días intensificar las medidas de protección y orientar las valoraciones de riesgo policiales en favor de las víctimas y de sus hijos, informa EFE.

Marlaska defendió el funcionamiento del sistema VioGén. «Los 40.000 funcionarios de las distintas instituciones que forman parte de VioGén están comprometidos con la mejora del sistema«. Pero «todo sistema es mejorable», admitió. «Se hacen evaluaciones y revisiones continuas [de la plataforma] que se plasman en circulares a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

De los más de 70.000 casos activos dentro de VioGén, más de 30.000 mujeres se hallan monitorizadas por algún nivel de riesgo. 17 de ellas se encuentran en riesgo extremo y 706 en riesgo alto, con medidas de protección reforzadas. Las primeras, con protección permanente y física. Las segundas (las 706) disponen de seguimiento personal continuado, ellas y sus hijos.

Te puede interesar

Comentar ()