España

Sesión extraordinaria en las Cortes

El Congreso convalida el tercer decreto anticrisis del Gobierno con la abstención de PP, Vox y Ciudadanos

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, defiende el tercer real decreto anticrisis del Gobierno, este martes en el Congreso EP

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde, a una semana de que se inicie el ciclo de sesiones, a la tercera prórroga del decreto anticrisis, un nuevo paquete de ayudas [ver aquí el resto de medidas] para paliar las consecuencias económicas y sociales derivadas del conflicto en Ucrania que sigue a los convalidados en abril y julio. Éste, que entro en vigor en enero tras su aprobación el 27 de diciembre en el último encuentro del Consejo de Ministros de 2022, tendrá un impacto de 10.000 millones de euros hasta abril e incluye como novedades la ya aplicada bajada del IVA al 5% de alimentos como la pasta o el aceite, y la supresión temporal del gravamen para los productos de primera necesidad, como el pan, la harina, el huevos, la fruta o la leche, que cuentan con un tipo superreducido. Asimismo, se garantiza que no decaiga la extensión del descuento en el transporte autonómico, que podrá alcanzar un 50% en consenso con las comunidades, y la gratuidad de los abonos en media distancia y Cercanías de Renfe, quien ha implementado mayores medidas de control de uso.

En la votación parlamentaria, el decreto ha salido adelante con 175 ‘síes’, siete votos en contra y 164 abstenciones. El Gobierno de coalición conformado por PSOE y Unidas Podemos, ha logrado el respaldo de EH Bildu, Más País, Compromís y Coalición Canaria. En el ‘no’ se ha ubicado Junts, Teruel Existe y la CUP; mientras que PP y Ciudadanos se han abstenido. También lo han hecho socios preferentes para Moncloa como ERC y el PNV.

Al inicio del debate, al mediodía, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha sido el encargado de defender y presentar el texto del real decreto. Bolaños ha reivindicado que las medidas del Gobierno han permitido contar con «previsiones optimistas» y con «la inflación más baja de la Unión Europea» para este año. Unos «buenos datos que están poniendo de relieve la fortaleza del país», ha insistido el socialista. Tras repasar los bloques que integran este decreto, Bolaños ha hecho una crítica velada al PP, por las «distintas fórmulas» adoptadas para «salir» de la actual crisis de inflación por la guerra en el Este de Europa. Sin mencionar a la crisis de 2008 y la gestión de los populares de la misma, el ministro ha expresado que se ha dado «una salida justa, socialista y socialdemócrata» a la crisis. Porque «no es lo mismo aceptar los recortes procedentes de Bruselas, que partirse el cobre allí» para negociar mejores condiciones. «Por eso, los resultados son diferentes», ha dicho.

Frente a este optimismo, y de seguido, socios preferentes como EH Bildu, en palabras de su coportavoz Oskar Matute -como ha advertido la CUP a grandes rasgos-, ha resaltado que «hay buenas medidas» en este paquete, caso del fomento del transporte público o que se impidan los cortes de suministros, pero que en otros ámbitos se ha actuado «con pasos tibios» o «errores». Para la izquierda abertzale, «la rebaja del IVA beneficia a las rentas más altas y con mayor capacidad de consumo», y no se garantiza que vaya a afectar «a quienes más lo necesitan». «Con los 20 céntimos de subvención al combustible ya pasó, en algunos casos ni se nota», ha precisado Matute. Por ello, y ya con el sí del Gobierno, EH Bildu ha pedido que se tramite el decreto como proyecto de ley, para poder hacer modificaciones.

Los socios piden al Gobierno la tramitación como proyecto de ley para hacer modificaciones y un mayor control de que la rebaja de IVA alimenticio llegue a la población

Desde el BNG, que ha cuestionado el componente «ómnibus» del decreto, que es lo que ha ubicado a su portavoz en la abstención por existir medidas a las que quieren decir que sí y otras que descartarían particularmente como la compensación de pérdidas «para el oligopolio eléctrico», también se ha solicitado la tramitación como proyecto de ley. Como EH Bildu, el resto de socios preferentes como PNV y ERC han precisado que el decreto no está orientado «a los más vulnerables», y que en última instancia «es muy difícil conocer qué parte de la rebaja del IVA», que a su juicio debería estar orientada a las rentas, «va a recalar en la distribución y qué en el consumidor».

Por parte de Unidas Podemos, el diputado Juan Ignacio López de Uralde, líder de la ecologista Alianza Verde -que se integra dentro del núcleo morado-, ha hecho referencia a la supresión de «la evaluación del impacto ambiental» para el fomento de las energía renovables, algo que contemplan los artículos 22 y 23 del decreto. «No benefician a quienes lo están haciendo bien, pedimos que se corrija», ha expresado el parlamentario, en la línea también reivindicada por ERC o BNG. Incluso por Teruel Existe, un asunto que ha inclinado la balanza de Tomás Guitarte hacia el ‘no’ por entender que perjudica al territorio turolense y a su apuesta por las energías limpias.

El Gobierno no evita las críticas de PP, Vox y Ciudadanos

Pese a haber optado por la abstención, populares, Vox y naranjas han incidido en las críticas a la gestión del Ejecutivo nacional. En conjunto, se ha cuestionado el empleo del real decreto para legislar, incluyendo además materias diversas en calidad de decreto «ómnibus» para hacer más difícil el rechazo de los textos. El diputado popular Jaime de Olano ha expresado que el decreto deja en «papel mojado» los Presupuestos Generales del Estado, al no contemplarse el gasto de 10.000 millones «aprobado cuatro días después». «El tiempo nos ha dado la razón, al PP, a la AIReF y al Banco de España», ha añadido, aludiendo a la denuncia de falta de viabilidad y credibilidad de las nuevas cuentas que se hicieron en noviembre. Igualmente, De Olano ha insistido en que parte de las medidas prorrogadas e incorporadas son una «copia» de las propuestas hechas por Génova. Algo que «llega mal y tarde». Como ejemplo, el diputado ha afirmado que, de haberse aplicado la rebaja del IVA en los alimentos en septiembre, los españoles habrían ahorrado 353 millones de euros. «Nos tacharon entonces de populistas y de desmantelar el Estado de Bienestar. ¿Mentían o ahora son ustedes populistas? Estoy seguro de que mentían, porque es su seña de identidad», ha lamentado.

El PP cree que el Gobierno llega tarde con la bajada del IVA a los alimentos y Vox considera que no hay una bajada real de impuestos, sino un aumento de 30 millones

Frente al discurso «triunfalista» de Bolaños, De Olano, portavoz económico del PP en las Cortes, ha matizado que «no hemos crecido nada desde 2019». «Hay menos trabajo y somos líderes de desempleo. Afirma que salimos más fuertes, pero lo hacemos con más deuda y empobrecimiento», ha sostenido, apuntando a 50.000 millones de deuda más. Aludiendo igualmente las palabras del ministro, el popular ha concluido: «Va a ser un buen año para los españoles, porque vamos a dejar atrás al peor Gobierno de la democracia».

Por su parte, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha hecho hincapié en las declaraciones previas al debate trasladadas en rueda de prensa. Asegura que, tras revisar la letra pequeña del texto, el Ejecutivo «en apariencia baja los impuestos, pero los está subiendo». Como argumento, ha especificado que mientras se rebajan 660 millones, se está subiendo «el precio del plástico de los envases de los alimentos en 690 millones; 30 millones más de impuestos». Entiende que «si España fuese como un tiro», como ha mencionado Bolaños, «no haría falta decretos». El país está «sufriendo un deterioro industrial y de la riqueza de las familias. Estamos más pobres que antes de que llegase el Gobierno», ha añadido, solicitando al PSOE que «en el último año que les queda, hagan el menor daño posible».

Desde Ciudadanos, la diputada María del Carmen Martínez ha pedido que se deflacte el IVA, porque «se está culpando a Mercadona de la subida de precios, pero los que más están recaudando con esta crisis es el Gobierno para poder encarar las elecciones», ha dicho. Martínez ha aludido a un informe de FEDEA, que, según afirma, asegura que el descuento en la cesta de la compra «no llegará a 3,5 euros; un 0,7%» frente a los 15 puntos de la inflación.

Te puede interesar

Comentar ()