España

Entrevista en 'El intermedio' (La Sexta)

Sánchez culpa a Irene Montero de engordar a Vox con su discurso feminista de confrontación

El presidente muestra su faceta más distendida ante Wyoming | Vuelve a pedir en el programa un cara a cara con Feijóo y remarca que pactará con cualquier fuerza que le permita mejorar el bienestar de los ciudadanos

Pedro Sánchez en 'El Intermedio'

Pedro Sánchez en 'El Intermedio' Atresmedia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha bromeado este martes durante una entrevista en televisión, en El intermedio (La Sexta), con una imitadora de la vicepresidenta y líder de Sumar, Yolanda Díaz, a la que ha dicho que iría con ella "al fin del mundo", y ha retado nuevamente al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a un cara a cara.

"Yolanda, lo sabes, yo contigo al fin del mundo. ¡Con lo que hemos sufrido durante estos últimos años!", ha respondido Sánchez cuando la imitadora de la líder de Sumar le ha preguntado si estaría dispuesto a ser su vicepresidente tras las elecciones generales del 23 de julio.

En la entrevista en el programa El Intermedio, de la Sexta, Sánchez ha bromeado también con su presentador, El Gran Wyoming, al decirle que le estaba "tirando los tejos" y prometerle que si gana las elecciones le llevará a dar un paseo en Falcon.

En una sección con preguntas planteadas por algunos ciudadanos, el presidente ha confesado que desconoce lo que cuesta un kilo de tomates pera, aunque ha afirmado que sí sabe lo que cuesta una barra de pan o un litro de gasolina: "Está caro", ha lamentado.

Y ha tirado de sentido del humor cuando le han preguntado si como ropa interior usa boxer o slips: "Anda que si te digo que no llevo nada de eso", le ha respondido entre risas al Gran Wyoming.

Sánchez, que ha dicho que el mote preferido de todos los que le han recordado es "bizcochito", ha acusado al PP de tratar de "deshumanizarlo" al usar el término "sanchismo" y de "caricaturizarlo" presentándolo como una persona "sin escrúpulos", "egoísta" y que solo piensa en "aferrarse al poder a cualquier precio".

En la entrevista ha aprovechado para pedir nuevamente un debate cara a cara con Feijóo para así "contrastar información y propuestas" y "dejar atrás años de difamación e insultos".

Sánchez, que ha hecho hincapié en el peligro de un Gobierno del PP y Vox que busca hacer una "contrarreforma", ha reprochado a Feijóo que diga que la violencia machista es una obviedad y por tanto no se tiene que visibilizar o que justifique actitudes machistas del candidato de Vox a la presidencia de la Generalitat Valenciana porque tuvo "un divorcio duro".

Se ha ratificado en sus declaraciones en las que abogó por un feminismo integrador, de mayorías, frente a la incomodidad que han provocado algunos mensajes por parte de la ministra de Igualdad, Irene Montero, y ha considerado que con esa apuesta integradora no se da argumentos a líderes políticos como el de Vox, Santiago Abascal.

Respecto a los acuerdos parlamentarios con Bildu, ha garantizado que seguiría llegando a pactos con cualquier fuerza política que apoye medidas en favor del bienestar de los ciudadanos. "Lo importante —ha dicho— no es con quién se hace, sino para qué se hace".

No ha querido desvelar si seguiría al frente del PSOE si no ganara las elecciones porque ha dicho que él sale a ganar el 23 de julio y ha recalcado que España "no se merece un Gobierno de Feijóo con Abascal".

Sánchez afirma que prefiere que le critiquen por el Falcon a que lo hagan por casos de corrupción

Sánchez ha reprochado que los partidos de derecha le critiquen por el uso del avión presidencial 'Falcon'. Sin embargo, ha lanzado un dardo al PP al señalar que prefiere ser cuestionado por este motivo antes que por casos de corrupción como Gürtel o Kitchen. El jefe del Ejecutivo ha recordado que los Falcon fueron "comprados por un presidente del Gobierno de derechas, José María Aznar". "Y no me dejar de sorprender que la derecha me critique por hacer lo mismo que han hecho todos los presidentes desde Aznar".

Y a continuación ha afirmado que prefiere que le critiquen por este asunto a que lo hicieran por Gürtel o Kitchen, "que fue una parapolicía" creada para "obstaculizar la labor de la justicia y entorpecer las investigaciones" sobre casos de corrupción del Partido Popular, según ha expresado.

El jefe del Ejecutivo ha hecho estas declaraciones al ser cuestionado, en clave de humor, sobre cuál era su mote preferido de los que le habían puesto a lo largo de la legislatura, pues uno de ellos hacía referencia al uso habitual del avión, Falconetti.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar