España

Comparecencia en Rabat

Sánchez se desliga del 'caso Koldo' y niega que tuviera información cuando cesó a Ábalos como ministro

El presidente subraya que "cualquier intento de enriquecimiento a través del cobro de comisiones" por material sanitario durante la pandemia cuenta con su "reprobación" y el "absoluto reproche" del Ejecutivo

Redactor de Política
Rabat (Morocco), 22/02/2024.- Spanish Prime Minister Pedro Sanchez speaks at a press conference in Rabat, Morocco, 21 February 2024. Sanchez is on an official visit to Morocco. (Marruecos, España) EFE/EPA/JALAL MORCHIDI

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante los medios posterior a su reunión con el rey Mohamed VI, este 21 de febrero de 2024 en Rabat. EFE / EPA / JALAL MORCHIDI

"Por supuesto que no". Pedro Sánchez asegura no haber tenido ningún tipo de información de la supuesta trama de compra de mascarillas en plena pandemia que ha supuesto la detención de Koldo García, asesor del exministro José Luis Ábalos. No tenía conocimiento de esos negocios oscuros y, por tanto, no fue esa la razón por la que cesó al entonces titular de Transportes en julio de 2021.

El caso Koldo persiguió al presidente del Gobierno hasta Rabat, adonde viajó este miércoles para entrevistarse con el rey Mohamed VI. En la rueda de prensa posterior, fue preguntado por los periodistas, y lo primero que hizo Sánchez fue desligarse por completo de la trama que salpica de lleno a quien fue asesor en la sombra de Ábalos.

Subraya que su Gobierno "siempre ha colaborado con la Justicia" y ha obrado con "máxima transparencia"

Recordó el jefe del Ejecutivo que, desde que llegó a la Moncloa en 2018, su Gobierno "siempre ha colaborado con la Justicia", "siempre" le ha prestado "máxima colaboración" y ha obrado con "máxima transparencia". "Más allá de cual sea el recorrido judicial de este caso —afirmó—, cualquier intento de enriquecimiento a través del cobro de comisiones de una tragedia como fue la pandemia, y lo hemos visto en otras comunidades autónomas, cuenta con mi reprobación y con el absoluto reproche por parte del Gobierno".

Sánchez mandó enseguida un recado al PP, que ha pedido explicaciones no solo al exministro —él se dijo posteriormente "estupefacto" tras la detención de García—, sino al propio presidente. El líder socialista subrayó que le llama la "atención" que los populares sean tan "celosos" cuando su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, se aupó a la presidencia de su partido tras la denuncia, emanada desde la dirección de Pablo Casado, de una presunta malversación de fondos públicos en un contrato de compra de mascarillas en el que participó el hermano de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y que no ha recibido reproche por parte de la actual cúpula de Génova. "No ha sido ni investigado ni recriminado", apuntó.

Si queremos todos ser creíbles en la ejemplaridad y en la lucha contra la corrupción, tenemos que ser igual de celosos", dice, apuntando al PP

"Creo que si queremos todos ser creíbles en la ejemplaridad y en la lucha contra la corrupción, tenemos que ser igual de celosos en cualquiera de los ámbitos y en cualquiera de los casos", insistió, tras tildar de "maledicencias" que el PP sugiera que el cese de Ábalos como ministro de Transportes estuvo vinculado a las actividades supuestamente fraudulentas de García.

Repreguntado si estos presuntos negocios tuvieron que ver en su decisión de la caída de quien también fue secretario de Organización, el presidente respondió tajante: "Por supuesto que no", "rotundamente no".

Después de la comparecencia de Sánchez en Rabat, respondió Ayuso a través de redes sociales. Aseguró que el caso que afectaba a su hermano fue "investigado por distintas instancias y se demostró que no había nada". Y remató con su "me gusta la fruta", la expresión con la que enmascaró el "hijo de puta" que soltó desde la tribuna de oradores durante el pleno de investidura de Sánchez.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar