Codogno se hizo conocida en toda Europa el 21 de febrero. Es el epicentro de la epidemia de coronavirus en Europa. Esta localidad de unos 16.000 habitantes, situada a 60 kilómetros de Milán, registró el primer infectado, de nombre Mattia, de 38 años. Italia es desde este martes el primer país del mundo que ha decidido echar el cierre por el corona virus.

Italia es en la actualidad el país de la Unión Europea con más casos, más de 9.100, de ellos 1.800 confirmados este lunes. Los muertos superan los 460, y de ellos casi un centenar se han dado en las últimas 24 horas. Es el tercer país del mundo con mayor número de afectados y fallecidos, después de China y Corea del Sur.

Después de restringir los movimientos en el norte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado este lunes que esta prohibición se aplicará a partir del martes en todo el país. Italia echa el cierre por el coronavirus, sería el titular.

«Toda Italia será zona protegida. Ya no hay más área roja, verde o amarilla. Todos los movimientos están prohibidos, excepto por necesidades probadas. En toda Italia», ha afirmado Giuseppe Conte en un discurso televisado. «No hay más tiempo», ha remarcado.

«Lo adecuado es quedarse en casa. Nuestro futuro está en nuestras manos», ha sentenciado el jefe del gobierno italiano.

Si el coronavirus para Italia, se muere Europa», dijo Luigi di Maio, ministro italiano de Exteriores

«Si el coronavirus para Italia, se muere Europa», ha declarado el ministro italiano de Exteriores, Luigi di Maio, en una entrevista en La Vanguardia. El gobierno italiano había impuesto primero la cuarentena a más de 16 millones de personas en el norte del país, y había apelado a restringir los movimientos que no sean imprescindibles por razones laborales, de salud o necesidad en el norte.

A partir del martes esta medida se ha de cumplir en todo el país. Quien no cumpla se expone a sanciones por violar el artículo 650 del Código Penal.

El lunes la propagación del coronavirus en la Unión Europa ha escalado sustancialmente, sobre todo en Italia y también en España. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha anunciado un Consejo Europeo monográfico este martes a las 17 horas. Va a celebrarse por videoconferencia.

Las instituciones europeas se han tomado en serio «la amenaza transfronteriza para la salud» que supone el Covid-19 y se está coordinando con los Estados miembros a través del sistema de alerta precoz y respuesta, el comité de Seguridad Sanitaria y la red de comunicadores del Comité de Seguridad Sanitaria.

Un Consejo Europeo monográfico

El Consejo Europeo se reúne este martes para abordar de forma conjunta cómo combatir la expansión del Covid-19. Van a contactar por videoconferencia a demanda del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Hay cinco comisarios que coordinan la labor de respuesta al coronavirus: Janez Lenarcic, responsable de la gestión de la crisis; Stella Kyriakides, responsable de las cuestiones relacionadas con la salud; Ylva Johansson, a cargo de las cuestiones relativas a las fronteras; Adina Valean, responsable de movilidad; y Paolo Gentiloni, de los aspectos económicos.

Las competencias sanitarias corresponden a los Estados, y en muchas ocasiones a las comunidades autónomas, como es en el caso de España. Pero la UE sí tiene que decir en cuestión de libertad de movimiento (Schengen), cuestión que de momento están decidiendo los Estados miembros. Y son muy relevantes las iniciativas que puede adoptar sobre ayudas económicas que puedan paliar los efectos de este golpe a las empresas y a los mercados.

Hasta el momento la Comisión ha destinado 232 millones de euros para la prevención y contención del virus. De estos 232 millones, la Organización Mundial de la Salud recibirá 114 millones; 100 millones se destinan a la investigación urgente relacionada con diagnósticos, terapias y prevención, incluida la Iniciativa de Medicamentos Innovadores; 15 millones a África; y tres millones al Mecanismo de Protección Civil de la Unión para vuelos de repatriación de ciudadanos de la UE procedentes de Wuhan.

Precisamente una demanda que crece cada día es la aplicación de medidas que ayuden a paliar los efectos económicos de esta expansión del coronavirus. El BCE tiene prevista su reunión mensual el jueves. Cabe esperar que haya una reacción importante.

La Reserva Federal de EEUU ha bajado los tipos medio punto la semana pasada con el objetivo de mitigar las convulsiones financieras de esta epidemia.

Sin embargo, las instituciones europeas aún no han reaccionado con medidas que demandan los Estados miembros. Por ejemplo, Italia, que ha aprobado una partida de 7.500 millones para el coronavirus, demanda flexibilidad presupuestaria a Bruselas. También Alemania ha destinado 12.000 millones de inversión en tres años.

El Parlamento Europeo va a acortar sus sesiones, que terminarán el martes en lugar del jueves, y no habrá votación, con el fin de evitar contagios. El presidente del Parlamento, el italiano David Sassoli, está en cuarentena voluntaria.

Habrá cuatro temas en la agenda del martes: coronavirus, Día Internacional de la mujer, migraciones y el presupuesto. «No será un pleno como otros», ha reconocido el portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch, según informa Politico.

Curiosamente, se han dado algunos casos en las instituciones europeas: uno en la Agencia Europea de Defensa, otro en el Consejo de la Unión Europea, y en la oficina de Varsovia de Frontex.

El Colegio Europeo de Bruselas III, donde estudiaron la actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, ha cerrado tras detectarse el caso de un padre de un escolar con Covid-19. Los casos en Bélgica son más de 200.

Hay una treintena de países europeos afectados. En seis hay personas que han fallecido con coronavirus: Italia, Francia, España, Reino Unido, Alemania y Países Bajos. Alemania han muerto las primeras personas este lunes. En número de casos es es tercer país de la UE.

Italia: cierra por coronavirus

El gobierno italiano que encabeza Giuseppe Conte ha adoptado las medidas más estrictas de toda Europa para combatir la expansión del coronavirus. Es el primer país del mundo que echa el cierre en todo su territorio.

La recomendación es limitar las salidas salvo por necesidad, bien laboral o sanitaria. Permanecen abiertos comercios y bares pero se recomienda mantener un metro de distancia con otras personas.

Primero el gobierno aprobó por decreto, en la madrugada del domingo, una cuarentena forzosa que afecta a 16 millones de personas, toda la región de Lombardía, motor económico de Italia, con capital en Milán, y 14 provincias septentrionales (Venecia, Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pesaro y Urbino, Padua, Treviso, Asti, Vercelli, Novara, Alessandria y Verbano-Cusio-Ossola). Más de la mitad de los casos en Italia se han registrado en Lombardía.

De estas zonas solo se puede entrar o salir con autorización previa por razones laborales, sanitarias o de necesidad. También se limita el tránsito dentro de esos territorios. Venecia, una de las ciudades más turísticas del mundo, pasó el domingo más extraño que se recuerda, debido al temor al coronavirus con la plaza de San Marcos semivacía, y museos e iglesias desiertos.

El contenido del decreto para el norte de Italia se filtró el sábado, lo que hizo que cientos de personas huyeran de la denominada zona roja a toda prisa para no quedar atrapados. Esta reacción del gobierno, con nocturnidad, pero a la vez sin impedir filtraciones, han transmitido la sensación de caos en un momento en el que se hace imprescindible el control de las autoridades.

Los colegios en esta zona del norte del país estarán cerrados hasta el 3 de abril y se han cancelado los actos públicos. También han suspendido sus actividades teatros, cines y otros recintos de espectáculos en todo el país.

Las competiciones deportivas se suspenden hasta el 3 de abril, según un decreto que se anuncia mañana martes. Sin embargo, en principio se mantienen los partidos internacionales como los de Champions, aunque se van a celebrar a puerta cerrada.

En Italia se han registrado motines en las cárceles de Módena, Foggia, Milán y Palermo vinculados a la expansión del corona virus. Seis personas han muerto y otras seis han sido arrestados. Algunos detenidos pretendían escaparse.

Francia: no a concentraciones de mil personas

Francia ha registrado más de 1.400 casos y 21 muertes hasta el momento, de modo que es el segundo país con más enfermos por Covid-10 de toda la UE. El gobierno francés ha prohibido los eventos en los que esté previsto que se concentren más de mil personas, según el anuncio que realizó el ministro de Salud, Olivier Véran.

El domingo se reunió el Consejo Nacional de Defensa para adoptar medidas sobre esta crisis. Es la tercera vez que aborda la situación de esta manera extraordinaria.

Habrá algunas excepciones, relativas al tránsito, manifestaciones, oposiciones y exámenes, y a algunas competiciones, que dará a conocer el Ministerio de Sanidad. El fin es prevenir sin que quede afectada la vida de la nación. Hay tres diputados afectados por el virus.

El gobierno se refiere a su plan como una serie de medidas «diferenciadas» y «proporcionadas». El viernes 6 de marzo se cerraron las escuelas en Oise, al norte de París, y Alto-Rin, al este de Francia, donde hay más casos. El fin de semana también se anunció esta medida en Ajaccio, la capital de Córcega.

Alemania: ayudas a las empresas

El gobierno alemán ha acordado una serie de ayudas a las empresas, así como articulación de mecanismos compensatorios con el fin de implantar la jornada reducida, según informa Expansión.

La Oficina Federal de Empleo asumirá el 60% del sueldo neto que dejen de percibir los empleados en las empresas que deban reducir su jornada como consecuencia del coronavirus. Cuando haya un 10% de afectados, puede implantarse la jornada reducida.

Así el gobierno federal trata de evitar despidos masivos o reducciones de plantilla. A su vez, el ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, y los titulares de Economía de los 16 Länder van a coordinar incentivos fiscales.

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, que aspira a la sucesión de Annegrete Kramp-Karrenbauer como líder de la CDU, ha reconocido como el objetivo de su Ministerio es ralentizar la expansión del coronavirus. «Cuanto más controlemos su expansión, y hagamos que sea más lenta, mejor podremos afrontarla desde nuestro sistema sanitario», dijo Spahn, según la agencia Efe. En Alemania hay más de un millar de casos y hasta ayer no había víctimas mortales. Ya hay dos fallecidos.

Jens Spahn anunció el domingo que se iban a cancelar todas las reuniones de más de un millar de personas. La norma incluye partidos de fútbol y ferias. Serán las autoridades locales y los organizadores de eventos los que tendrán que evaluar los casos a medio plazo.

Por ejemplo, la Feria de Hannover, una de las mayores del mundo, se ha pospuesto de abril a julio. La feria del turismo de Berlín, la mayor del mundo, se canceló. También la Feria del Libro de Leipzig.

España: a la espera del ‘plan de choque’

En España el número de casos en las últimas horas está aumentando de forma exponencial. Ya se han superado los 1.200 casos y se ha superado la treintena de fallecidos, todos mayores y con dolencias previas.

En Madrid, se han triplicado los casos en 24 horas. Ha cambiado el escenario de contención a mitigación. Los casos de transmisión comunitaria significativa o alta están en la Comunidad de Madrid, Vitoria y Labastida.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes la aplicación de «un plan de choque» para combatir la propagación del virus, primero sin dar más detalle. También ha anunciado que se celebrará una reunión interministerial todos los miércoles para reforzar la coordinación ejecutiva.

Pedro Sánchez ha conversado con algunos de sus socios europeos «para abordar de manera conjunta la coordinación de estrategias frente al coronavirus», según fuentes del gobierno.

El presidente del gobierno español ha hablado con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. El Gobierno español confía en que la Comisión Europea rebaje el objetivo de déficit.

También con la canciller federal, Angela Merkel, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y con el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, según informa Cristina de la Hoz.

Las medidas en España dependen de las comunidades autónomas, aunque se están coordinando con el gobierno central. En Madrid se suspenden las clases en guarderías, colegios, institutos y universidades públicas y privadas desde el miércoles durante dos semanas. Previamente se ordenó el cierre de los centros de día de mayores, la población con mayor riesgo de contagio. En Leganés también se han cerrado los centros deportivos.

En el País Vasco, este lunes el departamento de Educación ha ordenado el cierre de todas las guarderías, colegios, institutos y universidades de Vitoria, desde mañana martes hasta el 23 de marzo. De los 149 casos registrados en Euskadi, 122 están en Alava. Esta decisión afecta a 60.000 personas, entre alumnos y trabajadores.

Reino Unido: medidas muy cautas

Uno de los grandes temas de la campaña electoral para los laboristas fue el sistema sanitario, muy depauperado, y con gran necesidad de inversión en el Reino Unido. De momento el coronavirus no ha entrado en las islas británicas con tanta fuerza como en otros países del continente europeo. Hay más de 300 casos, la mayor parte en Londres, y al menos cinco fallecidos.

A su vez el gobierno está elaborando planes de legislación de emergencia. Boris Johnson ha asistido a una reunión sobre la crisis este lunes. Al término del encuentro, el jefe de los servicios médicos británicos, Chris Whitty, ha recomendado a quienes tengan síntomas que se pongan voluntariamente en cuarentena una semana.

El primer ministro británico, Boris Johnson, a quien reprochan que las iniciativas sean demasiado tímidas, ha dicho que la experiencia de otros países no tiene por qué repetirse en el Reino Unido. El asesor médico ha señalado que si se adoptan medidas draconianos se corre el riesgo de que los ciudadanos se cansen y luego no se las tomen en serio cuando la epidemia llegue a su cénit.

El ministro británico de Finanzas, Rishi Sunak, ha asegurado que se invertirá lo que sea necesario para frenar la propagación del Covid-19, incluido inversión en servicio sanitario y ayuda a las empresas que sufran consecuencias a corto plazo.

El ministro de Medio Ambiente tiene previsto reunirse con representantes de grandes superficies y de la industria con el fin de coordinarse para que los grupos que tengan que someterse a aislamiento a medio plazo tengan suministros suficientes.