Política

El Gobierno confía en que la Comisión rebaje el objetivo del déficit por el coronavirus

La ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. ep

A la emergencia sanitaria que está provocando el coronavirus se une otra de índole económica que está azotando las bolsas y comprometiendo el crecimiento de toda la zona euro. Por ello, el Gobierno confía en que la Comisión Europea flexibilice los criterios de déficit para afrontar esta crisis que afecta a toda la Unión, en mayor o menor medida, aunque en España se está produciendo un crecimiento exponencial. En principio, los planes fiscales del Gobierno de coalición y reformas como la del mercado laboral siguen sobre la mesa, aunque la pandemia está afectando a sectores estratégicos del país, léase el turismo, y haciendo caer los ingresos de manera sostenida.

Por ello, Moncloa cree que es la UE la que debe implementar medidas de índole económica para que los estados puedan superar su senda de ajuste, bien con medidas de flexibilización o que los costes de afrontar el coronavirus no computen a efectos de déficit. No fue hasta este lunes, quince días después del estallido de la crisis, que el presidente del Gobierno se refirió por primera vez a la pandemia para anunciar un plan de choque del que no adelantó ni una sola medida, salvo las que ya se sabía que van a pasar este martes por la mesa del Consejo de Ministros, destinadas a paliar el impacto económico sobre las empresas más afectadas por la crisis.

Moncloa cree que es la UE la que debe implementar medidas de índole económica para que los estados puedan superar su senda de ajuste

Este «plan de choque» se irá conociendo en los próximos días, pero la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que todos los lunes adelanta parte del contenido de los temas que irán al Consejo del día siguiente, afirmó ayer en rueda de prensa desde Ferraz, que es necesario dar «una respuesta proporcionada y coordinada con las Comunidades Autónomas y en el ámbito de la Unión Europea».

Tras admitir que los efectos económicos del coronavirus «efectivamente se hacen sentir en muchos sectores» se ha aferrado a que la presidenta de la comisión, Ursula von der Leyen, «ha avanzado que se trabaja en esta materia para ver qué tipo de medidas se podrían desplegar ante la persistencia de datos severos en muchos países como Italia». «Flexibilidad y dinero» es la receta de Von der Leyen, que prepara reunión de ministros de economía y finanzas europeos del próximo 16 de marzo, eso, sí, por vídeo conferencia. “Estamos explorando la flexibilidad del pacto de estabilidad y crecimiento y excepciones a las reglas de ayudas de estado”, confesó este lunes la alemana.

Además, la Comisión Europea ha anunciado la creación de un equipo de respuesta para el coronavirus que, entre otras cuestiones, abordará en profundidad su impacto en los sectores de turismo y comercio, en las cadenas de valor y en la situación macroeconómica general.En el ámbito del transporte se coordinarán todos los consejos de viaje y de transporte y el espacio Schengen de libre circulación, que ningún país se ha planteado restringir por el momento, informa Efe.

Sánchez se moviliza interna y exteriormente

Lo cierto es que este lunes Moncloa encendió las luces de alarma desde primera hora. Y el devenir del día no hizo más que confirmar la sensación de la magnitud que puede alcanzar esta crisis. A la decisión de la Comunidad de Madrid de cerrar todos los centros educativos, incluidas las guarderías por espacio de catorce días desde este miércoles, se une la ronda de contactos que ha mantenido el presidente del Gobierno con Pablo Casado, Inés Arrimadas y hasta con Santiago Abascal, siendo la primera vez que ese dirige a él.

En las próximas horas lo hará con los presidentes autonómicos «para compartir con ellos un mensaje de unidad, serenidad, y rigor frente a este desafío de la salud pública». Además, a las cinco de a tarde participa por videoconferencia en un Consejo Europeo extraordinario sobre el Coronavirus.

También este lunes, el líder del PP, Pablo Casado, presentó un catálogo de propuestas para intentar aliviar, sobre todo desde el punto de vista económico, los estragos del coronavirus aunque todavía no debe darse por rota la tregua que hasta ahora ha tenido la oposición respecto a este asunto. Incluye, entre otras medidas, reducir a la mitad el Impuesto de Sociedades en los sectores afectados, aplazar el cobro del IVA, poner en marcha un plan de contingencia sanitaria para reforzar los recursos de las autonomías y cancelar la «contrarreforma» laboral para garantizar la flexibilidad y competitividad de las empresas, así como impulsar el teletrabajo.  

Comentar ()