Internacional

Más de 500 afganos ya están en España y más del 60% ha pedido asilo

Un séptimo avión procedente de Afganistán llega a la Base Aérea de Torrejón.

Un total de 566 afganos han llegado a España, de los que la mitad han pedido protección internacional, según datos aportados por el ministro de Seguridad Social Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. En una actualización posterior, el Ministerio del Interior ha cifrado en 354 los afganos que han manifestado su intención de solicitar protección internacional en el primer trámite realizado a su llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), lo que representa el 63% del total, 555 afganos, según el departamento de Marlaska, que resta los 91 ciudadanos a los que se les a asignado ya centro de acogida del programa de protección internacional.

«Incluyendo el vuelo que llegó anoche han llegado 566 refugiados afganos, de esos, un poco más de la mitad han solicitado asilo a España y hay 91 de ellos que ya no están en Torrejón, sino en centros de acogida finales dentro de programas de protección internacional», ha explicado Escrivá en una entrevista en Telecinco.

El titular de Migraciones ha insistido en que la situación en Afganistán es «dramática, muy convulsa y cambiante en el tiempo», aunque ha asegurado que se está intensificando la llegada de aviones. «Anoche llegó un avión español con 177 cooperantes, de ellos 111 que han colaborado con España, y tenemos previsto otro avión hoy», ha indicado. «Poco a poco van saliendo las personas que queremos ayudar y proteger», ha añadido Escrivá.

El ministro ha resaltado la vulnerabilidad de las personas que quieren salir de Afganistán entre ellas mujeres gestantes, de las cuales una ya ha llegado a España una embarazada de ocho meses y hay otras dos cuya situación es preocupante y para las que se ha enviado médicos especializados. «Hay personas muy vulnerables, han llegado 200 niños hasta ahora», ha explicado.

No ha concretado, no obstante, el número de personas que están intentando salir de Afganistán. «Es un número muy difícil de precisar. Lo importante es que España ha tenido una actitud muy generosa en términos de definición de familias y de lo que se trata es de llegar al máximo número de personas».

Sobre el funcionamiento de la base de Torrejón de Ardoz, el ministro ha explicado que el objetivo es que las personas no pasen más de 72 horas allí desde su llegada y hasta ahora no está transcurriendo más de 48 horas.

«La de Torrejón es una instalación provisional de tránsito que queremos que sea lo más acogedora posible, hay zonas para juegos de niños, para entrevistas con nuestros funcionarios con psicólogos para que el itinerario que vayamos marcando sea lo más adecuado posible y llegue a los lugares adecuados».

Según Escrivá, los refugiados llegan inicialmente a un hangar donde se les realiza un test de antígenos y se hace la primera declaración de que quieren pedir asilo en España. «Llegan muy derrotados y conviene hacerlo lo más acogedor posible», ha expresado.

El titular de la cartera de Inclusión ha aludido el compromiso de todos los países involucrados en garantizar que «todas las personas que hayan sido identificadas como colaboradores y quieran salir salgan».

Finalmente, Escrivá ha defendido, ante las críticas, la labor del Gobierno español en la gestión de esta crisis en la que la «prioridad» son los refugiados afganos. «El presidente del Gobierno han estado en contacto con todos nosotros siguiendo el proceso de coordinación y se han seguido protocolos de funcionamiento impecables. Ha habido un nivel de colaboración suficiente», ha concluido.

De Torrejón a la Oficina de Asilo

Según los datos recabados por la Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior, 354 de las 555 personas que han llegado en avión a España tras ser evacuados de urgencia ante la llegada al poder de los talibán han manifestado su intención de solicitar protección internacional. Supone un tercio si se compara con los 987 expedientes registrados entre 2008 y la actual crisis.

El procedimiento, según fuentes de Interior consultadas por Europa Press, se inicia en la misma base área madrileña donde se ha levantado un campamento para atender a los afganos. Aquí se recoge una primera manifestación donde pueden expresar su voluntad de pedir asilo en España o ser derivados a otros países.

En el caso de que quieran quedarse en España, los afganos reciben un permiso extraordinario de permanencia de 15 días expedido por los agentes de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

En paralelo a que sean asignados a centros de acogida del programa de protección internacional -lo que han hecho 91 afganos que ya no están en Torrejón, según ha anunciado este lunes el ministro de Migraciones, que varió ligeramente el número total de afganos evacuados al cifrarlos en 566-, estas personas quedan pendientes del posterior procedimiento ordinario, citados por la Oficina de Asilo y Refugio.

Este procedimiento se puede alargar en el tiempo una vez iniciado puesto que se realiza una entrevista con el solicitante en la que tiene derecho a solicitar asistencia legal e incluso recurrir en los tribunales, en el caso de disconformidad una vez realizada la propuesta.

La legislación contempla diferentes figuras de protección emitidas por la oficina dependiente del Ministerio del Interior, que varían entre el estatuto de refugiado y el de protección subsidiaria. Este último se ofrece a aquellas personas que, sin reunir los requisitos para ser reconocidas como refugiadas, se enfrentan a daños graves si regresaran a su país de origen.

Te puede interesar

Comentar ()