Si hace 24 horas Ciudadanos daba un ultimátum sobre la revisión amnistía fiscal y procuraba mantener un tono duro con el Gobierno, este martes ha templado sus palabras ante la posibilidad, cada vez más probable, de que el Gobierno no cumpla este punto. El Grupo Popular en el Congreso ha puesto sus cartas sobre la mesa y ha dejado ver las bajas pretensiones de cumplir todas las exigencias planteadas en este punto absteniéndose a la moción de C’s, que pedía al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, especificar cómo va a liquidar el 7% a las fortunas regularizadas.

Los populares amparan su decisión en que no constaba ningún tipo de plazo en el acuerdo de investidura firmado y en que Ciudadanos no ha aceptado su enmienda, como tampoco ha sido aceptada la de PSOE, aunque sí dos de Unidos Podemos. Aunque la moción no es vinculante a la  ejecución del Ejecutivo, es interpretada como una muestra de intenciones y la abstención del PP supone en este sentido una piedra en el camino para Ciudadanos, que en las últimas horas se ha visto obligado a rebajar sus expectativas sobre este asunto y ha acabado asumiendo la tesis del Ejecutivo.

De los pactos firmados con el PP, el que C’s asumió con más urgencia fue la recaudación del 10% a las fortunas afloradas en la amnistía y la tomó como una forma de probar las intenciones del Gobierno. En este sentido, defendían que las medidas debían tomarse antes del 30 de noviembre -este miércoles-, y no después, puesto que esa fecha sería el plazo de prescripción de la amnistía y a partir de entonces la Agencia Tributaria no tendría competencias para exigir la liquidación de los 2.500 millones de euros previstos.

Después de que Montoro haya negado la existencia de esa prescripción, y a unas horas de que termine el plazo fijado por C’s para que el Ejecutivo lleve a cabo sus exigencias, la formación naranja da por perdido el pulso y resta importancia a la fecha de revisión de las declaraciones: ahora se conforman sólo con que esta revisión se lleve a cabo.

El diputado Miguel Gutiérrez asume de esta forma la tesis del ministro, según ha declarado en rueda de prensa en el Congreso, donde ha insistido en la importancia de que el Ejecutivo ponga las medidas sobre la mesa, aunque ha restado importancia a los plazos: “Les decimos que tienen hasta el día 30 para iniciar las actas de inspección”; ha comenzado, aunque ha matizado sus palabras: “Si nos dicen que no lo han hecho porque no prescribe, pero que lo van a hacer la semana siguiente, pues lo importante es que lo hagan”, ha sentenciado.