La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, está utilizando el Día de Andalucía para hacer campaña interna en las primarias del PSOE. La también presidenta de la Junta mezcla ambas condiciones en una serie de actos que se celebrarán en los próximos días con motivo de la conmemoración del 28-F.

El primero tendrá lugar el sábado, durante la inauguración de la Casa de Andalucía de Azuqueca (Guadalajara), al que acudirá junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Los servicios de prensa de los dos Gobiernos regionales se empeñan en desvincular el acto de las primarias y destacan que se trata de un encuentro «institucional» y no de partido. Será a las 12,30 y contará como madrina con la actriz y cantante Charo Reina.

García-Page la recibe tras cargar públicamente contra Pedro Sánchez

No obstante, García-Page no oculta su apoyo a Susana Díaz mientra carga contra otros aspirantes como Pedro Sánchez. De hecho, este miércoles ha asegurado que su intuición le dice que Susana Díaz sí dara un paso al frente para competir por el liderazgo del partido. «Siempre he pensado de ella que es una referencia y Andalucía es una roca en el proyecto del PSOE», ha asegurado.

En un encuentro informativo organizado por El Digital de Castilla-La Mancha este jueves, García-Page ha censurado la propuesta de estado plurinacional del ex secretario general y le ha respondido que para gobernar el país «no hay que ponerlo patas arriba».

«Apostar por lo plurinacional no es de izquierdas. Es hacer el caldo gordo a los nacionalistas. El PSOE no es nacionalista ni plurinacionalista. España es una nación, solo una», ha asegurado, tras pedir a Sánchez que «no se invente otra España para ganar cuatro votos» del PSC.

En opinión de García-Page, los argumentos del ex secretario general «no responden a las necesidades que tiene el partido» sino que «abre problemas nuevos». Sobre si le causa «preocupación» la capacidad de convocatoria demostrada por Sánchez en su presentación del lunes en Madrid, ha dicho que el futuro del PSOE «no se mide ni en butacas de cine ni en metros de cola».

En Valencia visitará la Generalitat y almorzará con alcaldes socialistas

Un día después de hacerse la foto en Castilla-La Mancha, la presidenta andaluza se desplazará a Valencia para acudir a la celebración del Día de Andalucía del PSPV-PSOE en Mislata, organizados por la Federación de Entidades Culturales Andaluzas de la Comunitat Valenciana. En una carta enviada por el vicesecretario de Organización valenciano a los alcaldes socialistas de la comunidad, se invita a la comida posterior que se celebrará en la sede del partido con la asistencia del secretario general, Ximo Puig, y Susana Díaz.

El presidente de la Comunidad Valenciana ha afirmado este jueves que la visita de la presidenta de la Junta de Andalucía se debe a la celebración del acto Institucional por el Día de Andalucía y ha señalado que hablarán como «dos presidentes de dos comunidades importantes» sobre asuntos como la financiación autonómica, el Corredor Mediterráneo y la aplicación efectiva de la Ley de Dependencia. Para otorgar este carácter institucional a la visita de Díaz, la presidenta será recibida por Puig en el Palau de la Generalitat en València.

La Medalla más controvertida

De vuelta a Sevilla, Susana Díaz presidirá el martes la entrega de las Medallas de Andalucía en un acto solemne en el Teatro de la Maestranza. Los grupos de la oposición de Podemos e IU han reprochado a la presidenta que utilice este acto dentro de su carrera hacia Ferraz, al entregar uno de los galardones a un periodista sin ninguna vinculación con la comunidad, Antonio Caño, director del diario El País, que nació en Martos (Jaén). Se da la circunstancia, además, de que este periódico cerró recientemente su edición andaluza y despidió a sus trabajadores andaluces. Según Podemos, se trata de un «pago por adelantado» para conseguir un buen tratamiento informativo durante el proceso de primarias.
Ya el sábado 4 de marzo, Díaz volverá a exhibir su poderío orgánico con un gran acto del PSOE-A para conmemorar el Día de Andalucía en Sevilla. En la misma cita del año pasado, Díaz borró 20 años de historia del socialismo andaluz al excluir de la celebración y ni siquiera mencionar a sus antecesores Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ambos imputados por el caso ERE. Sí participaron en el mitin los anteriores presidentes de la Junta, Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, cuya labor fue ensalzada durante el acto. Quizás por ese motivo, Díaz almorzó el jueves pasado con Griñán en un restaurante de Triana. Fuentes cercanas al ex presidente han negado que acuda a la celebración del día 4.