La visita a Cataluña este viernes de la Ejecutiva federal del PSOE para reunirse con la cúpula del PSC sigue levantando ampollas. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, reclama a Pedro Sánchez que ese encuentro sirva para «impedir» la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre al menos en Barcelona, donde los socialistas forman parte del gobierno de Ada Colau.

La alcaldesa ha anunciado que pondrá «todas las facilidades» para una consulta que su partido, Catalunya en Comú, y Podemos reducen a una «movilización política legítima» a favor del derecho a decidir. Aunque no le otorga carácter de referéndum, Colau se muestra dispuesta a abrir los colegios, tal y como pretende el Govern. «No hay convocatoria. No sabemos ni siquiera si habrá urnas o no. Pero mi predisposición a participar es clarísima», ha anunciado.

«Si se facilitan espacios públicos para un referéndum ilegal, el PSOE es cómplice directamente porque está gobernando con ellos. Así que espero que el PSOE lo impida. No sé cuál será la fórmula, pero que lo impida», ha explicado Rivera en rueda de prensa en el Congreso.

El presidente de Ciudadanos también ha reprochado a Pedro Sánchez que plantee la reforma de la Constitución no para mejorar la Carta Magna, sino como una forma de «contentar» a los independentistas. Ha mostrado su convencimiento de que los partidos soberanistas no se quedarán satisfechos con esa medida ni se volverán «constitucionalistas de golpe».

Por este motivo, ha insistido que la reforma debe perseguir como objetivo acabar con los aforamientos políticos, mejorar la ley Electoral, cambiar las circunscripciones y hasta convertir el Senado en una auténtica cámara de representación territorial, en vez de dedicarla a «contentar a Puigdemont, a Junqueras o a las CUP», que no quieren avanzar en el desarrollo de la Constitución, sino «liquidarla» y «dinamitar» el estado español.

En este sentido, también ha reprochado a Sánchez que no incluya al PP en sus planes de reforma constitucional. «Sin ellos es aritméticamente imposible, porque tienen mayoría en el Senado», ha recordado, antes de insistir en que «sería como construir una mesa con sólo tres patas». «No se puede cambiar ni una coma de la Constitución sin el PP», ha reiterado a Sánchez.

En cuanto a Rajoy, Rivera ha invitado al Gobierno a tomar la iniciativa para que el Congreso vote el rechazo al referéndum independentista antes del 1 de octubre.»Yo soy partidario de que se pueda producir un debate parlamentario antes», iniciativa para la que ha ofrecido el apoyo de su grupo.

Después que Rajoy haya declarado que los ciudadanos pueden estar «tranquilos» porque el Gobierno sabe «perfectamente» lo que tiene que hacer para frenar la consulta ilegal, el líder de C´s asegura que espera que no ocurra como en el 9 de noviembre de 2014, cuando el presidente también anunció que no habría consulta.

«Espero que el esperpento del 9 de noviembre no vuelva a suceder», ha recalcado el presidente de Ciudadanos, que ha subrayado que el Ejecutivo tiene «muchos mecanismos jurídicos» para impedir que se celebre el referéndum.

Rivera también ha recriminado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y a los ‘comunes’ de Ada Colau que cada vez que los separatistas «intentan saltarse la ley», aparezcan para «echarles un cable». Por eso, ha confiado en que no entren en el «juego» de Puigdemont.