Rotas, aparentemente, las negociaciones entre Gobierno y Generalitat para evitar la aplicación del artículo 155, el Grupo de JxS en el Parlament perfila los últimos detalles de la proposición de resolución con la que mañana oficializarán la declaración de independencia de Cataluña. Una oficialización que, según fuentes de la coalición independentista, pasará finalmente por una votación en el pleno, pese a las resistencias de parte del grupo parlamentario. Mientras los líderes del PSC, PP y los Comunes insistían en pedir a Carles Puigdemont que reconsidere su postura y convoque elecciones autonómicas en un pleno en el que el President no ha tomado la palabra, el grupo de JxS ultimaba el texto de la declaración.

Será mañana cuando el Pleno vote las propuestas de resolución de los grupos sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución -este era el tema del pleno monográfico- y será entonces cuando se presente una propuesta cuya votación ha tensionado de nuevo a los independentistas, empezando por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que quería evitar una votación que puede suponerle en nuevo apercibimiento del Tribunal Constitucional.

“Queremos que este Parlament rechace la aplicación del artículo 155” ha asegurado el portavoz de JxS, Lluís Corominas, en su intervención, y “aprobar el inicio del proceso constituyente” tras poner en valor los resultados del 1 de octubre, con la votación de las proposición de resolución que tendrá lugar mañana a partir de las 12 del mediodía.

Junqueras no quiso asumir las riendas de la DUI

Pero el PDCat habría rechazado una vía que vuelve a poner el foco exclusivamente en el President. Los ex convergentes ven con enorme incomodidad la postura adoptada por Esquerra, a la que acusan de empujar hacia la DUI sin asumir los costes políticos de esta vía. Una postura que quedó en evidencia la noche del miércoles, cuando presidente y vicepresidente se enfrentaron sobre la posibilidad de una convocatoria electoral para frenar la aplicación del 155, y Puigdemont ofreció su renuncia “si el problema soy yo y la voluntad de intentarlo todo para evitar el 155” para que Oriol Junqueras asumiera la presidencia de la Generalitat y proclamara la independencia. Una oferta que Junqueras no dio por hecha.

Pese a los preparativos para la DUI, los partidos de la oposición han insistido durante el pleno en intentar ofrecer a Puigdemont una vía para retornar a la legalidad con la convocatoria de elecciones o, en su detrimento, una comparecencia in extremis ante el Senado, reunido en sesión plenaria, para ofrecer “un diálogo sincero y sin apriorismos”. El líder del PSC, Miquel Iceta, se ha llegado a ofrecer a acompañarlo.

El más sorprendente, sin embargo, ha sido el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, quien ha reconocido que “el 155 no es plato de nuestro gusto. Va a provocar tensión, somos conscientes” y ha asegurado que “está en sus manos que no se lleve a cabo”. “Tiene una última oportunidad, le pido que la aproveche” ha añadido Albiol, quien ha coincidido con Iceta en pedir a Puigdemont que vaya al Senado.

El líder de PPC ha afeado a Puigdemont, sin embargo, que cuestione las garantías de unas elecciones convocadas al amparo de la Loreg. “¿De qué garantías habla? de las garantías para seguir adelante con el proceso de ruptura, de que los presidentes de la ANC y Omnium sean excarcelados, de que Mas pueda driblar a la justicia o que se exija que la Policía y la Guardia Civil se tenga que marchar de Cataluña”.

También la líder de C’s, Inés Arrimadas, ha animado a Puigdemont a dar marcha atrás. “Las elecciones eran una salida digna, democrática y limpia. Le quedan unas horas para hacerlo” ha señalado tras concluir que “el procés ha acabado pero no porque usted haya tenido la valentía de pararlo”.

No saben si han declarado la independencia, hoy o mañana, votando o cantando, de verdad o de broma” lamenta Iceta

Iceta, por su parte, ha lamentado que “estamos a punto de caer en el precipicio, no saben si han declarado la independencia, hoy o mañana, votando o cantando, de verdad o de broma, sabemos que tienen el texto preparado y firmado”. Pero como todo lo q han hecho mal pensado, peor ejecutado y mal cerrado.

“Cataluña no necesita más mártires, no escuche a los aprendices de brujo que lo empujan” hacia la DUI, le ha advertido el líder de los Comunes, Lluís Rabell, que le ha ofrecido el apoyo de “la sociedad civil activa” desde sindicatos al tercer sector si decide frenar la declaración de independencia. “Los sectores que gritan pesan mucho en su gobierno pero no son Cataluña, solo representan el sentimiento de una parte, usted es el presidente de todos” ha concluido.

El presidente del grupo de JxS, Lluís Corominas, por contra, ha asegurado que Puigdemont ha vuelto a tender la mano hoy “y se la han mordido” y ha denunciado que el Gobierno “quiere imponer el 155 y lo harán”. Corominas ha defendido además que el soberanismo “volverá a ampliar su base social” con la gente que a partir de mañana “defenderá las instituciones”.