Elecciones Cataluña 21-D

Política

Sánchez e Iglesias rivalizan en el Congreso sobre quién tiene el candidato más transversal

Podemos ve la repetición electoral como escenario más probable y Sánchez criitca a Arrimadas: "Un presidente de la Generalitat tiene que saber cuál es la tasa de paro en Cataluña"

logo
Sánchez e Iglesias rivalizan en el Congreso sobre quién tiene el candidato más transversal

Pablo Iglesias saluda a Ana Pastro durante la conmemoración del 39 aniversario de la Constitución en el Congreso. EUROPA PRESS

Resumen:

Iglesias cree que Sánchez falta a la verdad al calificar a Iceta de “transversal”: “No obtendría ni un voto del independentismo para su investidura”.

El líder socialista rechaza el tándem de Iceta como vicepresidente de Arrimadas: “El presidente de la Generalitat debe conocer la tasa de paro en Cataluña”.

Podemos contempla la repetición electoral como el escenario más probable si el PSC no apoya la investidura de Doménech.

Fue una conversación corta, casi protocolaria, pero cordial y directa al grano. Los líderes de PSOE y de Podemos se han reencontrado este miércoles en el Congreso durante la conmemoración del 39 aniversario de la Constitución. Según han relatado ambos luego, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han comentado la situación política en Cataluña y han rivalizado sobre quién es el candidato más transversal y con más opciones de ser presidente de la Generalitat tras el 21-D, Miquel Iceta o Xavier Doménech.

Según Iglesias, el candidato de Catalunya En Comú-Podem es el que más posibilidades tiene de ser investido, ya que es el que “menos rechazo genera” entre los dos bloques en liza: el independentista y el constitucionalista. Ante esta afirmación, Pedro Sánchez “ha esbozado una ligera sonrisa” y ha defendido la candidatura de Iceta como la que tiene más opciones de prosperar.

“No veo al PSC apoyando a  Esquerra Republicana de Cataluña (ERC)”, advirtió Sánchez. “Ni yo a ERC apoyando a Iceta”, respondió Iglesias, que considera “incompatible” que el voto de los comunes pueda coincidir con el de Ciudadanos, el del PP o el del PDeCAT, aunque sea sólo para la investidura de un gobierno socialista en solitario que evite una repetición electoral. “Habría que preguntarle a Catalunya En Comú-Podem, pero a mí me parece muy difícil”, explicó Iglesias luego a los periodistas, contemplando así unas nuevas elecciones como el escenario más probable tras el 21-D.

Según Iglesias, Pedro Sánchez falta a la verdad cuando defiende que Iceta es el candidato más transversal, porque el PSC nunca contaría con el voto del independentismo tras respaldar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Por el contrario, Doménech aspira a reunir apoyos de ERC, de la CUP y de constitucionalistas como los socialistas para su investidura.

El PSOE rechaza de plano esa coalición, como descarta respaldar la investidura de la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, si resulta la más votada, con Miquel Iceta como vicepresidente, según ha propuesto Albert Rivera en los corrillos. “Un presidente de la Generalitat tiene que saber cuál es la tasa de paro en Cataluña”, asegura Sánchez, que también estuvo comentando con Iglesias ese debate entre Arrimadas y Marta Rovira emitido por el programa Salvados de La Sexta.

En la cita y en las conversaciones informales que ambos han mantenido después con la prensa se ha podido constatar el desencuentro político entre dos partidos que este verano intentaban alcanzar una alianza parlamentaria. PSOE y Podemos están más alejados que nunca y no lo disimulan. El secretario general socialista evita los reproches al partido de Iglesias para atraer a sus votantes mientras el líder de Podemos no esconde su decepción con los socialistas. “Es muy doloroso ver al PSOE de la mano de Ciudadanos y del PP, muy doloroso”, ha lamentado.

En ese sentido, Sánchez e Iglesias tampoco se han puesto de acuerdo sobre la reforma de la Constitución. Mientras el PSOE confía en que todos los partidos se integren en la comisión territorial abierta para iniciar el debate, Podemos urge a un acuerdo parlamentario, en el que incluye a Ciudadanos, para reformar la ley electoral de forma que se dificulte la mayoría absoluta del PP en el Senado, necesario para iniciar el proceso constituyente al que aspira el partido de Iglesias.

A pesar de los desencuentros, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha agradecido a Iglesias su presencia en la conmemoración del aniversario de la Constitución, una asistencia que ha considerado muy relevante tras la ausencia de la cúpula de Podemos en los actos el año pasado. La presidenta también ha advertido a los informadores de su relevancia a la hora de combatir las campañas de desinformación que pretenden hacer daño a la democracia española.